30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Masymas mejora sus ventas un 10% en el último año gracias al aumento del consumo en casa

La cadena de supermercados de Pedreguer factura 332 millones de euros

El director general de Masymas, José Juan Fornés.

El director general de Masymas, José Juan Fornés.

Juan Fornés Fornés S.A., la distribuidora valenciana que opera bajo la enseña Masymas Supermercados, logró incrementar más de un 10% sus ventas durante el año pasado, impulsadas por el aumento del consumo en casa que provocó la pandemia. Una tendencia que benefició a todo el sector.

En concreto, la compañía con sede en Pedreguer anotó una facturación de 332,5 millones de euros (IVA incluido) frente a los 302 millones del ejercicio anterior. Un aumento especialmente significativo si se tiene en cuenta que la compañía tiene buena parte de su red en municipios costeros, donde se acusó la falta de turistas.

"El año pasado fue tremendamente difícil, llegando a una situación extrema que puso a prueba nuestra fortaleza y la de todo el sector, pero supimos reaccionar y estar a la altura. Los primeros momentos de la pandemia fueron especialmente complicados, con mucha presión para poder garantizar el abastecimiento. Ha sido muy duro en cuanto al trabajo y al desafío de mantener la misma calidad en el servicio, pero la plantilla al completo ha respondido con enorme responsabilidad, de lo que nos enorgullecemos enormemente", ha apuntado el director general de la compañía, José Juan Fornés.

Durante el pasado año, la cadena invirtió 10 millones de euros que destinó básicamente a las aperturas de dos nuevas tiendas en Dénia (Alicante) y Santa Ana (Cartagena) y a la reforma de otras 7 tiendas. Hoy día cuenta con 122 supermercados ubicados en la Comunidad Valenciana y Región de Murcia.

Al margen de estas inversiones en línea a su plan estratégico, tuvo que hacer frente a diferentes gastos extraordinarios a causa de la pandemia por encima de los 3,5 millones de euros para implantar las medidas de seguridad en los supermercados, tanto para clientes como para empleados, así como para bonificar a sus más de 2.500 empleados con dos gratificaciones en abril y a final de año "por el sobresfuerzo y la ejemplaridad con la que han trabajado durante estos meses tan difíciles", según recalca Fornés.

Para el presente ejercicio, la empresa anuncia una inversión de 12 millones de euros para la apertura de dos nuevas tiendas en la Comunidad Valenciana y para la reforma de otros tres establecimientos de su actual red.

Por último, respecto a los ejes estratégicos planificados para este año, la empresa mantiene su apuesta de inversión en nuevas tiendas y mejora de las instalaciones, impulsará el producto fresco de proximidad, potenciará la digitalización para mejorar la experiencia de compra y, consciente de su importancia, continuará aportando medidas en pro del medio ambiento y la sostenibilidad.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats