Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Distrito Digital cumple su primer año con 63 firmas implantadas y 18 más en tramitación

La cifra de empleados superará los 750 a partir del 1 de enero y el objetivo es llegar al centenar de empresas en los próximos doce meses

Las instalaciones que ocupa la multinacional Accenture en la sede del Distrito Digital en la Estación Marítima.

Las instalaciones que ocupa la multinacional Accenture en la sede del Distrito Digital en la Estación Marítima. jose navarro

El Distrito Digital cobraba carta de naturaleza hace ahora justo un año, coincidiendo con la implantación de las primeras empresas tecnológicas, entre ellas Harmonic Inc, una compañía estadounidense que desarrolla y comercializa productos de enrutamiento, servidor y almacenamiento para empresas que producen, procesan y distribuyen contenido de vídeo para televisión e internet; o la multinacional Indra, dedicada a la consultoría. Cumplido ese primer aniversario, este «clúster» de la nueva economía, como lo definió el jefe del Consell Ximo Puig; que funciona bajo la dirección de Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana (SPTCV); y que tiene sus sedes en Ciudad de la Luz y la Estación Marítima del Puerto de Alicante, ha llegado a las 63 empresas, a las que se suman otras 18 en tramitación. De hecho, según el director general de SPTCV, Antonio Rodes, las tres primeras empresas cuyos contratos han vencido han decidido renovar. Y todo eso sin perder de vista el acuerdo que el Consell va a firmar con la Universidad de Aalto, en Finlandia, para que lleguen empresas asociadas a la Agencia Espacial Europea.

El objetivo ahora es llegar a las 100 compañías en el segundo año. No obstante, el propio Rodes admite la complejidad de la tramitación que se requiere, hasta el punto de que no solo habla de «gimnasia administrativa» o «via crucis», sino que confiesa que hay once empresas que han acabado desistiendo por el proceso que lleva aparejado establecerse en el Distrito Digital. En este sentido, el director general de Sociedad Proyectos Temáticos cree que el hecho de que se hayan acabado suprimiendo las ayudas de hasta 40.000 euros que se ofrecían no ha pesado tanto. «Hace más de seis meses que ya no se ofrece incentivo alguno y las empresas siguen viviendo, y con mayor compromiso, inversión y empleo», alega Antonio Rodes. En cualquier caso, lo cierto es que se llegaron a presupuestar 5,9 millones para esos incentivos, aunque solo se han acabado devengando 1,6 millones, de los que ya se han pagado algo más de 500.000 euros.

Por el momento, el grueso de las firmas asentadas, 57 en concreto, son startups con menos de diez trabajadores, a las que se suman cuatro que tienen entre 11 y 100 profesionales, y dos, Accenture e Indra, que superan el centenar de empleados. Por procedencia, las nacionales se imponen de forma clara, con 45, mientras que las europeas ya son 12 y las del resto del mundo, cinco. Ahora bien, reseñable es que las 18 que se están tramitando en estos momentos proceden de Europa. En cuanto a los sectores, son de lo más variado, y van desde la consultoría digital al fintech, pasando por gaming y eSports, salud, Inteligencia Artificial, smart cities o social media.

Aunque la idea era llegar a 500 profesionales en dos años, ya hay 550, que pasarán a 755, fundamentalmente por la multinacional Accenture, el 1 de enero. En este caso, se aspira a que en cinco años se llegue a 3.000 trabajadores.

Empresas y profesionales al margen, desde Sociedad Proyectos Temáticos también inciden en la cantidad de actos que se han celebrado a lo largo de este año que está acabando en las instalaciones de este clúster, lo que, en palabras de Rodes, es un elemento más que ratifica que «el Distrito Digital se ha convertido en el gran foro de la economía digital en el sur de la Comunidad Valenciana». A modo de ejemplo, señala que desde septiembre se han promovido 24 eventos, ya hayan sido organizados por la Administración, por asociaciones o por empresas, a los que han asistido casi 4.000 personas. A ello hay que añadir los ocho cursos de formación de media o larga duración en el tiempo, que han sobrepasado el centenar de personas.

La intención de Proyectos Temáticos es continuar en esa senda, pero, al mismo tiempo, desarrollar un programa de partners partnerspara llegar a todas las empresas digitales de la Comunidad. «Se trata de trascender la barrera del espacio», puntualiza Antonio Rodes. A día de hoy, ya hay una treintena de empresas adheridas y lo que se pretende es llegar a las 300 de aquí al mes de marzo. Para ello, en esta segunda fase, se está conformando un paquete de servicios para ofrecer desde el Distrito Digital a todas las empresas, ya estén implantadas, ya estén adheridas. Una oferta centrada, sin ir más lejos, en cuestiones de acceso al mercado, de financiación con el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), de compra pública de innovación con la AVI o de gestión de rondas de financiación con fondos e inversores.

Por lo que respecta a las cuentas, el presupuesto de gasto que se contemplaba para los dos primeros años era de 9 millones, y en el primer ejercicio se han ido 2,3 millones, mientras que en ingresos se apuntaba a 0,8 millones, y en 2019 se ha llegado a 0,44 millones. Otra cosa es lo que ocurre con la inversión en edificios. Estaban previstos 0,5 millones para las dos primeras anualidades y solo en la primera se han ido 1,86 millones, principalmente por el reacondicionamiento de Ciudad de la Luz y las obras que se hicieron en la Estación Marítima.

Cuestión aparte son las partidas de ingresos, que se nutren de la prestación de servicios de coworking a las empresas, y en los que se cobra por persona alojada, un coste que va de los 95 a los 170 euros por profesional y mes, en función de los servicios y la ubicación. Eso ha supuesto que este año que acaba se hayan recaudado 451.163 euros, frente a los 1,5 millones estimados para 2020 y los 2,1 millones para 2021. Por otra parte, la partida de gastos que asume Sociedad Proyectos Temáticos por la gestión del Distrito Digital, con lo que eso supone de mantenimiento, limpieza, redes, asistencia general, eventos o equipos de gestión, se sitúa en 2019 en 2 millones, frente a los 1,8 de 2020 y los 1,9 millones de 2021, año en el que se confía en alcanzar el equilibrio presupuestario, al poder financiar el gasto de las operaciones con los propios ingresos procedentes de las empresas implantadas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats