Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La provincia de Alicante pierde 2.300 empresas en un solo año a causa de la pandemia

Un informe de la Cámara revela que el sector servicios encabeza la destrucción de tejido productivo con 2.052 sociedades menos por las restricciones - La comarca de la Marina Baixa ha sido la más afectada por su alta dependencia del turismo

Playas vacías en Benidorm, buque insignia del turismo en la Marina Baixa, donde se han producido más cierres de empresas.

Playas vacías en Benidorm, buque insignia del turismo en la Marina Baixa, donde se han producido más cierres de empresas. DAVID REVENGA

Si quedaba alguna duda del fuerte impacto que está teniendo la pandemia de coronavirus sobre el tejido productivo de la provincia, todas ellas han quedado despejadas con los datos relativos al número de empresas. Según las cifras facilitadas por la Cámara de Comercio de Alicante, durante el año pasado se perdieron un total de 2.300 sociedades, lo que supone un descenso del 3,9% en relación al ejercicio anterior. El sector servicios, el más afectado por las restricciones, es el que encabeza la destrucción de empresas, con un total de 2.052. La comarca de la Marina Baixa, asimismo, es la que ha sufrido con mayor virulencia el cierre de negocios, debido a su fuerte dependencia del turismo.

La Cámara de Comercio ha elaborado un informe sobre la situación y las perspectivas que se presentan para la provincia de Alicante en el actual contexto de crisis. A la hora de analizar el impacto que ha tenido la pandemia, destaca el relativo a las empresas inscritas en la Seguridad Social, que se situaron el año pasado en 57.262. Esta cifra supone una disminución de 2.300 empresas, lo que equivale a un 3,9% menos que el ejercicio anterior.

Por sectores, el mayor descenso se ha producido en los servicios, con nada menos que 2.052 empresas menos. Destaca la importante desaparición de sociedades en las ramas del comercio mayor y menor y en reparación de vehículos de motor, con una caída de 597, y también en la hostelería, con 540. En transporte y almacenamiento se perdieron 200 firmas, en actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento 96, y en otros servicios 275. En este último capítulo se incluyen algunas actividades de servicios personales como tintorerías y peluquerías, reparación de ordenadores, electrónica de consumo y otros efectos.

  • 57 MIL

    A final de 2020 había 52.262 empresas de la provincia inscritas en la Seguridad Social, un 3,9% menos que en 2019.

En el sector industrial, por otro lado, se han destruido 277 empresas, mientras que en la construcción la cifra se situó en 24. El sector primario es el único que presenta un saldo positivo, con un incremento de 57 empresas.

La incidencia en el territorio ha sido irregular. La mayor destrucción de empresas se ha producido en la Marina Baixa, donde se ubica Benidorm, debido a su alta dependencia del turismo. Son 557 las firmas que han tenido que echar la persiana. Le siguen a continuación la Vega Baja, con 375 empresas menos; l’Alacantí, con 364; y el Bajo Vinalopó, con 356. En las comarcas de l’Alcoià, El Comtat y el Alto y el Medio Vinalopó, con un mayor peso relativo del sector industrial, la reducción del número de empresas ha sido menor.

Durante el año 2020, por otro lado, se crearon 3.964 sociedades mercantiles, lo que supone un 15,5% menos que en 2019. El capital suscrito para su constitución disminuyó un 5%, mientras que el capital medio creció un 12%. Por su parte, se disolvieron 819 sociedades, un 5,6% menos que en el ejercicio precedente. Por tanto, el saldo neto de empresas creadas se situó en 3.144, lo que representa el valor más bajo de los últimos diez años.

  • 80 MIL

    El número de autónomos, al contrario que las empresas, creció en 1.341, lo que permitió alcanzar la cifra de 80.190.

En lo que respecta a los autónomos, su número aumentó en un total de 1.341, situándose en 80.190. Cerca de un 60% del incremento de los empresarios autónomos en la Comunidad Valenciana se concentró en la provincia de Alicante. Los autónomos sin asalariados, que suponen el 80% del total, aumentaron en 2.658. Por el contrario, los autónomos con asalariados disminuyeron en 1.317.

Todas estas cifras guardan correlación con la actividad de los diferentes sectores. Así, el informe de la Cámara de Alicante destaca que la actividad en el sector servicios, concretamente comercio, transporte, restauración y ocio, registró en el periodo enero-septiembre, el último con datos disponibles, una fuerte contracción cifrada en el 50,6%, que supera en 25 puntos la media nacional. El descenso de la actividad industrial fue menor que en las ramas de servicios, concretamente del 9,7%, mientras que la construcción retrocedió un 6,5%. La agricultura fue la única que registró un crecimiento, del 5,6%.

Descenso de 16.657 afiliados en la Seguridad Social

La provincia de Alicante perdió el año pasado 16.657 afiliados en la Seguridad Social, lo que dejó la cifra total en 647.592. Se trata de un descenso del 2,5%, porcentaje que hubiese sido mucho mayor de no haberse habilitado los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que a final de 2020 afectaban a 24.000 trabajadores.

Con todo, el informe de la Cámara resalta que, en conjunto, se contabilizaban 33.482 afiliados menos de los que hubiese podido haber en ausencia de la crisis sanitaria, ya que, de acuerdo con las previsiones de crecimiento del empleo que se manejaban antes de la pandemia para el conjunto de 2020, la cifra de afiliados debería haber superado los 681.000 el pasado mes de diciembre.

Durante el citado ejercicio también se registraron en la provincia 474.835 contratos, lo que supone un 30,5% menos que el año anterior. El paro se incrementó en 38.000 personas, concretamente un 25,7%, situándose en diciembre en 186.109. La tasa de paro creció en 3,7 puntos hasta alcanzar los 19,4, tres puntos por encima de la media de la Comunidad Valenciana y de España.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats