Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La patronal de Uber y Cabify lleva la ordenanza de Elche ante el TSJ para frenar el tiempo de espera

El recurso de los vehículos de alquiler con conductor se ampara en un fallo dictado en Cataluña en julio y pide que se paralice la regulación ilicitana, que eleva de 15 a 60 minutos el tiempo de precontratación, lo que consideran que les impide competir con el taxi

La patronal de Uber y Cabify lleva la ordenanza de Elche ante el TSJ para frenar el tiempo de espera

La patronal de Uber y Cabify lleva la ordenanza de Elche ante el TSJ para frenar el tiempo de espera

La patronal de empresas de vehículos de alquiler con conductor Unauto, que defiende los intereses de compañías como Uber o Cabify, acaba de iniciar la batalla judicial en la Comunidad para tratar de frenar la normativa que en la autonomía pone restricciones a su actividad. Cabe recordar que, desde marzo de este año, un decreto ley de la Generalitat obliga a estos vehículos que compiten con el taxi a, entre otras cosas, esperar un lapso de 15 minutos entre la precontratación de sus servicios por vía telemática (que es la única forma en que pueden contratarse a diferencia del taxi, que se puede coger en la calle) y el inicio efectivo de la prestación del servicio. Además, en aplicación de esa norma que dota de competencias a los ayuntamientos, algunos municipios ya han comenzado a ampliar esa franja de espera desde 15 minutos a una hora. Es el caso de Elche, que acaba de aprobar una ordenanza reguladora del servicio de auto-taxi dentro de su término municipal; o València, que ha anunciado que también lo hará. En este contexto, Unauto presentó el 6 de noviembre un recurso ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJ contra la disposición adicional segunda de la normativa municipal de Elche, publicada en el BOP de Alicante el 24 de octubre.

El recurso, en concreto, pide como medidas cautelares que se suspenda la aplicación de esta ordenanza por, a su entender, vulnerar la Constitución en materia de libertad de establecimiento de las empresas; el Tratado de Funcionamiento de la UE en materia de competencia; infringir la ley de garantía de unidad de mercado; ser inconstitucional tanto el real decreto de Fomento que cede competencias a las autonomías, como el decreto ley del Consell que habilita a los ayuntamientos, y, finalmente, ser nula la disposición de la normativa de Elche al estar dentro de una ordenanza ajena a la actividad regulada.

Además, y lo más importante, el recurso de Unauto se hace eco y ampara en un auto del TSJ de Cataluña del pasado 15 de julio, que suspende cautelarmente parte del reglamento del Área Metropolitana de Barcelona que, entre otras cosas, obliga a precontratar Uber y Cabify con 60 minutos de antelación. La regulación valenciana, en realidad, está siguiendo a la catalana tanto en el ámbito autonómico como municipal.

«No tiene justificación la exigencia de precontratación del servicio durante 60 minutos, máxime si se tiene en cuenta el interés general de los usuarios que deberán esperar dicho tiempo aun estando en la puerta del vehículo por el simple hecho de favorecer a otro sector como el taxi en el único segmento en el que coinciden», sostiene el recurso.

Aunque el TSJ valenciano siguiera los criterios del catalán y anulara los 60 minutos que fija la ordenanza municipal de Elche (o de València, cuando se aprobara), la cuestión de fondo es qué ocurre con el decreto ley autonómico, el que fija un mínimo de 15 minutos y que seguiría en vigor, como ha ocurrido en Cataluña.

¿Desaparecerían todas las restricciones a la competencia del taxi? De momento, no, pero para esto Uber y Cabify también tienen un plan. De hecho, son los ayuntamientos con estas nuevas normas para ampliar la restricción los que han abierto a las VTC la posibilidad de dar la batalla legal, ya que el decreto ley autonómico no puede ser impugnado por ellos.

Es ahora, en este procedimiento contra la ordenanza municipal de Elche, cuando Unauto podrá plantear al final del proceso una cuestión de inconstitucionalidad. Será más adelante. De momento, el procedimiento está en la fase de petición de medidas cautelares, explican desde los servicios jurídicos de esta entidad. Además, Unauto aprovechará este proceso para pedir a la sala que eleve al Tribunal de Justicia de la Unión Europea una cuestión prejudicial, ya que en su opinión entran en conflicto diferentes normativas.

En su recurso, Unauto se ampara en pronunciamientos jurídicos contra la última oleada normativa en el Estado y distintas autonomías. Así, por ejemplo, cita el posicionamiento de la Comisión de Defensa de la Competencia de la Comunidad; la CNMC; el Consell de Garanties Estatutàries de Cataluña o el propio TSJ de Cataluña, que ha suspendido el reglamento del Área Metropolitana de Cataluña que, como en Elche y València, ampliaba a una hora el tiempo de espera para Uber y Cabify.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats