Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los empresarios reivindican menos burocracia y más peso de la Comunidad Valenciana en Madrid

El jefe del Consell saca pecho del diálogo social y la situación sanitaria, y augura una recuperación rápida por la gestión de la crisis - Puig se compromete a que los trámites no supongan un embudo para los fondos europeos

Vicente Boluda y Ximo Puig, ayer, junto a otros miembros de AVE, a su entrada al acto.  | EFE

Vicente Boluda y Ximo Puig, ayer, junto a otros miembros de AVE, a su entrada al acto. | EFE

A pesar de que el propio presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ya había prometido una mayor agilidad de la Administración durante su intervención inicial, los miembros de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) dejaron ayer claro al jefe del Consell que la burocracia sigue siendo una de las grandes asignaturas pendientes de la autonomía, cuya eliminación resulta más necesaria que nunca en la situación actual.

Así se lo transmitieron los representantes de la organización que agrupa a las mayores empresas de carácter familiar de la Comunidad al jefe del Consell durante el encuentro que mantuvieron en València, y en el que los grandes patronos valencianos también señalaron el hartazgo que existe por los continuos retrasos que sufren proyectos como el Corredor Mediterráneo, que atribuyen a la endémica falta de peso de la región en el conjunto nacional.

Un malestar que había quedado ya patente incluso antes del almuerzo, cuando los periodistas preguntaron al presidente de AVE, Vicente Boluda, y al propio Puig por el nuevo retraso en la finalización de las obras entre València y Castellón, que ahora el Gobierno fija para 2024. «Cualquier retraso es doloroso, pero en este caso aún más», dijo Boluda, que también recordó que llevan «cinco o seis años» yendo a La Encina a reivindicar la conexión entre València y Alicante, también sin éxito. «Vamos demasiado lentos, hay que apretar el acelerador», reconoció también el jefe del Consell que, eso sí, señaló que en esta ocasión el retraso no es por falta de presupuesto, sino por cuestiones relacionadas con la logística y la ejecución.

Una vez dentro, Puig aprovechó su intervención inicial ante los empresarios para sacar pecho de la buena situación sanitaria de la Comunidad, que acumula tres meses con una incidencia por debajo de los 50 casos por 100.000 habitantes, y la estabilidad del Ejecutivo autonómico «frente a las tensiones permanentes y las derivas electoralistas de otros territorios». También recalcó las alianzas público-privadas que ha sido capaz de tejer el Consell y el éxito del diálogo social. Tampoco se olvidó de elogiar el papel de los empresarios durante la pandemia y, especialmente, el de AVE, que, a su juicio, ha hecho «más por la España real que cualquier bandera».

Por todo ello, el president mostró su confianza en el hecho de que la Comunidad experimentará una «recuperación rápida», y recordó que diferentes organismos como la Airef, el BBVA Research o el Centro de Predicción Económica la sitúan entre las autonomías que más crecerá este año y señaló que puede liderar «una España mejor».

Ximo Puig indicó o que los principales motores que volverán a impulsar la economía valenciana son el turismo y las exportaciones, y destacó que ambos deben estar conectados con los fondos europeos para que puedan apostar por la innovación y mejoren su productividad. En este sentido, recordó que la Generalitat ha aprobado un decreto que agiliza la tramitación de los fondos europeos y permite reducir la burocracia a la mitad para que no suponga un «embudo» para su llegada al tejido productivo.

Talento

A pesar de la promesa de Puig, los representantes de AVE insistieron en que, más allá de la gestión de los fondos europeos, consideran que la burocracia sigue siendo excesiva y que ahoga a las empresas, por lo que reclamaron una mayor reducción de todo tipo de trámites para facilitar los negocios. Así, varias de las intervenciones del coloquio fueron en esta línea, recordando que cuantas más empresas haya más empleo se creará, según fuentes presentes en el encuentro. Así, insistieron en la necesidad de agilizar la Administración y evitar contradicciones entre departamentos.

Por otro lado, también apuntaron la necesidad de seguir apostando por la digitalización de la economía y señalaron la necesidad de reforzar las políticas de atracción y generación de talento, ajustando más la educación a las necesidades de las empresas.

Junto con esta reivindicación, los empresarios trasladaron al Consell la sensación de hartazgo por los continuos retrasos del Corredor Mediterráneo y de otras reivindicaciones como la mejora de la financiación autonómica. Una situación que atribuyeron a la endémica falta de peso de la autonomía en Madrid. «Da igual quien gobierne en Madrid y quien gobierne aquí, no hay manera de que los proyectos salgan adelante», se lamentó Boluda, según apuntaron las fuentes consultadas, que reconocen que no se trata de un problema del actual Consell, sino de una discriminación histórica que padece la Comunidad.

Como respuesta, Puig recordó, como también había hecho en sus respuestas a los periodistas, que, aunque no se haya logrado un nuevo sistema de financiación autonómica, con las últimas decisiones del Gobierno ya se está atendiendo a un reparto de recursos con la población como principal criterio, como exige la Generalitat.

CEV, UGT y CC OO, al Congreso contra la infrafinanciación

La comisión Per un Finançament Just se concentrará este martes a las puertas del Congreso de los Diputados para exigir que se presente una nueva propuesta de financiación autonómica antes de que acabe el año, y posteriormente se reunirá con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, para reclamar la reforma del modelo. Está previsto que en el acto participen diputados valencianos, así como el secretario general de UGT-PV, Ismael Sáez; el secretario general de CCOO-PV, Juan Cruz; y el presidente de la patronal autonómica CEV, Salvador Navarro.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats