Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pensiones en Alicante: 862 euros al mes de media y solo 8 euros más de subida

El Gobierno congeló la revalorización del 0,25% prevista para 2020 y prometió actualizarlas al 0,9% con la previsión del IPC

Un hombre mayor, sentado en un banco y con un andador al lado.

Un hombre mayor, sentado en un banco y con un andador al lado. Áxel álvarez

La actualización de las pensiones prometida por el Gobierno cuando estaba en funciones suponía una subida del 0,9% para este año, en línea con la previsión del IPC y con el plan presupuestario que había enviado a la Comisión Europea. Además, en diciembre se comprometió a que esta sería una de las medidas que se tomarían en el primer Consejo de Ministros del nuevo Ejecutivo y que tendría carácter retroactivo desde el 1 de enero de 2020.

De cumplirse esta promesa del equipo de Sánchez, el aumento del 0,9% representaría una subida media de 7,75 euros para los pensionistas alicantinos, ya que el promedio de la prestación es de 862,07 euros al mes. «Pero hay personas que están cobrando menos. Algunas, 400 euros, aunque no sean pensiones contributivas, y otras que, aunque lo sean, tampoco llegan a esa media», advertía María José Henarejos, presidenta de la Plataforma de Pensionistas en l'Alacantí.

La más baja de la Comunidad

Incluso la cuantía que se percibe en la provincia no solo es la más baja de la Comunidad, ya que los pensionistas castellonenses ingresan de media 885,15 euros al mes y los de Valencia, 885,15; sino que, además, es 133 euros inferior al promedio en España, que se sitúa en los 995,76 euros mensuales. Y, en Alicante, el grupo de los jubilados (204.932), que es el que suele tener la prestación más alta, tampoco llega a ser ni mileurista. Percibe de media 974,32 euros mensuales, es decir, 169,23 euros menos que el promedio en España

Si hay un colectivo que está esperando la conformación del nuevo Gobierno es el de los pensionistas (321.513 en la provincia), porque transcurridos ocho días del nuevo año aún no se han actualizado sus prestaciones. El Ejecutivo en funciones decidió congelar el pasado mes la subida prevista para 2020 (0,25%), de acuerdo con el índice de revalorización fijo, desligado a la evolución del IPC, que introdujo la reforma de las pensiones de Mariano Rajoy en 2013. Los pensionistas admiten que no van a recuperar todo el poder adquisitivo que han perdido desde que el PP aprobó esta normativa, «aunque el 0,9% es mejor que el 0,25%», aseguraba María José Henarejos.

Piden un mínimo de 1.080 euros

En los dos últimos años las pensiones de los jubilados españoles se han revalorizado un 1,6%, tras el acuerdo en 2018 del PNV con el PP para sacar adelante los Presupuestos. Una medida que, finalmente, aplicó el Gobierno socialista, tras la moción de censura a Rajoy en junio de hace dos años. Ahora bien, las plataformas de pensionistas, que siguen concentrándose periódicamente, no se conforman con esta medida. Ellos piden que la pensión mínima se eleve a los 1.080 euros, «que se equipare con el salario mínimo. Además, queremos que las prestaciones públicas se blinden en el Constitución y que se revaloricen con el IPC real», explicaba María José Henarejos.

De igual forma, UGT y CC OO exigían ayer la derogación de la reforma de 2013 «que también introdujo el factor de sostenibilidad a partir de 2023 y que nos sentemos a negociar la estabilidad que queremos dar a la Seguridad Social para garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones», según Yaissel Sánchez, secretaria territorial de UGT en l'Alacantí-La Marina.

El responsable de Empleo en el sindicato CC OO en la misma comarca, José María Ruiz Olmos, también añadía que una de sus propuestas es que el Estado asuma los gastos de administración de la Seguridad Social y las políticas de empleo. Ruiz Olmos, además, lamentaba que la provincia cada año se sitúe en la parte inferior de la tabla de las pensiones, una posición que atribuye, entre otros factores, «a los bajos salarios, a la temporalidad laboral y a la economía sumergida que sufre Alicante».

«Los pensionistas hicimos mucho en la crisis. Nos merecemos cuantías dignas»

Isabel, de 62 años, está enferma, cobra 390 euros, más un complemento de 150, y a veces ayuda a su hijo que está en paro

La historia de Isabel, de 62 años, podría ser la de muchos hombres y mujeres que durante su primera juventud y edad adulta iban de trabajo en trabajo, pero sin contrato; y al final de su vida laboral se encontraron con que no tenían suficiente cotización para acceder a una pensión contributiva. La suya es no contributiva, por invalidez y jubilación, que le supone 390 euros al mes, a los que desde hace dos meses se han sumado 150 de complemento de renta básica aprobado por la Generalitat.

«Al final, son 540 euros con los que tienes que pagar la comida, la luz, aunque tengo un bono social que rebaja la cuantía, además de otros gastos como los medicamentos que no entran en la Seguridad Social, ya sean los apósitos que necesito o las gafas y lágrimas artificiales para los ojos», se lamenta.

Isabel, de pequeña, fue poco al colegio, después se sacó el graduado escolar por libre y ahora está estudiando para terminar la ESO en una escuela de adultos. «Siempre se puede aprender», sentencia una mujer con las ideas muy claras. Tanto como para recordar que «muchos abuelos siguen ayudando a sus hijos y nietos en época de recuperación económica. Y los gobiernos han castigado a los pensionistas, que hicimos mucho durante la crisis. Por eso, nos merecemos unas pensiones dignas», exige.

Ella es consciente de que, aunque haya «trabajado toda su vida», como dice, «tengo muy poco cotizado. Pero, aunque sea así, hemos contribuido a la economía del país porque consumíamos aquí», subraya. Su caso, además, es especial, ya que se tuvo que jubilar antes porque tiene una discapacidad reconocida del 68% por problemas óseos y una enfermedad crónica.

Además de intentar llegar a fin de mes «en una casa llena de humedades», a veces ayuda a su hijo que está en paro y paga un alquiler social con derecho a compra, «del que ya me queda poco por pagar».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats