Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS

El cobro de las pensiones genera colas puntuales en las sucursales bancarias

Las entidades habían avisado a los usuarios y adelantado el abono para que no acudieran a las oficinas

El cobro de las pensiones genera colas puntuales en las sucursales bancarias

El cobro de las pensiones genera colas puntuales en las sucursales bancarias

Las medidas adoptadas por las entidades financieras evitaron que ayer se produjera en sus oficinas la avalancha de usuarios que suelen recibir el día de cobro de las pensiones, pero no impidieron que, aún así, se formaran algunas colas, sobre todo, en las sucursales de barrios populares y con gran población de gente mayor. Una situación a la que contribuyó el hecho de que una gran parte de la red permanezca cerrada por el estado de alarma, y que se haya limitado el aforo de estos locales, de forma que solo puedan entrar dos o tres clientes al mismo tiempo.

Desde las entidades se había adelantado el abono de las pensiones y se había movilizado al personal para que informara a los clientes de que ya se había realizado el ingreso y que no era necesario que fueran a comprobarlo. También se les instó a que enviaran a un familiar a retirar el dinero de un cajero y, en última instancia, se les aconsejaba pedir cita previa antes de acudir a la oficina. La mayoría siguió las recomendaciones pero otros muchos no lo hicieron.

«Ya sé que está ingresada pero yo necesito sacar el dinero para pagar la compra», se quejaba una de las usuarias que esperaba a media mañana en la sucursal del Sabadell de la Plaza de América de Alicante. La entidad reconoció colas puntuales en algunas oficinas de la capital y Orihuela. Otros, como José López, aseguraban haber enviado a un familiar, que no había conseguido que le facilitaran el dinero. «Ha venido mi hija con una autorización que le he hecho pero no se la han aceptado», se lamentaba el jubilado. En el interior, los trabajadores recordaban que la entidad había hecho todo lo posible para evitar que los pensionistas se tuvieran que acercar «pero siempre hay personas mayores que no se aclaran con el cajero y no tienen tarjeta».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats