Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El comparador alicantino de alquileres de coches MyTripCar entra en concurso

La startup no logra alcanzar la cifra de negocio necesaria para ser rentable y devolver los préstamos públicos recibidos

Las oficinas de MyTripCar en Alicante, en una imagen de archivo.

Las oficinas de MyTripCar en Alicante, en una imagen de archivo. roberto ruiz de zafra

Otra firma alicantina relacionada con las nuevas tecnologías con problemas económicos. Si hace unas semanas se conocía que el desarrollador de videojuegos eldense Fromthebench o la consultora informática Sistel se veían obligadas a acogerse a la antigua suspensión de pagos, el Boletín Oficial del Estado publicaba ayer la declaración de concurso de acreedores del comparador de alquiler de vehículos MyTripCar, que en 2018 llegó a recibir el reconocimiento a la mejor startup de consumo en los premios que organiza la revista británica especializada Tech World.

Fundada por los socios Fernando Almenara, Julia Martínez y Alberto Verdoy, la compañía quiso hacerse un hueco como un comparador de precios especializado en el sector del rent-a-car y su principal reclamo era que el software que desarrollaron permitía conocer los costes ocultos que muchas de las compañías del sector incluyen en sus contratos, como los cargos por repostaje o los bloqueos de dinero en las tarjetas de crédito que, en ocasiones, pueden superar los 1.000 euros.

La iniciativa llamó la atención de la aceleradora de Telefónica Open Future y también recibió el apoyo de algunos inversores locales. Tras varios años de desarrollo, se lanzó comercialmente al mercado a finales de 2015 y llegó a tener presencia en Reino Unido, Alemania, Francia y hasta Estados Unidos, además de España.

Sin embargo, lo cierto es que la firma nunca logró las cifras de negocio que se esperaban. Así, en su mejor año, en 2017, los ingresos de la compañía apenas sumaron 103.734 euros, con una plantilla de una docena de trabajadores, lo que supuso que cerrara con unas pérdidas de algo más de 272.000 euros. Lejos de mejorar, la situación empeoró en 2018 -el último ejercicio del que la empresa ha depositado cuentas en el Registro Mercantil-, cuando la facturación bajó a 74.093 euros y los números rojos fueron de 275.357 euros.

Al respecto, el hasta ahora presidente de la compañía, Fernando Almenara, reconocía ayer que el problema es que la empresa no ha conseguido captar la financiación ni el capital necesario para afrontar las importantes inversiones que requieren este tipo de negocios para alcanzar el volumen de tráfico y de clientes que las haría rentables. «El crecimiento orgánico es muy lento y cuando te pasas al tráfico pagado, los costes son muy elevados», señaló el emprendedor que recordó, además, que en internet el sector turístico está copado por grandes operadores que canalizan la mayoría de la actividad.

Ante esta situación, los fundadores de MyTripCar estuvieron en conversaciones para vender la compañía a grupos inversores y otras firmas del sector en varias ocasiones, pero las cifras no llegaron a convencer a ninguno de ellos y nunca se llegó a cerrar ningún acuerdo, según Almenara.

A esta falta de ingresos y de nuevo capital se suma la deuda que la startup arrastra debido a varios créditos públicos que solicitó en 2016 y 2017, para financiar lo que consideraban que iba a ser su despegue. Así, al cierre de 2018 la firma debía casi 425.000 euros del programa Emprendetur I+D+i destinado a fomentar la investigación y el desarrollo dentro del sector turístico, una ayudas que se articulan en forma de préstamo. Igualmente, en la misma fecha la mercantil debía otros 125.000 euros por otro crédito del Enisa, también dependiente del Ministerio de Industria, además de varias líneas de financiación contratadas con los bancos.

Tras la declaración de concurso, el juzgado de lo Mercantil número 2 de Alicante ha suspendido las facultades de sus responsables y ha designado al despacho Al & Gavia Auval Auditores como administrador concursal.

La firma ya ha prescindido de toda la plantilla

A pesar de que la publicación del concurso en el BOE se produjo ayer, MyTripCar ya lleva varios meses sin actividad, según explicó ayer su hasta ahora presidente, Fernando Almenara. De esta forma, la startup ya ha prescindido de toda su plantilla, según el emprendedor. Llegó a estar compuesta por una docena de trabajadores. Los propios fundadores ya se encuentran trabajando en otros proyectos profesionales tras dar por cerrada su etapa al frente del comparador.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats