Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell investiga a 20 grandes fortunas por mudarse para eludir impuestos

La Agencia Tributaria Valenciana analiza los cambios de domicilio a comunidades como Madrid, La Rioja o Castilla-La Mancha para determinar si son ficticios

El Consell investiga a 20 grandes fortunas por mudarse para eludir impuestos

El Consell investiga a 20 grandes fortunas por mudarse para eludir impuestos

La Generalitat no está dispuesta a que la competencia, a su juicio desleal, que realizan algunas comunidades autónomas al rebajar impuestos como el de Patrimonio o el de Sucesiones siga mermando su recaudación, y ha decidido poner el foco en los cambios de domicilio que en los últimos años han protagonizado los contribuyentes con rentas más elevadas hacia autonomías donde disfrutan de una fiscalidad más ventajosa para sus intereses. Desde el Consell sospechan que muchos de estos traslados pueden ser ficticios, es decir, que se han producido únicamente sobre el papel, para ahorrarse el pago de estos impuestos, pero que en realidad se trata de ciudadanos que siguen viviendo en la Comunidad, por lo que, según la legislación, deberían seguir tributando en la autonomía. Y parece que sus sospechas empiezan a confirmarse.

Así, la Agencia Tributaria Valenciana ha detectado ya hasta 20 posibles casos, que tiene en diferentes fases de investigación, según los datos facilitados a este diario por la propia directora de este organismo, Sonia Díaz. Unos resultados que son el fruto del grupo de trabajo conjunto que crearon en 2018 la entidad autonómica y la Agencia Tributaria estatal para detectar este tipo de irregularidades.

Hace solo unas semanas el propio presidente de la Generalitat, Ximo Puig, anunciaba durante la sesión de control que se había firmado la primera acta de conformidad fruto de estas investigaciones, que permitió liquidar 14 millones de euros por el legado de una mujer, cuyos herederos aseguraban que residía en Madrid. Sin embargo, la administración autonómica pudo demostrar que vivía en la Comunidad, por lo que los impuestos debían pagarse en la autonomía. Además de este caso, la Agencia Tributaria Valenciana instruye ya otros nueve expedientes, ya sea por el Impuesto de Sucesiones o por el de Patrimonio, y se encuentra en la «fase de verificación de indicios» de otra decena de contribuyentes, según afirma su responsable.

Aunque inicialmente se apuntaba a Madrid como el principal destino que quienes trataban de rebajar su factura fiscal con falsos cambios de domicilio, lo cierto es que el Consell ya investiga también traslados igualmente sospechosos a La Rioja y Castilla-La Mancha, donde la tributación también es más baja. En este sentido, Díaz deja clara que la intención de la Generalitat es ampliar estas investigaciones a todas aquellas comunidades donde los impuestos son más reducidos, para evitar que los posibles defraudadores cambien de destino. Sobre todo ahora que cada vez más gobiernos autonómicos se suman a las exenciones de estos tributos, ante la presión social, que denuncia el agravio comparativo entre regiones. Un paso, el de rebajar estos impuestos, que la Generalitat no está dispuesta a dar ante el déficit de financiación que sufre por parte de la Administración central, y su acuciante necesidad de nuevos recursos.

Cruces de datos

Para detectar a los posibles evasores resultan clave las herramientas de cruce de datos de que dispone la Agencia Tributaria Estatal, que permiten conocer qué contribuyentes han cambiado su domicilio fiscal en los últimos años -en concreto se analizan los ejercicios que aún no han prescrito- y también los posibles indicios que apuntan a que el cambio es ficticio. Con los listados preliminares de analizan posteriormente otros indicadores para verificar o descartar el caso.

Por ejemplo, la administración tiene en cuenta dónde utilizaba el fallecido su tarjeta sanitaria, si se trata de la declaración de una herencia, o dónde realiza el contribuyente su gasto sanitario; o si el consumo de luz del domicilio declarado se corresponde realmente con una vivienda de uso habitual. A éstas se suman otras variables de carácter reservado, que la responsable del organismo tributario se resiste a revelar. En cualquier caso, señala que todos los datos se tratan con la correspondiente confidencialidad y que solo tiene acceso a los mismos el funcionario responsable de la instrucción del expediente.

Una vez comprobado que el cambio de domicilio no es real, la Generalitat procede a liquidar estos impuestos, con sus correspondientes sanciones. De momento, desde la administración autonómica no entran a valorar si algún caso puede constituir, además, delito fiscal ya que, según recuerdan, para ello deben concurrir determinadas circunstancias, como el dolo, o superar ciertas cantidades.

En cuanto a la importancia económica de estos tributos, basta señalar que el año pasado la Generalitat Valenciana recaudó 272 millones de euros por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, y otros 161 millones con el Impuesto de Patrimonio, según los datos facilitados por la administración.

Los ricos miran a Portugal ante el temor a un Gobierno de izquierdas

Despachos de la provincia reciben consultas sobre la posibilidad de trasladar el domicilio al país vecino

Madrid y otras autonomías con baja tributación no es el único destino donde se plantean mudarse los ricos de la provincia para rebajar su factura fiscal. Algunos empiezan a mirar también al exterior ante la posibilidad de que un futuro Gobierno de coalición entre PSOE y Podemos apruebe un aumento de los impuestos que gravan el patrimonio de los más pudientes.

Así, gestoras de fondos asentadas en Alicante aseguran que desde que se celebraron las pasadas elecciones han empezado a recibir un goteo de consultas de sus clientes sobre la posibilidad de trasladar su domicilio a Portugal, un país que ofrece a los extranjeros una fiscalidad muy ventajosa con el objetivo de atraer inversiones y talento. «De momento, sólo son consultas porque, realmente, no es tan fácil. No basta con hacer un papel o mover el dinero, hay que residir realmente allí si uno quiere beneficiarse de este régimen fiscal, y la mayoría de empresario que pregunta no está dispuesto a mover a toda la familia o marcharse solo», apunta el responsable de una conocida firma de gestión de patrimonio de la provincia.

«La gente se asusta mucho enseguida, pero luego se echan para atrás», insiste el experto. En este sentido, las fuentes consultadas señalan que ya se produjo una situación similar en los años más duros de la crisis, cuando se produjo el rescate europeo para Bankia, y muchas fortunas locales temieron por la seguridad de su dinero. Entonces, sin embargo, la mayoría lo que planteaba era llevar el dinero a destinos que consideraban más seguros como Alemania, Andorra o Suiza.

No obstante, las mismas fuentes apuntan que, en el caso de un posible traslado a Portugal, sí que hay determinados perfiles que serían más propensos a dar el paso. Sobre todo aquellos empresarios y ejecutivos que ya pasan una parte significativa del año viajando, por lo que no les resultaría tan pesado vivir unos meses en el país vecino. En cualquier caso, de igual forma que hace la Generalitat Valenciana con los traslados a otras autonomías, también la Agencia Estatal de la Administración Tributaria vigila de cerca los cambios de domicilio que se registran con destino al extranjero para comprobar si son reales, como atestiguan las investigaciones que se han dado contra artistas y deportistas famosos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats