Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El precio del plástico sube un 60% desde enero y pone en jaque a 350 empresas de la provincia de Alicante

El descenso de la producción por la pandemia está detrás de este encarecimiento - El problema está afectando al sector de la transformación y al juguete, y puede derivar en desabastecimientos

El Gobierno aprobará hoy la norma que grava los plásticos de un solo uso

El precio del plástico se ha incrementado un 60% desde el inicio del año y está poniendo en jaque a cerca de 350 empresas del sector de la transformación y del juguete en la provincia de Alicante. El descenso de la producción mundial a causa de la pandemia del coronavius se esconde detrás de este encarecimiento, que amenaza con tener graves consecuencias no sólo para los fabricantes, sino también para los mercados, dado que podría derivar en un desabastecimiento de artículos esenciales.

El plástico, un producto presente en innumerables artículos, algunos de ellos imprescindibles en la vida cotidiana, está alcanzando precios desorbitados, en una tendencia que, de mantenerse, puede acabar teniendo consecuencias imprevisibles. Según explica el director general de la Asociación Española de Industriales de Plásticos (ANAIP), Luis Cediel, la subida obedece a diversos factores, aunque confluyen en uno solo: la falta de disponibilidad. Según sus palabras, «se podría decir que se ha producido la tormenta perfecta. El principal factor ha sido la caída de la producción del petróleo como consecuencia de las restricciones de movilidad por la pandemia de coronavirus, y resulta que el petróleo es imprescindible para la elaboración de los plásticos. También ha habido otras cuestiones, como la ola de frío que este pasado mes de febrero paralizó 64 plantas de producción en Estados Unidos. El resultado es que se ha producido un desequilibrio entre la oferta y la demanda, que ha alterado el orden mundial en este mercado».

Las consecuencias las están sufriendo en sus propias carnes las empresas dedicadas a la transformación de plásticos, así como otras que dependen también de este producto, como el juguete. «De entrada -subraya Cediel-, la mayoría de las empresas han tenido que encarecer sus productos, pero en un porcentaje mucho menor al de la subida del precio de las materias primas. No es una crisis fácil de gestionar, ya que reciben la presión tanto de sus proveedores como de sus clientes».

«El suministro de productos básicos como los sanitarios o alimentarios puede verse en peligro»

LUIS CEDIEL - DIRECTOR INDUSTRIALES DE PLÁSTICOS

decoration

Por otro lado, el suministro de productos esenciales plásticos, como envases para alimentos o productos sanitarios y de higiene, puede verse en peligro por la escasez de materias primas. «Hasta ahora gran parte de las empresas sigue consumiendo su stock, pero lo que más preocupa a la industria es que la situación se alargue y que acceder a las materias primas sea cada vez más difícil, produciendo demoras en los plazos de entrega e incluso desabastecimientos», advierte.

En el caso de la provincia son cerca de 350 las empresas afectadas por este problema -270 del sector de transformación de plásticos y el resto del juguete- las cuáles dan trabajo directo a unas 8.000 personas. La comarca más afectada es la de la Foia de Castalla, donde se concentra el sector juguetero y gran parte de las firmas de transformados. El director de la Asociación de Empresarios de Ibi, (IBIAE), Héctor Torrente, destaca que «la escasez de polímeros está provocando que la industria tenga cada vez más complicada su adquisición a precios razonables, y que encima estos incrementos no los pueda repercutir en sus productos, porque en gran parte se trata de pedidos realizados tiempo atrás, con unos costes ya firmados».

«Las empresas no están pudiendo repercutir estos incrementos en sus artículos»

HÉCTOR TORRENTE - DIRECTOR EMPRESARIOS DE LA FOIA

decoration

Torrente resalta el grave impacto que las subidas de precios tienen sobre las empresas. «Hablamos de materias primas esenciales para la fabricación, y en cierto modo nos está pasando lo mismo que con los costes del gas y la electricidad, sometidos a continuas oscilaciones».

Por su parte, el presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ), José Antonio Pastor, no duda a la hora de señalar que «el encarecimiento de los plásticos, así como su escasez, puede acabar generando graves problemas a las empresas. Se están rompiendo las cadenas de suministro, y eso, insisto, puede ser muy negativo». El sector juguetero no se encuentra ahora en su principal época de producción, «aunque si se mantiene esta situación -alerta Pastor-, vamos a empezar a sufrir las consecuencias a partir de este mismo mes».

«Si se mantiene la situación vamos a empezar a sufrir las consecuencias este mismo mes»

JOSÉ ANTONIO PASTOR - PRESIDENTE FABRICANTES DE JUGUETES

decoration

Incrementos también en el acero, aluminio y algodón

Pese a que el plástico es el producto más afectado, también se están registrando incrementos de precio en otras materias primas como el acero, el aluminio y el algodón, tan importantes para los sectores del metal y el textil, de fuerte implantación en la provincia de Alicante. La Plataforma por la Industrialización Territorial, que aúna a las patronales de la Foia de Castalla, l’Alcoià, El Comtat y la Vall d’Albaida, destaca que esta volatilidad «plantea un escenario de inestabilidad que no ayuda a las empresas», de ahí que abogue por contar con proveedores de proximidad.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats