Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los sindicatos salen a la calle para exigir la subida del salario mínimo y la derogación de la reforma laboral

UGT y CC OO también muestran su rechazo a las propuestas para retrasar la edad de jubilación

Un momento de la concentración sindical celebrada en la plaza de la Montañeta.

Un momento de la concentración sindical celebrada en la plaza de la Montañeta.

UGT y CC OO han vuelto a salir hoy a la calle, con concentraciones en las principales ciudades de la provincia, dentro de la campaña "Ahora sí que toca", con la que exigen al Gobierno que cumpla los compromisos que adquirió para subir el salario mínimo y derogar la reforma laboral y de las pensiones que aprobó el PP. Una campaña que iniciaron el pasado mes de febrero y que piensan mantener mientras no se atiendas sus peticiones.

Al respecto, la secretaria general de UGT en l'Alacantí y la Marina, Yaissel Sánchez, ha recordado que uno de los objetivos que se pusieron sobre la mesa en el pacto entre PSOE y Podemos fue elevar el salario mínimo interprofesional hasta que alcanzara el 60% del sueldo medio, "pero vemos que pasa el tiempo y no se cumple. En nuestro entorno, Portugal o Francia han adoptado medidas para aumentarlo y no se entiende que en España no se haga lo mismo", ha señalado la dirigente ugetista.

Sánchez ha señalado que el SMI "supone también la puerta para que suban el resto de salarios y se mejore el poder adquisitivo de todos los trabajadores, del que depende el consumo y la reactivación de la economía".

En la misma línea, UGT y CC OO han reclamado la derogación de la reforma laboral que, a su juicio, ha supuesto una precarización del mercado laboral, y han señalado que no se conforman con una simple "modulación" de esta normativa, como apuntó recientemente el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Quieren "atacarla por completo", en palabras del responsable de Relaciones Institucionales de CC OO en l'Alacantí i les Marines, Paco García.

Igualmente, García se ha mostrado muy crítico con las propuestas que el lunes realizó el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, con las que quiere incentivar el retraso de la edad de jubilación, con la entrega de un cheque de hasta 12.000 euros por cada año que se demore el retiro. "Eso va contra todo lo que se había puesto sobre la mesa. Alargar la vida laboral de los mayores solo va a provocar que haya más dificultades para que los jóvenes se incorporen al mercado laboral", ha asegurado el responsable sindical que, por el contrario, aboga por revisar "qué impuestos se pagan y quién los paga" para conseguir la sostenibilidad del sistema.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats