En septiembre de 2015, 193 países se comprometieron con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas y su cumplimiento para el año 2030. Unos objetivos que persiguen la igualdad entre las personas, proteger el planeta y asegurar la prosperidad, y que solo se pueden conseguir con alianzas sólidas y cooperación: fuerzas que ahora son más necesarias que nunca debido a la crisis sanitaria del covid-19.

El paso de la pandemia por prácticamente todos los países pronostica una recesión de la economía mundial sin precedentes en los últimos años, y si hay algo claro es que ninguna nación puede superar esta crisis por sí sola.

Cientos de países no poseen los recursos y el espacio fiscal suficientes para financiar una respuesta al covid-19 ni unas medidas de recuperación adecuadas. Es por ello que la cooperación de las distintas administraciones públicas nacionales e internacionales y la financiación externa, proveniente de los Fondos Europeos, son y serán cruciales.

Alianza para lograr los objetivos

«Revitalizar la alianza mundial para el desarrollo sostenible» es el último de los compromisos (número 17) de los Objetivos de Desarrollo Sostenible suscritos por las Naciones Unidas, y el punto central del desayuno-debate organizado por INFORMACIÓN e Hidraqua el pasado jueves, 14 de enero.

Un encuentro que abordó la reconstrucción económica, la protección del medio ambiente, la planificación de los Fondos Europeos y los proyectos sostenibles presentado por Toni Cabot, director del Club INFORMACIÓN —desde los platós de Información TV— y con la participación, de manera virtual, de un panel de lujo formado por Fátima Báñez, exministra de Empleo y presidenta de la Fundación CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales); Carlos Mazón, presidente de la Diputación de Alicante; Amparo Navarro, que estrena su cargo como nueva rectora de la Universidad de Alicante; Francisco Bartual, director general de Hidraqua; Rubén Alfaro, presidente de la FVMP (Federación Valenciana de Municipios y Provincias) y alcalde de Elda; y Paula Tuzón, secretaria autonómica de Transición Ecológica.

Mitigar los efectos de la crisis del covid a través de las alianzas

Los participantes comenzaron sus ponencias con una opinión común: ya no podemos considerar esta pandemia únicamente como un problema de salud pública, la crisis del covid-19 está causando serios estragos en la economía y el equilibrio social.

Fátima Báñez señalaba que desde las instituciones están centrando todos sus esfuerzos en «mantener empleos y salvar empresas en un momento dificilísimo». Con el objetivo de preservar la vida y el empleo de las personas, la Fundación CEOE puso en marcha un gran proyecto desde el inicio de la pandemia: el «Plan Sumamos. Salud + Economía». Una iniciativa donde las empresas españolas se han lanzado para apoyar a las administraciones públicas y a las Comunidades Autónomas en la contención del covid-19 a través del cuidado de las personas más vulnerables, de forma directa o indirecta.

Como señalaba Fátima Báñez, «Este plan se ha canalizado por dos vías: primero, en la atención más básica a través de alimentos, productos de higiene, mascarillas... Pero también combatiendo la brecha digital, proporcionando ordenadores y tabletas en hogares donde se necesitaban para la teleeducación de los hijos o la formación de personas desempleadas». Además, el proyecto también ha promovido los test masivos en empresas y centros de trabajo, así como campañas de concienciación.

Desde la Universidad de Alicante, un colectivo formado por más de 30.000 personas, Amparo Navarro comentaba que están «especialmente preocupados por que esta situación no desemboque en una crisis educativa, tanto por la situación de vulnerabilidad económica de las familias, como por la futura empleabilidad de los estudiantes». La rectora de la UA afirmaba que han hecho «grandes esfuerzos por mantener la docencia y reforzar las ayudas sociales para que no exista una generación que no haya podido estudiar por culpa del covid».

La rectora de la UA recordaba, asimismo, que en España más del 70% de la investigación se realiza en las Universidades, pero que «no se le da la suficiente importancia». Por lo que pedía «apostar por un modelo productivo con una mayor inversión en I+D+i y por la transferencia y las alianzas con las empresas a través de proyectos conjuntos».

Colaboración público-privada

El Real Decreto-ley 36/2020, de 30 de diciembre, por el que se aprueban medidas urgentes para la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, promueve un modelo de actuación basado en la colaboración público-privada.

Desde Hidraqua, Francisco Bartual afirmaba que esta alianza permitirá acelerar la recuperación del empleo y de la actividad económica, y destacaba que «también es clave para que esa recuperación sea verde, digital, inclusiva y social».

Además, destacaba las concesiones administrativas y las empresas mixtas como casos de éxito en la colaboración público-privada, ya que la Administración mantiene la titularidad de los servicios que presta a los ciudadanos y la empresa aporta la solvencia técnica y económica necesarias. “Hidraqua tiene una gran experiencia trabajando junto a la Administración pública para el desarrollo de objetivos comunes centrados en la sostenibilidad de los recursos hídricos, la protección de la biodiversidad, la inclusión social y la digitalización de los servicios públicos. Así mismo, Aguas de Alicante es un ejemplo de Empresa Mixta con más de 100 años de vida”, concluía.

Más cerca de la Agenda 2030

Rubén Alfaro definía los ODS de la Agenda 2030 como «un camino que tenemos que seguir». Y es que, desde la FVMP son optimistas y tienen claro que la consecución de estos objetivos pasa por tres ejes: «acercar Europa a los ciudadanos,- a través de las oficinas Pont a Europa-; frenar la despoblación, teniendo en cuenta que la transición ecológica pasa por las zonas rurales gracias a su riqueza en recursos naturales; y modernizar y llevar la innovación a los pequeños municipios, para que no se queden atrás».

Carlos Mazón por su parte, lamentaba que «hemos vivido de espaldas a la sostenibilidad durante demasiado tiempo», por lo que «revertir esta situación es el reto básico de los ODS». «En la Diputación estamos analizando y redefiniendo nuestras actuaciones para cumplir con los objetivos. 2030 está mucho más cerca de lo que parece y las administraciones públicas tenemos que tomarnos mucho más en serio lo que estamos haciendo y con quién nos estamos asociando para ello. Todavía tenemos asignaturas pendientes», afirmaba.

El presidente de la Diputación de Alicante concluía señalando que para la consecución de estas metas -absolutamente necesarias para el planeta y para la sociedad- debemos aprovechar todos los recursos que tenemos disponibles, «y más aún en la provincia de Alicante, donde contamos con muchísimo talento».

Revitalizar la Alianza Mundial para el desarrollo sostenible

Fondos Europeos, un salvavidas

Para ayudar a reparar los daños económicos y sociales causados por la pandemia del coronavirus, la Unión Europea ha acordado el mayor plan de recuperación jamás financiado: un total de 1,8 billones de euros que liderarán el camino hacia la salida de la crisis y sentarán las bases para una Europa moderna y más sostenible.

Paula Tuzón, secretaria autonómica de Transición Ecológica decía que «esta crisis se diferencia de la de 2008 por esa movilización de fondos sin precedentes», y añadía: «La UE es nuestro paraguas y el estado ha apostado por agilizar estos fondos, pero hay que aprovecharlos. Necesitamos más personas en las administraciones públicas que sean capaces de planearlos y ejecutarlos correctamente».

La secretaria autonómica señalaba en el encuentro que «afortunadamente, en la Comunidad Valenciana nos ‘pillan’ con los deberes prácticamente hechos porque varios de los objetivos de nuestro gobierno autonómico están alineados con los ejes de recuperación que marca Europa y el Estado»

Carlos Mazón, por su parte opina que España está obligada a mejorar su nota en cuanto a la gestión de Fondos Europeos y propone la figura de los consorcios público-privados para proyectos concretos, con el objetivo de que la Comunidad Valenciana pueda gestionar estos presupuestos de la mejor manera posible: «Tenemos la capacidad de hacerlo», concluía.