Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sabadell ultima la venta de su filial andorrana a Morabanc

La entidad enmarca la operación dentro de su nueva estrategia de focalizar su negocio en España aunque, de momento, rechaza desprenderse también de la británica TSB y de México

El consejero delegado de Banco Sabadell, César González-Bueno.

Cuando apenas han pasado dos semanas de la venta de su negocio de renting de automóviles a la francesa ALD, el Sabadell anuncia una nueva operación corporativa. La entidad con sede en Alicante comunicó ayer que se encuentra en negociaciones para traspasar la filial que tiene en Andorra a Morabanc, una de las entidades financieras de referencia en el principado pirenaico. 

De esta forma, el banco presidido por Josep Oliu y que tiene a César González-Bueno como consejero delegado continúa haciendo caja con la salida de todos aquellos activos que no considera estratégicos o que entiende que puede rentabilizar mejor de la mano de un socio especializado, como es el caso del negocio de renting. 

En el caso de Banc Sabadell d’Andorra, tanto el comprador, como el vendedor ya han comunicado a sus respectivos supervisores la existencia de conversaciones, lo que significa que están muy avanzadas. Además, también han informado de que la operación incluirá el derecho de los accionistas minoritarios a adherirse a ella, en los mismos términos que lo haga el Sabadell, que controla aproximadamente el 51% del accionariado. 

El consejero delegado de Banco Sabadell enmarcó esta operación dentro de la estrategia de la entidad de centrar su actividad de negocio en España, «y considerar aquellas operaciones corporativas internacionales que tengan sentido tanto por la naturaleza del comprador, como por las condiciones económicas planteadas». 

En cualquier caso, la decisión contrasta con el rechazo que el propio González-Bueno expresó durante la última presentación de resultados de la entidad a desprenderse, al menos a corto plazo, de las filiales que el banco también tiene en México y en el Reino Unido, el TSB. Una posibilidad que el banco sí contemplaba hace solo unos meses. Las fuentes consultadas señalan, sin embargo, que la situación es distinta, ya que en estos casos consideran que si se espera se obtendrá un mejor resultado y, sobre todo, en el caso de Banc Sabadell d’Andorra ha sido Morabanc la que se ha acercado con una oferta que resultaba atractiva. Los términos exactos de la operación no han trascendido.

La actividad bancaria de Banco Sabadell en el vecino país se vehicula a través de Banc Sabadell d’Andorra, que controla con cerca del 51% de su capital, y que comparte con MoraBanc «un perfil de banco sólido, alta solvencia y un fuerte arraigo en el tejido socioeconómico andorrano, con un elevado crecimiento continuado de los beneficios en los últimos años», según apuntaron ayer desde la entidad.

Banc Sabadell d’Andorra gestiona actualmente unos recursos totales de 1.830 millones de euros y su volumen de créditos asciende a 426 millones de euros. Su cuota de mercado es cercana al 20%, cuenta con siete oficinas y una amplia red de cajeros automáticos que atienden al 23% de los particulares y el 32% de las empresas andorranas.

Esta venta se suma, así, a las que ha realizado en los últimos años la entidad presidida por Josep Oliu. La última fue la de su negocio de renting de coches, que ha traspasado a ALD Automotive por 59 millones de euros. El banco también ha vendido en el último año su depositaría a BNP por 115 millones de euros, y su gestora de fondos, que ahora es propiedad de la firma especializada Amundi, que pagó 430 millones. 

Pendientes  del nuevo plan estratégico

Tanto la venta de la división andorrana, como la del negocio de renting se producen solo unas semanas antes de que el próximo 28 de mayo el nuevo consejero delegado del Sabadell, César González-Bueno, dé a conocer el nuevo plan estratégico de la entidad. El ejecutivo no ha querido avanzar si incluirá nuevos ajustes -más allá de las ofertas individuales de prejubilación conocidas ayer- pero sí señaló que en el negocio de particulares todavía ve margen para reducir costes. De momento, González-Bueno ya ha reorganizado el banco y ha dividido su estructura en tres grandes unidades -particulares, empresas y banca corporativa- que rendirán cuentas por separado. 

La entidad abre una nueva ronda de prejubilaciones para los trabajadores de más de 55 años

El banco cuenta con  unos 500 empleados  que podrían acogerse

El Banco Sabadell ha empezado a ofrecer a sus trabajadores de más de 55 años la posibilidad de acogerse a la prejubilación en las mismas condiciones que se produjeron las últimas salidas. Un ofrecimiento que se está realizando de forma individual y voluntaria a los posibles interesados, según confirman fuentes de la entidad, que a principios de este año ya aplicó un ajuste de personal de 1.800 personas, acordado con los sindicatos. 

En este sentido, desde el banco señalan que estas nuevas bajas no forman parte de ningún plan de ajuste concreto y que se enmarcan en la política de rejuvenecimiento de la plantilla que aplica de forma habitual entre sus trabajadores de mayor edad. Así, en 2018 salieron de la entidad 280 empleados mediante estas ofertas individuales de prejubilación; en 2019 fueron unas 210 y el año pasado, otras 124. 

De la misma forma, desde el Sabadell aseguran que no hay un plazo, ni tampoco un objetivo concreto sobre el número de empleados que causarán baja, ya que dependerá de los que acepten la propuesta. No obstante, en estos momentos la entidad cuenta con unos 500 empleados que tienen 56 o más años, entre los que ya alcanzaban esta edad en 2020, pero no se acogieron al ajuste de personal pactado con los sindicatos, y los que han cumplido o van a cumplir esta edad en 2021. 

Además, también se desvinculan de posibles nuevos ajustes colectivos que, en todo caso, se darán a conocer la próxima semana, cuando está previsto que el consejero delegado de la entidad, César González-Bueno, informe sobre el nuevo plan estratégico. Así, desde el banco hablan en este caso de «salidas vegetativas» con el objetivo de rejuvenecer la plantilla y recuerda que, al mismo, tiempo mantienen un plan de atracción de talento joven que supondrá la entrada de unos 200 menores de 30 años a lo largo del presente ejercicio.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats