30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Activos

De superficie comercial a call center en Torrevieja

La aseguradora nórdica Viking fijará su sede de teleasistencia en España en el edificio de cuatro plantas de la que fuera la principal tienda de moda de Torrevieja

El edificio de Astoria, en obras, que ocupará Viking. | D. Pamies

El edificio de Astoria, en obras, que ocupará Viking. | D. Pamies D.Pamies

El principal grupo asegurador nórdico Viking, hegemónico en Noruega, Suecia y Finlandia, ha decidido hacer una fuerte apuesta por Torrevieja. En los dos últimos años su sede en la ciudad -y su único centro de teleasistencia en España- ha crecido en número de empleados de forma exponencial. En la que ha sido su sede, también situada en el centro, pero en una primera planta diáfana y que pasa casi desapercibida a pie de calle, ya no cabían. Ahora cuenta con una plantilla de 130 operadores y han decidido hacer mudanza: van a establecerse este verano en uno de los edificios más emblemáticos del centro urbano y comercial de Torrevieja. El Astoria de Patrimi, referente en la ciudad y en toda la Vega Baja como superficie comercial de moda hasta su cierre definitivo hace medio año. Viking ocupará todo el edificio. Planta baja, cuatro alturas y sótano. Más de 2.600 metros cuadrados.

En este tipo de call center se atienden miles de servicios de asistencia en carretera, explica a INFORMACIÓN Ruth Moreno Tejedor, coordinadora de Viking Nordic Assistance en España. La marca está tan arraigada culturalmente en los países nórdicos que su asistencia en carretera, vital en una zona con climatología extrema, es conocida popularmente como la de «Los Rescatadores».

Los operadores manejan equipos informáticos con hasta cuatro pantallas de forma simultánea y varias bases de datos para resolver la urgencia lo antes posible. No solo auxilian a conductores, también a transportistas, y trabajan para otras aseguradoras.

«La mayoría de llamadas proceden de los países nórdicos, pero si un cliente tiene un problema con su vehículo en Tailandia, tenemos que resolverlo, esté donde esté», aclara Moreno.

La apuesta definitiva de Viking por afianzar su centro operativo en Torrevieja viene de la mano del trabajo que desarrollaron durante el confinamiento. Funcionó en España, a miles de kilómetros de sus principales clientes, pero mejor que otros mucho más cercanos, y sin bajas por covid.

Un call center de teleasistencia de estas dimensiones es un tipo de negocio es ajeno a la cultura económica del centro de Torrevieja, de ahí el interés que despierta su puesta en funcionamiento en una zona castigada por continuos cierres derivados de la crisis sanitaria. El barrio está repleto de terrazas de restaurantes, sedes de inmobiliarias y constructoras, el principal hotel del casco urbano -cerrado temporalmente desde finales del verano pasado- y tejido de pequeño comercio especializado y de servicios. Lo es también a la hora de organizar el trabajo. Por ejemplo, una planta entera estará dedicada a la zona de descanso de los empleados. «Nuestra experiencia ahora es que el consumo de comida es continuo. Todas los restaurantes con servicio a domicilio nos conocen en la ciudad», explica con una sonrisa la responsable del proyecto, que, junto a otro empleado, son los únicos que hablan español. «Una cosa importante es que las instalaciones no van a estar abiertas al público. Pero dentro se trabaja las 24 horas al día, los siete días a la semana», detalla.

Las obras comenzaron hace unas semanas y Viking no ofrece números sobre la inversión. Todavía está definiendo el proyecto definitivo. El compromiso con el nuevo emplazamiento es a largo plazo. Por diez años. Moreno explica que la apertura se abordará a lo largo del próximo verano, sin poder fijar una fecha, y agradece la colaboración del Ayuntamiento de Torrevieja a través de la concejala de Residentes Internacionales, la danesa Gitte Lund Thomsen. Y también la del propietario, Patrimi, que forma parte del grupo oriolano de hoteles, desarrollos urbanísticos y franquicias, y que logra reabrir el edificio en una zona azotada por los continuos cierres de locales.

Viking es una marca arraigada culturalmente en los países nórdicos. La mitad de los empleados que trabajarán en el call center de Torrevieja de teleasistencia a conductores han atendido el reclamo de la empresa desde Noruega, Suecia y Finlandia, y muchos de ellos decidirán establecerse con sus familias al completo. «Esto no es una actividad de telemárketing», aclara la coordinadora en España de Viking, Ruth Moreno Tejedor . Los aspirantes a incorporarse en este centro superan un periodo de formación de cuatro meses. Aunque la visión que tenían de España no siempre se corresponde con la que encuentran la mayor parte decide quedarse. Muchos viven en Torrevieja, aunque también los hay que fijan su residencia en Ciudad Quesada, en Rojales, donde los noruegos cuentan con una de sus principales comunidades en toda la autonomía, y muchos servicios, como un colegio financiado por el Estado noruego.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats