30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Levantina prepara un nuevo ajuste laboral para cambiar su modelo de distribución

La compañía centralizará la venta de mármol en Novelda y especializará los almacenes que tiene por toda España en granito y porcelánico

Una de las fábricas de Levantina en el municipio de Novelda.

Una de las fábricas de Levantina en el municipio de Novelda.

Más cambios en Levantina, el gigante de la piedra natural de la provincia. Después de segregar su actividad productora en tres sociedades distintas -una para el mármol, otra para el granito y otra para el Techlam, el material porcelánico de grandes dimensiones que fabrica-, la compañía transforma ahora su modelo de distribución en España, con el objetivo de relanzar su negocio y aprovechar también el auge de las reformas que ha conllevado la crisis del covid. Unos cambios que, eso sí, también irán acompañados de un nuevo ajuste de personal, en este caso en la red de almacenes, según confirmaron ayer fuentes de CC OO y de la propia mercantil noveldense.

El nuevo ERE afectará a unos 30 trabajadores -dos de ellos en Alicante- y la firma todavía tiene que acordarlo con la representación sindical. Se trata del tercero en poco más de dos años, tras los que la compañía propiedad del fondo británico Bybrook ya aplicó en las áreas producción y administración, que supusieron la salida de cerca de 280 personas. Unos recortes y cambios con los que la empresa confía en recuperar la senda de la rentabilidad, tras las pérdidas que ha acumulado en los últimos ejercicios, como consecuencia de la crisis que vive todo el sector desde el estallido de la burbuja inmobiliaria.

El nuevo ERE que la compañía negociará con los sindicatos afectará a unos 30 trabajadores en toda España

decoration

En cuanto al nuevo modelo de distribución que quiere aplicar, el objetivo es especializar la decena de almacenes que tiene repartidos por toda España en la venta de los productos de mayor valor añadido y que dejan más margen, con especial foco en los destinados a baño y cocina. Es decir, el porcelánico Techlam, que en 2019 ya aportó el 24% de la producción del grupo, y las encimeras de granito y cuarcita que comercializa con la marca Naturamia. Pero, además, la compañía quiere que estos centros dejen de ser simples almacenes de distribución para abrir las puertas también al consumidor final y ofrecerle asesoramiento. En otras palabras, convertirlas en algo más próximo a una tienda, como las que tienen otras grandes marcas del sector de los azulejos o los sanitarios. Una estrategia con la que quiere consolidar sus marcas y sumarse a la fiebre por las mejoras en el hogar.

División de grandes proyectos

Por su parte, la firma concentrará la venta de mármol desde sus instalaciones en Novelda, lo que permitirá ahorrar costes de distribución en un material donde los márgenes son más reducidos. En este caso, la estrategia de la firma para elevar sus ventas pasa por la creación de una nueva división -Levantina Stone Projects- que se especializará en captar encargos para grandes proyectos arquitectónicos. Un segmento donde la compañía ya acumula una notable experiencia con su participación en la construcción de hoteles, centros comerciales, grandes urbanizaciones y aeropuertos por medio mundo.

Levantina cerró el año 2019 con una facturación de 135 millones de euros, un 13% menos que en el ejercicio anterior, y unas pérdidas de 36 millones. Desde su llegada a la compañía en 2018, los responsables de Bybrook han adoptado diversas medidas para sanear los balances de la compañía y relanzar su actividad comercial. Unos esfuerzos que confían en que pronto empiecen a dar sus resultados.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats