Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Ramón Revert: «Las ayudas deben continuar para mantener vivas a las empresas»

José Ramón Revert, en el despacho de su empresa en Ontinyent | Activos

José Ramón Revert, en el despacho de su empresa en Ontinyent | Activos

El empresario José Ramón Revert acumula una dilatada trayectoria en el sector textil, tanto al frente de su empresa, Manuel Revert & Cia, de Ontinyent, como ocupando la presidencia de Home Textiles from Spain, del área de promoción comercial e internacionalización de la Asociación de Empresarios Textiles de la Comunidad Valenciana (Ateval) y de la feria Home Textiles Premium by Textilhogar. A todos estos cargos se le ha unido ahora el de presidente de la recientemente constituida Federación Hábitat de España, una entidad que aglutina a sectores tan variados como el mueble, el equipamiento de oficinas y colectividades, el textil hogar, la iluminación o la grifería.

José Ramón Revert, en la sala de muestras de su compañía | Activos

¿Cómo surgió la idea de constituir la Federación Hábitat?

El organismo nació en 2017, aunque el sector textil se incorporó un poco más tarde, una vez comprobamos que el proyecto estaba madurando y que podría resultar muy interesante. En la última asamblea me ofrecieron la posibilidad de asumir la presidencia, algo a lo que he accedido a la vista de que hubo total unanimidad entre las siete asociaciones empresariales que forman parte de la federación.

¿Cuáles son los objetivos que se ha marcado para su mandato?

La aspiración de la federación es la de representar a todos las asociaciones que están relacionadas con el hábitat, algo que estamos consiguiendo. El sector está formado en España por 17.269 empresas, con la particularidad de que la inmensa mayoría son pymes. Representa nada menos que el 10% de la industria manufacturera española y da empleo directo a 120.000 trabajadores. Además, hablamos de una industria muy exportadora, hasta el punto de que tiene la balanza comercial muy equilibrada. De lo que se trata es de relanzar el sector y ponerlo en valor. Queremos potenciar la marca Hábitat España, para que se le reconozca tanto a nivel nacional como internacional por su calidad y valor añadido. También enfatizar la agilidad en el servicio de las pymes, algo que en estos momentos es una de las cuestiones más importantes a la hora de captar clientes.

¿Considera que el sector está lo suficientemente reconocido?

En la Comunidad Valenciana contamos con el apoyo de la Generalitat, porque la Administración autonómica es consciente de la importancia que tenemos en este territorio. También el Ministerio, las veces que hemos tenido la oportunidad de hablar con el director general, nos ha demostrado que tiene clara la importancia de la industria, sobre la base de que es el sector que genera riqueza, empleo de calidad e innovación. Es del todo fundamental para el desarrollo del país. Pero, pese a ello, aún queda un largo camino por recorrer para que la producción industrial alcance en España la importancia que tiene en otros países de nuestro entorno, y en eso es en lo que vamos a centrar ahora nuestros esfuerzos.

¿Cuál va a ser la hoja de ruta?

Tenemos encargado un proyecto a la Universidad de València sobre la industria del hábitat, para conocer a fondo su situación actual y establecer un diagnóstico que nos diga hacia dónde tenemos que ir. A partir de ahí, elaboraremos esa hoja de ruta, que esperamos poder desarrollar de la mano del Ministerio.

¿Ha sufrido mucho el sector del hábitat el impacto de la crisis del coronavirus?

Todo lo relacionado con el hogar se ha resentido menos que otros sectores con la pandemia. La gente, debido al confinamiento y la imposibilidad de viajar, ha decidido invertir en el confort de sus hogares y renovar mobiliario y decoración. Evidentemente, no estamos como antes, pero las caídas registradas en la facturación, de alrededor de un 10%, han sido menores que en otro tipo de empresas.

¿Se han sentido apoyados por las administraciones en estos momentos complicados?

Los expedientes de regulación temporal de empleo han sido una figura muy importante para afrontar la crisis, aunque muchas empresas, afortunadamente, ya han superado esta fase y funcionan con bastante normalidad. Las ayudas tanto a las pequeñas empresas como a los autónomos han llegado con mayor lentitud, pero es fundamental que todas estas iniciativas sigan vigentes mientras resulten necesarias, teniendo en cuenta que lo más importante es mantener vivas a las empresas, ya que una vez cierran, ya no vuelven a abrir.

¿El sector del hábitat también se va a beneficiar de los fondos europeos de recuperación?

Estamos trabajando con el Ministerio para acometer proyectos relacionados con la innovación, la digitalización, la economía circular y la internacionalización, y también para fomentar acuerdos transversales de colaboración entre diferentes sectores.

La feria Textilhogar decidió tras su última edición volver a formar parte del certamen Hábitat que se celebra en Feria València, pero el coronavirus lo ha impedido hasta la fecha. ¿Cuándo ocurrirá?

En su momento, hace cinco años, decidimos organizar un certamen textil de forma independiente debido a que Hábitat registró una caída importante. Sin embargo, en los últimos tres años, volvió a crecer de forma espectacular, y estamos seguros de que, con el regreso de Textilhogar, vamos a llenar todos los pabellones del recinto ferial. Nos encontramos ante el inicio de una nueva etapa en la que es importante ir unidos, porque todos somos sectores complementarios. Si no ocurre nada, la previsión es la de celebrar el evento en 2022, una vez se haya recuperado la plena normalidad. De momento, para lo que queda de este año, el certamen más importante que se va a celebrar en València es Maderalia, aparte de otras ferias de menor formato, pero los eventos de mayor envergadura se reservan para el próximo ejercicio.

¿Las empresas han echado mucho de menos las ferias?

Han tenido que agudizar el ingenio y reforzar sus estructuras de promoción y venta por internet, además de recurrir al envío de muestras a los clientes. Industrialmente no se ha parado de trabajar, pero resulta una evidencia que no es lo mismo, porque el contacto directo con los compradores resulta de una extraordinaria importancia. Afortunadamente, estamos empezando a ver la luz al final del túnel, y la esperanza, como digo, es que de cara a 2022 todo pueda volver a la normalidad.

¿Qué valoración hace del nuevo modelo de ferias planteado por la Conselleria de Economía?

Nuestra propuesta está plenamente asumida en el nuevo modelo, sobre la base de que las ferias deben estar dirigidas por los empresarios, aunque gestionadas por profesionales. Todo ello bajo la lógica tutela de la Generalitat, que es la que va a asumir las deudas tanto de Feria València como de la Institución Ferial Alicantina a cambio de la propiedad de los edificios.

Sin embargo, parece que la Conselleria de Hacienda no está muy conforme con la propuesta...

Pues para eso tienen técnicos, para solucionar las pegas que puedan haber. Lo que no podemos perder es el tiempo en discusiones, porque otras ciudades españolas y europeas no se están durmiendo y cada vez ofrecen ferias más atractivas para empresas y compradores y nos pueden tomar la delantera. Aquí nos tenemos que poner las pilas y poner en marcha el nuevo modelo con la máxima agilidad posible.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats