Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS

El sector turístico y el comercio rebasan la barrera de los 100.000 despidos temporales por el coronavirus

Los cierres por la pandemia elevan a 21.817 la cifra de negocios que se han acogido a suspensiones provisionales de empleo en los servicios

El sector turístico y el comercio rebasan la barrera de los 100.000 despidos temporales por el coronavirus

El sector turístico y el comercio rebasan la barrera de los 100.000 despidos temporales por el coronavirus

Las solicitudes de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) parece que no han encontrado aún su punto final. Aunque se ha ralentizando el ritmo de la presentación de procedimientos en la provincia, los balances diarios que ofrece la Conselleria de Economía Sostenible, dirigida por Rafa Climent, todavía reflejan un goteo diario de nuevos expedientes y trabajadores afectados. En el conjunto de los mismos, destaca la actividad de los servicios, que acapara el 86% (21.817) del total de las 25.316 peticiones de regulaciones temporales de empleo registradas hasta ahora en Alicante y que afectan a 126.415 trabajadores. Estos últimos datos de ERTE, además, empujaron a los servicios, donde se engloban la mayoría de negocios turísticos y el comercio, a rebasar la barrera psicológica de los 100.000 despidos temporales, al alcanzar los 100.400, que representan el 79,4% del total de trabajadores afectados. Unas importantes cifras de empleados y de empresas alicantinas que evidencian cómo este sector se está viendo seriamente afectado por el impacto del Covid-19.

Bares, cafeterías, restaurantes, hoteles o tiendas fueron los primeros que tuvieron que echar la persiana al inicio de la crisis por el cierre forzoso que impuso la aprobación del decreto de alarma a mitad de marzo. Algunos de estos negocios están pudiendo abrir, aunque con limitaciones, en la Fase 0 de la desescalada. Pero ya han advertido los representantes sectoriales de que los efectos económicos serán cuantiosos por el largo periodo de inactividad. Y, sobre todo, los negocios turísticos ya han perdido la campaña de Semana Santa y el puente del Primero de Mayo. De hecho, la mayoría de estas actividades se han ido acogiendo a la fórmula del ERTE por fuerza mayor que arbitró el Gobierno en el decreto del estado de alarma para evitar, así, una avalancha de despidos. Y la demostración de que el aumento de la presentación de ERTE no cesa es el resultado de la comparativa de los datos de la última jornada con la anterior, que arroja un balance de 114 nuevos expedientes respecto al día anterior y 638 despidos temporales más en la provincia.

Industria y construcción

Aunque el sector servicios lidere el ránking de ERTE presentados, el resto de actividades también están registrando continuos aumentos, pero a mayor distancia. De la industria, 1.952 empresas alicantinas han recurrido a la regulación temporal de empleo que afecta ya a 20.108 trabajadores. La construcción ocupa la tercera posición, con 1.413 ERTE y 5.959 despidos temporales, mientras que la agricultura registra solo 134 procedimientos para 563 empleados, según los mismos datos facilitados por la Conselleria de Economía Sostenible.

Las grandes cifras que arrojan los ERTE no se computan en los datos mensuales del desempleo, que publica cada mes el Ministerio de Trabajo, dado que los empleados sólo tienen suspendido temporalmente el empleo y siguen cotizando.

Los datos del paro y los ERTE

Sin embargo, si se añadieran estos datos a los que el pasado martes se conocieron sobre la evolución del paro, el resultado alcanzaría números muy abultados, sobre todo, si se tiene en cuenta que este último balance del desempleo marcó cifras de récord. La provincia suma ya 180.122 personas sin trabajo, de las que 15.282 lo perdieron en abril, en plena virulencia de la pandemia. Un aumento histórico, porque supera a los más de 14.000 nuevos parados de marzo y al que hasta el momento era el mayor incremento de la serie histórica, al menos desde 1993, que se registró en enero de 2009, cuando en Alicante se destruyeron más de 10.000 empleos, según los datos facilitados por UGT.

Por otra parte, en el ámbito de la Comunidad Valenciana, el total de ERTE se eleva ya a 64.063 que afectan a 395.883 trabajadores. Según la Conselleria de Economía, de los expedientes solicitados ya se han resuelto el 85%.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats