Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La provincia registra 3.200 matriculaciones menos de vehículos en el primer trimestre

La caída del 32% con relación a 2020 evidencia que los efectos del covid siguen pesando en el sector

Un cliente en un concesionario de vehículos.

Un cliente en un concesionario de vehículos.

La provincia de Alicante ha registrado durante el primer trimestre un descenso del 32% en las matriculaciones de vehículos. La diferencia con respecto al mismo período del año pasado es de 3.244, lo que evidencia que los efectos de la crisis del coronavirus, particularmente las restricciones de movilidad y la ausencia de turistas, siguen teniendo un efecto directo sobre el sector. Para la esperanza queda, eso sí, un prometedor repunte de ventas en el mes de marzo.

El número de matriculaciones en el primer trimestre del presente ejercicio quedó situado en 6.842, lo que contrasta con las 10.086 del mismo período del año anterior. El dato positivo es que en el mes de marzo las ventas alcanzaron las 3.591 matriculaciones frente a las 2.547 del mismo mes de 2020, lo que supone una subida del 40% y podría marcar el inicio de una ligera recuperación de cara al futuro. Cabe reseñar, en este sentido, que el estado de alarma y el confinamiento irrumpieron en la segunda mitad del mes de marzo del año pasado, lo que paralizó totalmente las actividades no consideradas esenciales, entre ellas las relacionadas con la automoción.

El sector, pese a todo, está lejos de recuperar el optimismo. Noemí Navas, directora de comunicación de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), afirma que «la recuperación de la automoción está muy ligada a la del turismo y a la confianza de los consumidores, y estos indicadores dependen en gran medida del rimo de vacunación y de la situación económica general. Además, no hay que olvidar que el impuesto de matriculación se subió de facto en enero y el plan Renove se canceló sin haber gastado todo el presupuesto. Tendremos que esperar al menos al segundo semestre para ver datos efectivos de mejora».

Por su parte, Juan Luis López, responsable de asuntos públicos de la Asociación de Consesionarios de la Automóción (Faconauto), resalta la necesidad de ampliar el foco a la hora de poner en marcha los planes de impulso a la movilidad eléctrica «y tener en cuenta no solo el vehículo 100% eléctrico, sino también la amplísima gama de vehículos electrificados que están disponibles en los concesionarios y que pueden jugar un papel importante para avanzar hacia la descarbonización, pero sin dejar de lado la urgencia de reactivar el mercado».

Tania Puche, directora de comunicación de la Asociación Española de Vendedores de Vehículos, Reparación y Recambios (Ganvam), destaca que los datos «ponen de manifiesto la debilidad de la demanda, en un momento en el que una nueva ola de contagios empieza a asomar la cabeza».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats