30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Activos

¿Qué engancha al joven inversor?

¿Qué engancha al joveninversor?

¿Qué engancha al joveninversor?

El caso GameStop, el «David contra Goliat» más mediático de la historia de la bolsa reciente, deja dos lecturas importantes. Por un lado, que los jóvenes se están acercando a la renta variable con un ímpetu desconocido hasta ahora y, por otro, que un elevado porcentaje de estos nuevos inversores quiere una motivación más allá de los números a la hora de mover su dinero.

El pulso a Wall Street de miles de pequeños inversores, coordinados a través de foros en Reddit, se materializó con la compra de acciones de GameStop, BlackBerry o AMC. Es decir, una cadena de tiendas de videojuegos, un fabricante de móviles casi desaparecido y una cadena de salas de cines al borde de la bancarrota. El hito sin precedentes consiste en que estos nuevos inversores tenían una estrategia común. Y el ingrediente extra lo aporta la nostalgia, que parece el motor de estas decisiones bursátiles, y no tanto los valores fundamentales o técnicos a los hacen referencia expertos y analistas: el esplendor de estas empresas pertenece a décadas pasadas.

«Estamos viviendo un momento de máximo interés en la bolsa por parte de los inversores particulares», afirman desde ING. Sus datos apuntan a que los españoles se volcaron en la renta variable en 2020, con un incremento del 134% de las operaciones registradas. La tendencia continúa en el arranque de 2021: en enero las transacciones crecieron el 75%. En este movimiento hacia los mercados, el banco holandés identifica como grandes protagonistas a los jóvenes, que tienen, además, su propia forma de hacer las cosas. «Es un inversor muy conectado con la información, en búsqueda constante de oportunidades y que traslada sus hábitos de consumo invirtiendo en las marcas que más le gustan», plantea Álvaro Vidal, responsable del Bróker Naranja de ING.

Estos gustos tienen dos vértices bien definidos: la tecnología y la sostenibilidad. Innovación y disrupción, pero también un propósito como base de la inversión. «Vemos que eligen invertir en empresas que conocen y en marcas en las que creen», corroboran desde eToro. A esta plataforma de inversión han acudido muchos nuevos usuarios «para invertir en las marcas a las que recurrieron durante el confinamiento, con Amazon, Netflix, Zoom y Microsoft entre las más compradas».

Son valores que, junto con gigantes como Apple, Tesla y NVIDIA, se repiten también en el top de ING o en el neobróker móvil Ninety Nine, donde el 37,2% de los millennials prefiere acciones techies. «Hay perfiles que invierten en estas compañías porque se identifican con ellas y creen que están construyendo un mejor presente y futuro. Y otros perfiles las miran desde un lado 100% racional y apuestan porque consideran que son una buena inversión desde el punto de vista financiero», aporta Javier Sanz, CEO de Ninety Nine.

Los jóvenes inversores quieren lanzar un mensaje con su dinero al tiempo que lo multiplican. Basta con fijarse en la cotización de Tesla, cuyas acciones cerraron 2020 con una revalorización del 600%, o en la de Zoom, que repuntó más del 400%. Tampoco son desdeñables las alzas en los precios de NVIDIA, del 120% o de Apple, superiores al 80%. En este saco entraría la apuesta por cotizadas del sector salud, otro favorito de los jóvenes inversores españoles, destacando BioNano Genomics o Moderna.

Acciones verdes

La sostenibilidad, entendida desde el ámbito más medioambiental o social, es otro factor de peso a la hora de invertir. Según explica Ninety Nine, se observa un mayor interés de sus clientes por compañías con modelos de negocio «que aportan cambios, como FuellCell (energía renovable), iBio (biotecnología) o NIO (coches eléctricos)».

A su vez, el responsable del Bróker Naranja de ING asegura que en el último año los inversores jóvenes han trasladado sus inquietudes al mundo de la inversión «y la sostenibilidad es una de ellas». «Hay un interés creciente por empresas que trabajan bajo criterios sostenibles», plantea Álvaro Vidal, quien considera que será una tendencia cada vez más relevante. Compañías verdes como el fabricante de baterías de hidrógeno Plug Power o las españolas Solaria o Soltec figuran en esta lista de acciones más negociadas de 2020.

Las criptomonedas han sido otro de los grandes puntos gravitacionales de nuevos inversores a medida que esta clase de activos se entiende más ampliamente. El perfil «más agresivo» de los jóvenes tiene que ver con su apetito por divisas virtuales como el Bitcoin, con mucha volatilidad e incertidumbre. «Al tener la jubilación más lejos pueden asumir más riesgo», resume Vidal. Y, de nuevo, se integra el propósito, vinculado a la construcción de un nuevo sistema financiero, con la búsqueda de elevadas rentabilidades.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats