El mantenimiento es esencial en cualquier comunidad de propietarios para evitar problemas mayores. El Colegio Oficial de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Alicante aconseja hacer inspecciones y reparaciones con frecuencia y sobre todo, realizar inspección a fondo de la instalación de evacuación de aguas, pues junto con las cubiertas, son las instalaciones que más problemas suelen generar a un edificio. Las humedades y/o filtraciones, pueden producir numerosos daños estructurales.

Las fugas de agua pueden causar humedades de capilaridad en las bases de los muros, causando graves daños a las fachadas y a los interiores de las plantas bajas, atacando igualmente las bases de los pilares, a los que pueden ocasionar severas patologías que precisarán de fuertes inversiones, además, esas aguas contaminadas pueden provocar serios problemas de salubridad.

Por todo ello, si se quieren evitar costosas inversiones futuras, que no siempre podrán ser asumidas por los propietarios, sería conveniente comenzar por reparar estas instalaciones.

Se deberá contratar un arquitecto técnico, que realice una primera inspección visual y que normalmente pedirá que intervenga conjuntamente con él una empresa de desatascos provista de cámaras mediante las cuales realizar una inspección detallada, localizando fugas, atascos o roturas, y que emitirá posteriormente el correspondiente informe.

Con ese informe el aparejador redactará a continuación un plan de actuación mediante una memoria o proyecto para resolver los fallos detectados, acompañados del correspondiente presupuesto. La puesta en práctica de este procedimiento será sin duda una de las mejores inversiones que podamos realizar inicialmente en un edificio, especialmente en aquellos entrados en años, garantizando su estabilidad y durabilidad en el tiempo.

Más información:

Dirección: Dirección: Calle Catedratico Ferre Vidiella, 7, Alicante

Teléfono: 965 92 48 40