Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El precio de los carburantes acumula ya una subida del 17% desde que tocó fondo en mayo

El incremento ha sido paulatino y está ligado a la recuperación de la actividad, aunque se ha acelerado desde el inicio del año por el aumento del crudo - El sector de las gasolineras está contra las cuerdas tras retroceder el consumo a niveles de 1998

Gasolinera de Petroprix en Elche que ayer tenía los precios más baratos de la provincia.

Gasolinera de Petroprix en Elche que ayer tenía los precios más baratos de la provincia.

Los conductores se están teniendo que rascar cada vez más el bolsillo a la hora de repostar. Y es que los precios de los carburantes se han recuperado un 17% desde que el pasado mes de mayo, en pleno confinamiento por la pandemia de coronavirus, llegaran a tocar fondo. El incremento a lo largo de este tiempo ha sido paulatino y ligado a la recuperación tanto de la actividad como de la movilidad, aunque ha dado un salto destacado desde el inicio del año en curso debido a la subida del crudo. El sector de las gasolineras, con todo, continúa estando contra las cuerdas tras haber retrocedido el consumo a niveles de 1998.

El litro de gasolina se pagaba este martes a una media de 1,29 euros en las estaciones de servicio de la provincia de Alicante, mientras que el gasóleo se situaba en 1,159 euros, según los datos que recopilan el Ministerio de Transición Ecológica y portales especializados como Dieselogasolina.com. Se trata de precios bastante por encima de los que se llegaron a pagar el pasado mes de mayo, cuando, en pleno periodo de confinamiento, la gasolina tenía una cotización de 1,091 euros y el gasóleo de 0,987.

Hay que reseñar que, desde aquel momento, la subida de los carburantes había venido siendo paulatina, ligada a la recuperación de la actividad y de la movilidad, en una tendencia no siempre uniforme debido a las restricciones derivadas de la crisis sanitaria. Con todo, esta tendencia al alza se ha acelerado desde el inicio del año, con crecimientos del 6,5% para la gasolina y del 8% para el gasóleo.

La cotización del gasóleo se encuentra por debajo, concretamente en los 1,159 euros

decoration

A la hora de concretar las razones de este salto hay que hacer referencia al precio del petróleo Brent, que ha pasado de los 51,80 dólares que se pagaban a finales de diciembre a los 62,95 de la semana pasada. El incremento es más notable si se tiene en cuenta que a principios de noviembre llegó a estar a 39,45 dólares.

Pese a la subida de los precios de los carburantes, éstos continúan estando en la actualidad por debajo de los de principios de 2020, cuando la gasolina se cotizaba a 1,327 euros y el gasóleo a 1,230.

El aumento de la cotización supone un pequeño respiro para el sector de las gasolineras que, en cualquier caso, continúa estando contra las cuerdas después de que durante el ejercicio pasado el consumo de combustible de automoción, tras seis años de ascensos, cayera en España un 17,5%, retrocediendo a niveles de 1998. Las gasolinas, en concreto, descendieron un 21%, hasta niveles de 1973, y los gasóleos un 16,7%, lo que representa precios del año 2002.

Las gasolineras más baratas de la provincia

El presidente de la Federación Mediterránea de Estaciones de Servicio (Fedmes), Juan José Sánchez, destaca que, pese a la caída del consumo, «hemos tenido que mantener abiertas todas las estaciones durante muchas semanas, con cajas diarias de apenas 50 euros. Desde el sector estuvimos reclamando unos servicios mínimos que garantizaran el suministro, pero que no ahogaran a las empresas, y, aunque casi al final del confinamiento se impusieron esos servicios, resultaron del todo excesivos. El año que acabamos de pasar ha resultado muy duro».

Sánchez recuerda que la federación está formada por pequeñas y medianas empresas, muchas de ellas familiares, que lo han pasado y lo siguen pasando muy mal. «A veces -destaca- los consumidores tienen una concepción un tanto distorsionada del sector. Hay estaciones de servicio abanderadas, con nombres de grandes compañías que todos conocemos, pero que en realidad pertenecen a pequeñas empresas. Y tampoco se incide demasiado en que más del 50% del precio de venta de los carburantes son impuestos. Si a ello le añadimos la gran variedad de energías alternativas que se vislumbran en el futuro, como el gas, la electricidad o el hidrógeno, se comprende que la situación por la que atravesamos sea de incertidumbre».

La caída de ventas en las estaciones llegó a ser del 90%

El descenso de las ventas en algunas estaciones de servicio llegó a ser del 90% tanto en materia de combustibles como de tienda, y además en plena Semana Santa, un momento de gran actividad en el sector, pero que el año pasado, en cambio, coincidió con lo más duro del confinamiento por el coronavirus. Según los datos facilitados por Fedmes, entre marzo y mayo de 2020 se vendió la misma gasolina en la Comunidad Valenciana que en julio de 2019.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats