Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estas son las zonas con las casas más caras de la Costa Blanca

Los extranjeros copan la demanda de vivienda en las áreas más exclusivas de la provincia

La zona de El Mascarat es una de las más caras.

A pesar de las consecuencias del covid, los compradores extranjeros siguen tirando del mercado inmobiliario de alto nivel en la Costa Blanca, que concentra la mayoría de los enclaves más caros del litoral de la Comunidad Valenciana, de acuerdo con el Informe de Mercado 20-21 que ha elaborado la inmobiliaria Engel & Völkers, especializada en este tipo de clientela.

Así, de acuerdo con las operaciones cerradas por la compañía durante el último año, la zona del Mascarat en Calp es la más cara de la Costa Blanca, con un precio que alcanza los 3.829 euros por metro cuadrado, seguida de la Playa de San Juan de Alicante (3.225 euros/m2) y del Balcón al mar, Costa Nova y Portixol de Xàbia, con 3.200.

Por su parte, la zona de El Portet de Teulada-Moraira se sitúa como la cuarta con el metro cuadrado más caro en su conjunto, con 3.144 euros, pero si se analiza calle a calle, es aquí donde están las vías más caras del litoral provincial. Se trata, en concreto, de la propia calle El Portet, con un precio de 5.090 euros/m2; de la calle Punta Estrella, con 4.978 euros/m2, y de la calle San Jaime, con 4.782 euros/m2.

 La lista de zonas más caras también incluye el puerto de Xàbia (3.100 euros por metro); el Cabo de las Huertas, en Alicante (3.000 euros); la playa de Poniente de Benidorm (2.700) o la Playa de las Rotas, en Dénia (2.600), entre otors.

La lista con las zonas más caras del litoral de la Comunidad.

La lista con las zonas más caras del litoral de la Comunidad.

La firma inmobiliaria destaca el alto porcentaje de compradores extranjeros que hay en este segmento del mercado. Incluso en Calp y en Altea todas las las transacciones realizadas por Engel & Völkers son con foráneos, que son muy mayoritarios también en Denia y Xàbia. Únicamente en Alicante (53%) y Benidorm (55%) son mayoría los compradores nacionales.

En este sentido, desde la compañía señala que "el repunte económico vivido en Alicante por sus buenas infraestructuras de comunicación y los atractivos precios en relación a otras ciudades de la Comunidad, la han situado en una de las opciones preferidas para la inversión inmobiliaria hasta convertirse en la primera provincia en número de transacciones por delante de Valencia y Castellón".

Asi, desde el punto de vista de los compradores, las zonas más demandadas siguen siendo la primera línea de la zona centro de Alicante, el Cabo de las Huertas y Playa San Juan. Igualmente, sigue el interés por la zona de Mascarat de Calp, donde se ha registrado un incremento sustancial de precios al calor de un importante desarrollo de promociones de obra nueva donde la totalidad de los compradores son extranjeros. El 43% alemanes, un 29% holandeses, un 14% belgas y otro 14% ingleses. 

En Benidorm, que se mantiene entre las localidades más demandadas, despunta la compra de unifamiliares independientes de segunda mano que no necesiten reforma o de obra nueva con terreno y piscina propia con precios entre los 300.000 y los 700.000. Se mantiene la demanda de pisos con terraza en primera línea de playa. 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats