30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ilicitana PLD Space se compromete a lanzar 30 nanosatélites con su cohete

La empresa espacial y la startup de València Orbital EOS se unen con otra veintena de firmas para impulsar un red de satélites de observación terrestre

El equipo de PLD Space con uno de los prototipos de su cohete. | ANTONIO AMORÓS

El equipo de PLD Space con uno de los prototipos de su cohete. | ANTONIO AMORÓS

La empresa ilicitana de cohetes PLD Space se ha unido a un pool de firmas e instituciones españolas aeroespaciales en un proyecto para impulsar una red de 30 nanosatélites de observación terrestre para obtener datos clave para la monitorización medioambiental y la transición ecológica. La compañía, con sede en Elche, será la encargada de lanzar al espacio los nanosatélites con el cohete que está desarrollando. La firma lleva invertidos 25 millones de euros en el transportador espacial. La startup de València Orbital EOS también se ha unido al proyecto y su misión será analizar las imágenes que capte la red de satélites. El objetivo es realizar el primer lanzamiento en dos años.

El proyecto lo encabeza la compañía Open Cosmos (firma liderada por el mallorquín Rafael Jordá y que tiene su sede en Londres) que ofrece el lanzamiento de nanosatélites por un precio que no supera los tres millones de euros. La implicación de la empresa PLD Space es esencial porque proveerá los cohetes. PLD Space acaba de obtener el respaldo de la Generalitat Valenciana para obtener financiación de los fondos europeos de reconstrucción para el desarrollo de su cohete.

El objetivo último de la red de más de 30 satélites de observación terrestre de Open Space será construir modelos digitales para abordar con un aluvión de datos de alto valor científico los principales retos a los que se enfrenta España en cuanto a sostenibilidad, digitalización y optimización de múltiples sectores económicos.

Raúl Verdú, cofundador de PLD Space y jefe de desarrollo de negocio, explicó a este periódico que el primer lanzamiento será entre 2023 y 2024 e incidió en que es un cambio de modelo con lo que estaba haciendo hasta ahora la industria. «Un satélite normal cuesta entre 200 y 300 millones de euros y uno de estos (nanosatélites) no llega al millón de euros. Una constelación de satélites pequeños como los de este proyecto ofrecen información muy interesante». «La misión de esta constelación de satélites es la observación de la tierra. Esto significa distribuir cámaras en satélites pequeños alrededor de la Tierra para obtener imágenes en tiempo real de toda la superficie. Es como lo que hace Google Maps, pero con fotos cada dos horas. En este proyecto, como valencianos, estamos Orbital EOS y nosotros, que somos los proveedores del lanzamiento», precisa el directivo de PLD Space.

Juan Peña, CEO de Orbital EOS, indicó que el proyecto liderado por Open Cosmos también busca el apoyo de los fondos de reconstrucción. «Hasta ahora este tipo de proyectos solo los podían afrontar agencias espaciales como la NASA o la Agencia Espacial Europea (ESA). Ahora nos hemos agrupado empresas independientes de lo que se conoce como New Space (la alternativa a las agencias con respaldo de los Estados)». Según Open Cosmos, esta iniciativa espacial será un «revulsivo para la economía», ya que impulsará un nuevo tejido industrial exportador de tecnología 100% española con una facturación superior a 500 millones en 2026.

El director general de Orbital EOS recordó que PLD Space está trabajando para convertirse en el primer lanzador español de satélites pequeños. «Nosotros estamos al final de la cadena. Analizamos las imágenes que proporcionan los satélites. Trabajamos en el desarrollo de soluciones de análisis de datos con Inteligencia Artificial. Por ejemplo, con estas imágenes podemos medir la humedad del suelo», precisó Juan Peña. Las 23 firmas y entidades que se han integrado en el proyecto han firmado un acuerdo de confidencialidad y confían en que la ayuda de los fondos europeos se concrete en junio.

Los satélites incluirán novedosos sistemas de propulsión, una generación de cámaras de observación con inteligencia artificial integrada, un sistema de comunicaciones de alto ancho de banda o la integración de aplicaciones con los servicios terrestres y satelitales de Internet de las cosas (IoT), entre otros elementos.

Entre las empresas e instituciones que forman este hub espacial están: AISTech, Anzen Engineering, AVS, Balamis, BH Dynamics, Gutmar, Fundación i2Cat, Instituto Astrofísico de Canarias, ICGC, IEEC, Ienai Space, IsardSAT, Lobelia, Madrid Space, Open Cosmos, Radian Systems, Sener, SpaceSUR, Weendee, y las dos firmas de la Comunidad Valenciana.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats