Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La amenaza de una subida de aranceles en EE UU paraliza pedidos de calzado a firmas de la provincia

El Gobierno de Biden baraja subir la tasa hasta un 25% más en mayo, lo que ha dejado en suspenso operaciones ya en marcha - El sector alerta del fuerte impacto que tendría la medida

La última feria de los componentes, celebrada en IFA en marzo del año pasado, solo dos días antes del confinamiento. | ANTONIO AMORÓS

El refranero español tiene definiciones para todo, y el dicho de a perro flaco todo son pulgas le viene como anillo al dedo a lo que está sufriendo un sector tan importante para la provincia de Alicante como es el calzado. Y es que, al desplome de ventas registrado como consecuencia de la pandemia de covid, se le une ahora la amenaza de incremento de aranceles que llega desde EE UU, lo que ha empezado a paralizar pedidos que ya estaban comprometidos. El Gobierno de Biden, en concreto, baraja subir la tasa hasta un 35% a partir de mayo, lo que, alertan desde el propio sector, tendría efectos muy negativos, teniendo en cuenta que se trata del cuarto destino de las exportaciones.

El calzado, como el sector de la moda a nivel general, está siendo uno de los más castigados por la crisis del covid. Las caídas de ventas durante 2020 han oscilado entre el 30% y el 40%, generando una dinámica que todavía va a resultar difícil de enderezar. Por si esto fuera poco, tanto las empresas zapateras como la industria auxiliar del calzado, igualmente afectadas, se han quedado fuera de las ayudas directas habilitadas por el Gobierno central, lo que ha suscitado la lógica indignación.

Pues bien. En este contexto tan complicado, en el que parece casi imposible que las cosas puedan ir a peor, resulta que el horizonte empieza a llenarse, todavía más si cabe, de negros nubarrones. Y todo a cuenta de que EE UU, el que ahora es el cuarto mercado internacional del calzado español y alicantino, se está planteando la posibilidad de incrementar los aranceles para dificultar las exportaciones.

LA CIFRA

98 MILLONES. Exportaciones de la Comunidad a EE UU

Las empresas de calzado de la Comunidad Valenciana vendieron el año pasado 98 millones de euros a EE UU, país que es el cuarto destino de las exportaciones.

Dentro del pulso que están manteniendo el país norteamericano y la Unión Europea a cuenta de la denominada tasa digital, la Oficina del Representante Comercial de EE UU, encargada de recomendar y desarrollar una política comercial para el presidente, ha propuesto imponer un arancel del 25% a los artículos de calzado, bolsos, sombrerería y cristalería procedentes de España. Esta carga se sumaría a la del 10% actualmente en vigor, lo que dispararía el porcentaje hasta el 35%. En el marco de estas negociaciones, los diferentes aranceles propuestos para cada país de la UE se aplicarían en fechas distintas, siendo el 5 de mayo la elegida para España.

Pese a que resta un mes para llegar a ese momento, hay empresas que ya han empezado a sufrir las consecuencias. Este es el caso de Manufacturas Newman, de Elche, cuyo responsable, Manuel Ruiz, señala que clientes estadounidenses están paralizando pedidos ya comprometidos ante el temor de que esos incrementos se hagan realidad y tengan dificultades a la hora de comercializar los artículos.

«Después del trabajo que nos ha costado reestructurar el producto para abrir nuevos mercados, ahora nos encontramos con una medida que va a propiciar que no podamos vender», lamenta el empresario, quien añade que, de confirmarse el incremento de aranceles, «la mala situación en la que nos encontramos va a empeorar, poniéndonos contra las cuerdas. Al final, nos vamos a tener que ir a fabricar a China». Ruiz reclama tanto a los políticos como a los representantes sectoriales que «tomen cartas en el asunto, porque está en juego nada menos que el gremio del calzado».

LA CLAVE

Pulso entre Europa y el país norteamericano

Las amenazas de subidas de aranceles se enmarcan en el pulso que mantienen Europa y EE UU sobre la posibilidad de implantar la «tasa Google» a empresas digitales norteamericanas.

Por su parte, la presidenta de la Federación de Industrias del Calzado Español (FICE) y de la Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado (Avecal), Marián Cano, señala que de momento no hay ninguna notificación oficial. «Dentro del debate que mantienen EE UU y Europa han salido a relucir distintos sectores, y estamos pendientes», indica. Con todo, reconoce que estos aranceles «tendrían una incidencia notable en el sector, en un momento en que la estrategia pasa por diversificar mercados». EE UU es el cuarto destino exportador por detrás de Alemania, Francia e Italia, con 98 millones de euros vendidos el año pasado por la Comunidad Valenciana tras una caída del 30% en relación a 2019.

Manuel Román, presidente de la Asociación Española de empresas para Componentes de Calzado (AEC), señala que «estamos a la espera de acontecimientos, aunque la amenaza es real y nos tiene totalmente en vilo. Vamos a contactar con Bruselas y el Gobierno central para que intervengan y eviten este despropósito», recuerda.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats