Pese a la situación actual, debida a la pandemia ocasionada por el Covid-19, el sector inmobiliario sigue activo, así lo expresan desde Fastighetsbyrån, la agencia inmobiliaria sueca que cuenta con varias sedes en la provincia de Alicante.

El pasar más tiempo en casa puede que a muchas personas les haya hecho plantearse que les gustaría vivir en un mejor hogar, por ello, los suecos siguen interesados en comprar una vivienda en España. «El sector inmobiliario sigue muy activo y necesitamos nuevos inmuebles en la Costa Blanca», destaca Martin Posch, COO, responsable de los mercados en España y Portugal.

Equipo de la oficina de Fastighetsbyrån de Santa Pola. Antonio Amorós

El Covid-19 ha cambiado nuestras vidas y ha afectado a todos los sectores de una manera u otra, pero desde Fastighetsbyrån ya estaban preparados y contaban con las herramientas digitales necesarias, por tanto, les ha sido más fácil adaptarse a la nueva normalidad. El pasado año esta agencia ya trabajaba mediante visitas virtuales, ahora realizan videollamadas, los agentes inmobiliarios se desplazan a las viviendas para mostrar todos los detalles del inmueble. Y además, están desarrollando una nueva herramienta para mejorar la experiencia de los clientes.

Martin Posch, Responsable Fastighetsbyrån Mercados España y Portugal. Tony Sevilla

«Trabajar bien es en estos momentos más importante que nunca», Martin Posch, responsable Fastighetsbyrån mercados España y Portugal

«Las videollamadas han sido un éxito ya que hemos podido dar a nuestros clientes una experiencia tan buena que compran las viviendas a distancia, el otro día vendí una casa de 279.000 euros en Gran Alacant por videollamada. Al mismo tiempo, los suecos tienen una gran confianza en nosotros, ya que somos la mayor agencia inmobiliaria en Escandinavia, lo que significa que nuestros clientes ya sienten una gran sensación de seguridad en su compra. Tenemos una gran demanda en este momento del mercado escandinavo y necesitamos muchas casas nuevas y atractivas para vender la próxima temporada alta», subraya, Carolina Astroem, agente inmobiliario en la oficina de Fastighetsbyrån en Santa Pola.

Oficina de Fastighetsbyrån en Santa Pola. Antonio Amorós

La manera de trabajar de esta inmobiliaria, y su trayectoria, transmite seguridad, transparencia y confianza, además de que hacen más sencillo el proceso de compra-venta a distancia.

¿Cuál es el proceso de compra-venta a distancia?

«Nos sorprende la velocidad con la que los clientes han evolucionado digitalmente y se han adaptado al nuevo proceso de comprar una vivienda», sostiene Christina Norwood, agente inmobiliario en la oficina de Torrevieja.

Christina Norwood, agente inmobiliario en oficina Torrevieja.

Christina Norwood, agente inmobiliario en oficina Torrevieja. Tony Sevilla

«Hemos visto un cambio brutal en el mercado y en cómo se comporta el cliente comprador», Christina Norwood, agente inmobiliario en oficina de Torrevieja.

1. Elija su casa: Desde Fastighetsbyrån comienzan por revisar las necesidades y los deseos del comprador. Valoran varias viviendas a través de vistas 360 ya preparadas. A continuación, seleccionan conjuntamente la que desean visitar.

2. Decidir el día y la hora: Para la visita virtual se debe concretar el día y la hora con los agentes, lo más común es realizarla a través de una videollamada.

3. Visita digital: Los agentes inmobiliarios acuden a la vivienda para que los clientes puedan hacerse una idea de la atmósfera y los detalles. Estos son completamente transparentes y describen todo lo que ven. Antes de concertar la visita se comprueba cualquier permiso de construcción y otra documentación legal importante.

Carolina Astroem, agente inmobiliario en oficina Santa Pola. Antonio Amorós

«Tenemos una gran demanda del mercado escandinavo y necesitamos casas nuevas para vender», Carolina Astroem, agente inmobiliario en oficina Santa Pola.

4. Negociar: Si el comprador está contento con lo que ha visto, es hora de hacer una oferta.

5. Contrato de compra-venta: Cuando las partes están de acuerdo se firma el contrato y se paga, una transferencia es lo más cómodo. El contrato se envía por email y se firma digitalmente.

6. En la notaria: Se recomienda un poder notarial para llevar a cabo un negocio seguro y rápido. Con un poder notarial, pueden ayudar al cliente con gran parte de los aspectos prácticos.

Los agentes inmobiliarios acuden a la vivienda para que los clientes puedan hacerse una idea de la atmósfera y los detalles. Tony Sevilla

7. ¡Comienza a disfrutar del nuevo hogar!: Si el comprador ha otorgado los poderes notariales a Fastighetsbyrån este no necesita estar en España en la fecha de entrega. La agencia inmobiliaria, antes y después del notario, visitan la vivienda, hacen fotografías e informan de que todo esté como lo pactado previamente. Cuando los compradores viajan a España y obtienen las llaves, visitan la casa y ya pueden empezar a disfrutar de su nuevo hogar.

Ventajas de las visitas virtuales

Las visitas virtuales ofrecen distintas ventajas, tanto desde una perspectiva medioambiental como aspectos positivos para el consumidor, ya que puede comprar y visitar una vivienda desde cualquier ubicación. Y para aquellos que todavía quieren ver la casa de manera presencial, Fastighetsbyrån ofrece la posibilidad de concertar una visita siguiendo todos los protocolos de seguridad sanitaria.

Más información:

Fastighetsbyrån es parte del Grupo Swedbank y tiene unos 1.500 empleados distribuidos en 250 oficinas en Suecia. Además, cuenta con, aproximadamente, 160 empleados en 25 ubicaciones de España y Portugal, y el año pasado vendió casas en España por valor de 205 millones de euros.