Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El perfil

Daniel Havillio: El viaje del Derecho a la tecnología del nuevo jefe de Energy Sistem

El nuevo director general de Energy Sistem, Daniel Havillio.

El nuevo director general de Energy Sistem, Daniel Havillio.

De Sao Paulo a Finestrat, pasando por Londres. Ese es, a grandes trazos, el llamativo recorrido vital del hombre que desde el pasado verano dirige Energy Sistem, una de las pocas compañías de electrónica de consumo que resiste en España -y con buena salud- gracias a la capacidad de adaptación que han demostrado sus responsables frente a los vaivenes de las modas y del mercado. Una capacidad en la que Daniel Havillio (1978) ha tenido mucho que ver, primero como «product manager» -una tarea en la que participó, por ejemplo, en el lanzamiento del primer libro electrónico del mercado español-, y más tarde como director del departamento de Innovación y Desarrollo Tecnológico de la firma. Una posición desde la que ha acabado ascendiendo a lo más alto de la compañía, cuando los cuatro hermanos fundadores de la misma decidieron centrar sus responsabilidades en el consejo de administración y ceder el día a día del negocio a un ejecutivo profesional.

Como él mismo explica, tras graduarse en Derecho en la Universidad Mackenzie en su Sao Paulo natal, decidió que, antes de meterse «toda la vida» a trabajar en un despacho, quería vivir la experiencia de estudiar fuera y mejorar su inglés. Fue así como acabó en la capital británica, donde se especializó en administración de empresas y donde conoció a la persona que le hizo trasladarse a Alicante. «Pensaba que sería para una temporada pero ya llevo aquí 17 años», bromea, al relatar su periplo hasta la Costa Blanca.

Su primer empleo en la provincia fue en tareas administrativas en una empresa de importación de muebles y decoración. Hasta que decidió presentarse a una oferta de Energy Sistem, donde pensó que podría aunar su trabajo con su pasión por la tecnología. Y es que, aunque su formación parezca alejada del negocio de ahora dirige, Havillio recuerda que siempre sintió atracción por este mundo y desde joven ya trataba de saciar su curiosidad desmontando ordenadores antiguos y cualquier aparato que cayera en sus manos.

En cualquier caso, también deja claro que su tarea no es saberlo todo de microprocesadores o de software, para eso están los técnicos. Y es que, si algo tiene claro, es que su función no es controlarlo todo, sino liderar al equipo. «Ya no se llevan esos jefes que lo saben todo y que lo deciden todo. Tiene que haber una total confianza en el equipo y lo que me gusta es rodearme de personas que sepan mucho más que yo y darles las herramientas para que puedan desarrollarse», señala a modo de declaración de principios sobre su manera de dirigir la compañía.

La tarea que tiene por delante no es fácil. Llega en un momento en que los responsables de Energy Sistem han decidido dar un giro, abandonar determinados segmentos de actividad que consideran menos rentables, como la fabricación de smartphones y tablets, y centrarse en el audio personal. Es decir, en el negocio de los auriculares, altavoces y torres de sonido, donde quieren convertirse en un referente a nivel mundial. «Se trata de especializarnos en lo que mejor sabemos hacer y, al mismo tiempo, de internacionalizarnos y alcanzar la relevancia que ya tenemos en España en otros países», explica el ejecutivo.

Sin duda, es un objetivo más que ambicioso pero, como recuerda el General Manager, la ambición también es un rasgo distintivo de la firma con sede en Finestrat, que fue la primera en lanzar al mercado nacional un dispositivo MP3, cuando Apple aún no había logrado el éxito en que posteriormente cosechó con sus iPod. Ahora la compañía también planta cara al gigante norteamericano con sus auriculares inalámbricos, que ha colocado en las primeras posiciones del ránking de ventas.

Asegura que hay que quitarse los «complejos» y que desde Alicante se puede triunfar en todo el mundo. Incluso en un campo tan competitivo como el de la electrónica, donde, recuerda, muchas empresas que en su día parecía que iban a ser las dueñas de todo han acabado desapareciendo. De momento, Energy Sistem ya suma 25 años de vida y Havillio está convencido de que seguirá muchos más si mantiene su capacidad de adaptarse a los nuevos tiempos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats