Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sabadell anuncia un nuevo ajuste de costes para ganar 670 millones en 2023

El plan estratégico de la entidad prevé reducir 100 millones de gasto, lo que supondría la salida de alrededor de 1.200 trabajadores el próximo año - Las cuentas, tarjetas y préstamos al consumo serán 100% digitales a partir de ahora

El consejero delegado de Banco Sabadell, en la última junta del banco. | RAFA ARJONES

El nuevo consejero delegado del Sabadell, César González-Bueno, desveló el viernes las líneas maestras del nuevo plan estratégico con el que pretende mejorar la rentabilidad y garantizar su viabilidad en solitario. Un documento que, entre otras medidas, aboga por sacar definitivamente de las oficinas aquellas operaciones más sencillas, como la apertura de cuentas o la petición de créditos al consumo, para focalizar la atención personal en las empresas y los productos más complejos, como las hipotecas. Además, el documento avanza un nuevo recorte de los gastos de 100 millones anuales, lo que podría suponer la salida de unos 1.200 trabajadores en el próximo año.

El objetivo final es alcanzar al menos una rentabilidad del 6% ROTE para 2023 o, lo que es lo mismo, finalizar ese ejercicio con unos beneficios de alrededor de 670 millones de euros. Una cifra todavía inferior a la registrada el último año antes de la pandemia, pero que los responsables del banco consideran la más «realista», aunque ayer no pareció convencer a los mercados, que recibieron el anuncio con fuertes caídas en la cotización.

Como ya avanzó el propio González-Bueno en la última presentación de resultados, los ejes del nuevo plan estratégico pasan por centrar los esfuerzos en el mercado doméstico, reforzar su posición de liderazgo en el segmento de empresas -donde ya tiene una penetración del 40%-, y apostar por una mayor digitalización en los segmentos con menos margen, es decir, en el de particulares.

Todo ello acompañado por un importante ajuste de costes, que la entidad cifra en 100 millones de euros anuales. Aunque ni el documento lo desglosa ni tampoco el CEO del Sabadell quiso concretarlo a preguntas de los analistas, durante un encuentro con medios la noche anterior sí reconoció que habría una «revisión» de las cifras de plantilla.

Al respecto, cabe recordar que el Sabadell ejecutó en el primer trimestre la salida de 1.800 trabajadores pactada con los sindicatos el año pasado, que supondrá un ahorro de 140 millones anuales. Por tanto, aplicando una simple regla de tres, el nuevo ajuste conllevará una reducción de más de 1.200 empleados, que se sumaría a las prejubilaciones «vegetativas» que también realiza de forma habitual el banco con aquellos empleados que llegan a determinada edad.

Lo que sí establece el plan es que el nuevo ajuste se llevaría a cabo en el primer trimestre del próximo ejercicio. El objetivo es que la base de costes de la entidad se sitúe en los 2.900 millones frente a los 3.000 millones con que cerró el año pasado.

En cuanto a los cambios en la red, serán los particulares los que más noten el nuevo plan. El banco se ha propuesto digitalizar al 100% aquellas operaciones más sencillas, en concreto, todo lo relacionado con la apertura de cuentas, la solicitud de préstamos al consumo y personales, y las tarjetas y medios de pago. De esta forma, en las oficinas solo se atenderán y con un modelo híbrido -lo que significa que una parte del proceso también será digital- las hipotecas, los seguros y los productos de ahorro, como los fondos de inversión.

De esta forma, la red se especializa en aquellas operaciones con mayor rentabilidad y también en la atención a las empresas, otra de sus grandes apuestas. Así, la entidad prevé una mayor especialización por sectores de su personal y, además, pondrá el foco en acompañar a las empresas en su expansión internacional. Por su parte, la división de banca corporativa tratará de aprovechar las oportunidades que suponen los fondos europeos.

El banco prevé una rentabilidad del 6% en la filial británica

Tras los problemas de su integración informática, que acarrearon importantes pérdidas, el nuevo plan estratégico del Sabadell prevé que su filial británica también mejore su rentabilidad en los próximos años, hasta alcanzar una rentabilidad por encima del 6% ROTE, como el resto del grupo. Por eso, el nuevo CEO del Sabadell ha optado por mantenerlo. «No tendría sentido que el banco desaprovechase su rentabilidad después de todo lo que ha sufrido», aseguró. Eso sí, también dejó claro que los «negocios irrenunciables son los españoles», dejando la puerta abierta a una posible venta más adelante.

«No es acertado relacionar sueldos y recortes»

González-Bueno responde a las críticas del Gobierno por las reducciones de plantilla en el sector

El consejero delegado del Sabadell, César González-Bueno, también respondió ayer a las críticas de algunos miembros del Gobierno, como la ministra de Econonía, Nadia Calviño, que censuraron los elevados salarios de los directivos del sector financiero en un momento en que están aplicando fuertes recortes de plantilla. Para González-Bueno, «no es excesivamente acertado relacionar las dos cosas», según recoge Europa Press, y recordó que las remuneraciones de los banqueros se establecen mediante un proceso «legal y regulado». Así, señaló que no tendría mucho sentido que un banquero, por cobrar mucho dinero, no pudiera tomar las decisiones que necesita la entidad, o que se dé a entender que, si un ejecutivo no pone en marcha determinados recortes, cobrará menos.

El nuevo CEO del Sabadell calificó el nuevo plan estratégico de la entidad como «ambicioso» y «realista». «Con la mejora del escenario macro en España y en el Reino Unido, tenemos ante nosotros una excelente oportunidad para conseguir todos nuestros objetivos», apuntó el directivo. En la misma línea, afirmó que el nuevo plan, que se desarrolla en un plazo relativamente corto, de apenas dos años y medio, «sentará las bases sostenibles y sólidas que nos permitirán seguir aumentadlo la rentabilidad y el valor de la franquicia» en los próximo años. 

En cuanto a los ajustes, González-Bueno manifestó que «estamos abocados a buscar la rentabilidad del banco por todas las vías posibles, incluidas también medidas de revisión del número de persona que trabajan en él», dejando claro que habrá más recortes de personal el próximo año.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats