La contratación para la campaña de Navidad, que empezó a primeros de noviembre para preparar el Black Friday y terminará tras las rebajas de enero, romperá la tendencia de crecimiento de los últimos siete años con una caída de hasta el 70% en la oferta temporal de ocupación en la provincia de Alicante en sectores que tradicionalmente son nicho de empleo como la hostelería y el comercio. Por contra, la demanda de trabajadores se dispara hasta un 100% en las empresas de logística y distribución, a causa de los cambios en los hábitos de compra y el auge del negocio online que no cesa desde el estado de alarma por el covid.

Aún sin conocer las nuevas limitaciones para Navidad que anticipó el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ante el impacto negativo que podrían tener en los números, las estimaciones de contratación apuntan a una caída de entre un 15% y un 20% con respecto a 2019. Eso sí, la sacudida del consumo a final de año provocará un incremento en la ocupación temporal de hasta un 25% en comparación con los primeros meses de la pandemia.

En la provincia se harán 30.000 contratos en la campaña de Navidad y 100.000 en toda la Comunidad Valenciana, según las estimaciones que maneja la empresa de recursos humanos Addeco. «Hemos tenido años de hacer dos millones de contratos para la campaña en todo el país, una barbaridad. En esta ocasión, habrá incrementos en la contratación, pero no en el volumen a que estábamos acostumbrados. El sector hostelero, que necesita mucha mano de obra directa en esta época del año por las cenas familiares, de amigos, de empresa y demás celebraciones, sufrirá en cambio una caída de entre el 50% y el 70%, que afectará especialmente a la provincia de Alicante, por la situación en que se encuentran el turismo y la hostelería», explica el director de Addeco en la Comunidad, Víctor Tatay. En el comercio el descenso en la contratación será más contenido, de hasta el 50%. Sin embargo, hay otros sectores «desatadísimos», como la logística y la distribución. «Van a tener un crecimiento fortísimo gracias a la compra online: compras hoy y mañana tienes el paquete en la puerta. Estos sectores van a seguir dinamizando la contratación y la logística se lleva la palma». Las empresas de reparto está reforzando sus plantillas un 30% para atender la demanda. Tatay, que representa a una de las principales empresas de contratación directa, confía en que la campaña de Navidad tire del empleo y vuelva a ejercer su papel de puente hacia el mercado laboral. «En uno de cada tres casos, el trabajador se quedaba en las empresas al término de la campaña navideña. Es un matiz a recuperar para que la gente joven vuelva a entrar en contacto con el mercado laboral», dijo. Otra empresa de recursos humanos, Randstad, estima también que el empleo repuntará en Alicante para Navidad, pero no en la proporción de otros años, debido a la pandemia. La previsión es que este año se creen cerca de 10.000 puestos de trabajo para los sectores que dinamizan su actividad en estas fechas, un 36,7% menos.

A los sindicatos les preocupa la merma de contratos en el comercio físico por el aumento del negocio online que en un principio se asoció al estado de alarma pero que se mantiene al alza durante todo el año. «La tendencia del comercio online ya se notó la pasada campaña. Se va a resentir sobre todo el comercio tradicional, porque el de gran formato tiene más pulmón económico, y va a traer una disminución de las posibles contrataciones, que empezaban a finales de octubre hasta después de las rebajas de enero. Aunque sea muy estacional, es empleo que se intenta generar», señala Yaissel Sánchez, secretaria de UGT en l’Alacantí y Les Marines, quien también pone el acento en el perjuicio que supondrá para el empleo navideño en la hostelería las limitaciones de los grupos a un máximo de seis personas por el covid, que hacen imposible cenas de amigos y de empresas multitudinarias.

Por contra, destaca el repunte de la oferta laboral en logística derivada del e-commerce: «Ya vimos que en la pandemia creció a pasos agigantados. Ojalá sea dando de alta a los trabajadores en la Seguridad Social y con todos los derechos laborales», comenta. A Consuelo Navarro, secretaria de CC OO en l’Alacantí-Les Marines, le preocupa que el pequeño y mediano comercio se vea privado de la pequeña reactivación del consumo que se espera, y que el repunte de negocio repercuta sobre todo en los centros comerciales y las compras online.

MENOS EMPLEO EN OCIO Y MÁS EN LA INDUSTRIA ALIMENTARIA


Otro de los sectores mermados este año en Navidad en su capacidad de creación de empleo es el ocio. Las normas anticovid que prohiben reuniones de más de seis personas repercutirán en las contrataciones en cines, teatros y demás espectáculos, lo mismo que en los parques de atracciones y el resto de oferta para las vacaciones escolares. Por contra, sube la demanda de trabajadores en la industria alimentaria también en Navidad. Esto ya ocurrió durante el estado de alarma, cuando los supermercados se reforzaron para evitar colas.