30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El calzado ya sufre la cancelación del 30% de sus pedidos en EE UU por la amenaza de los aranceles

La patronal FICE alerta de que la pérdida del mercado norteamericano dejaría en el aire 1.500 empleos directos y más de 5.000 indirectos - Algunas empresas asumirán el coste para no perder operaciones

La última edición del certamen Futurmoda que se celebró el año pasado en IFA.

La última edición del certamen Futurmoda que se celebró el año pasado en IFA. ANTONIO AMORÓS

La incertidumbre generada por el anuncio del Gobierno estadounidense de un aumento de hasta 25 puntos en los aranceles que paga el calzado español por entrar a este país -lo que elevaría al 35% la tasa final- ya está teniendo serias consecuencias para los fabricantes nacionales, que en gran parte se concentran en la provincia, en las localidades de Elche y Elda. Según la información en poder de la Federación de Industrias del Calzado de España (FICE), hasta la fecha ya se han cancelado o dejado en suspenso aproximadamente el 30% de los pedidos que estaban previstos para el tercer trimestre del año. Y lo que es peor, la patronal que preside Marián Cano alerta de que podría ser solo el principio de una caída que podría acabar expulsando de este mercado el producto nacional.

«Es un varapalo muy grande, porque Estados Unidos es nuestro principal mercado fuera de Europa y, además, confiábamos en que podía ser una de las locomotoras de la recuperación, ya que se prevé un fuerte repunte del consumo en este país en el segundo semestre, gracias a que van muy avanzados en la vacunación», apuntó ayer Cano. Tanto es así que desde FICE han activado todos los resortes posibles para solicitar al Gobierno que deje en suspenso temporalmente la aplicación del denominado Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales -también conocido como «tasa Google»-, cuya aprobación es lo que ha provocado la reacción en represalia del Ejecutivo norteamericano. El objetivo es dar tiempo a que se alcance un acuerdo global en el seno de la OCDE, del que parece que se ha mostrado partidario el Gobierno de Joe Biden, para desactivar la medida.

La también presidenta de Avecal alertó de las graves consecuencias que podría tener la aplicación de los nuevos aranceles, especialmente para algunas firmas de la zona de Elda que tienen en este país a su principal cliente. Así, según sus cálculos, la medida dejaría en el aire alrededor de 1.500 empleos directos, además de entre 5.000 y 6.000 indirectos.

El Consell aboga por que el Gobierno espere a un acuerdo internacional antes de aplicar la tasa Google

decoration

En este sentido, Estados Unidos supuso el año pasado el cuarto mercado extranjero para el calzado español, y el primero fuera de Europa, con unas ventas de 151 millones de euros. Y eso a pesar de la fuerte caída del 33% que se produjo por la pandemia. Además, resulta especialmente interesante para los productores porque la mayor parte de los pares que se envían son zapatos de señora de gama alta, lo que hace que el precio medio del producto que se manda a Estados Unidos alcance los 42,4 euros (48,6, en el caso de los de piel) frente a los 17,6 del resto de países (34,6, en el caso de los de cuero).

El sector teme, además, que algunos clientes opten por deslocalizar la producción y, por ejemplo, se la lleven a otros países europeos, como Portugal o Italia. En este sentido, aunque la amenaza de aranceles se extiende a otros estados europeos que han aplicado impuestos similares, no afecta a todos por igual. Por ejemplo, en el caso del país transalpino, deja fuera al calzado de mujer.

La estrategia del azulejo

Junto a las presiones al Gobierno español o en Bruselas, desde FICE han decidido copiar la estrategia que permitió al azulejo castellonense salir de la lista que también castigó con aranceles a varios productos españoles, como el vino o el aceite de oliva, por el conflicto entre Airbus y Boeing. Lo consiguieron gracias a las presiones internas de algunas cadenas estadounidenses, que argumentaron que se veían perjudicados por la decisión. Así, la patronal española ya tiene prevista una reunión con la asociación de distribuidores de calzado estadounidense para que alegue en su favor, según explica el director de Marketing de FICE, Imanol Martínez.

Mientras, las empresas siguen pagando las consecuencias. Así, el propietario de Manufacturas Newman, Manuel Ruiz, señala que el verdadero problema, más allá de los envíos que deben realizarse antes del verano, «es que no están entrando nuevos pedidos porque no se sabe qué va a ocurrir». En otros casos, las empresas tienen asumido que deberán acarrear con este sobrecoste, si finalmente se produce, para no perder clientes. «Preferimos asumir esa pérdida antes que perder el mercado. Ya negociaremos en la próxima temporada, aunque una subida del 35% es muy difícil de encajar», señalaba ayer el director general de Wonders, Francisco Oliver.

Por su parte, desde la Generalitat, el secretario autonómico para la Unión Europea, Joan Calabuig, que ayer se reunión con el alcalde de Elda, Rubén Alfaro, dio su apoyo al sector y confió en que el cambio de Administración en Estados Unidos propicie una solución consensuada. A este respecto, Calabuig también se mostró partidario de que el Gobierno central espere a que se produzca un acuerdo internacional antes de aplicar definitivamente la tasa Google, tal y como piden los empresarios, lo que evitaría la imposición de los aranceles. El dirigente autonómico considera que se dan las condiciones para que pueda producirse este acuerdo.

Cumbre de alcaldes en Elche para defender al sector

Alcaldes de los principales municipios zapateros de la Comunidad Valenciana, Murcia, La Rioja, Castilla-La Mancha y Baleares participarán mañana en la cumbre semipresencial promovida por el primer edil de Elche, Carlos González, para reclamar un mayor apoyo al sector. En concreto, los ediles exigirán, por un lado, que el calzado se incluya entre los sectores beneficiados por las ayudas directas que concederá el Gobierno a los negocios afectados por la crisis. Y, por otra parte, mostrarán su rechazo a la imposición de nuevos aranceles por parte de Estados Unidos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats