Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Korott se une a la alemana Euro Vital para crear un grupo de 100 millones de facturación

Ambas firmas están especializadas en la producción de complementos nutricionales y productos de parafarmacia, principalmente de marca blanca

Las instalaciones de Korott en el polígono industrial Santiago Payá de Alcoy.  | JUANI RUZ

Las instalaciones de Korott en el polígono industrial Santiago Payá de Alcoy. | JUANI RUZ

La compañía alcoyana Korott se fusiona con la alemana Euro Vital Pharma Holding para crear un nuevo grupo de alcance europeo, especializado en la producción y comercialización de complementos alimenticios, dietéticos y otros productos de parafarmacia, principalmente de marca blanca.

La operación, que se cerró la semana pasada, dará lugar a un conglomerado con una facturación conjunta superior a los 100 millones de euros anuales, con una plantilla de alrededor de 300 empleados y una red de clientes de más de 10.000 supermercados, farmacias, parafarmacias y centros especializados en toda Europa, según apuntaron ayer desde ambas compañías. Unos clientes entre los que se encuentra Mercadona, de la que Korott es proveedor de productos de fitoterapia o, por ejemplo, de repelentes de mosquitos.

La integración se producirá mediante un canje de acciones, con el que los socios fundadores de la firma alcoyana pasarán a convertirse en los segundos máximos inversores del conglomerado y ocuparán uno de los tres puestos del consejo. Además, el equipo directivo de Korott mantendrá sus actuales funciones en la compañía.

Korott da así un paso definitivo en la estrategia de diversificación que inició hace algunos años para reducir su dependencia de las compras que le realiza la cadena de Juan Roig. Una estrategia que en 2018 ya le llevó a adquirir el especialista en nutrición deportiva PowerGym y un año más tarde, en 2019, compró el grupo madrileño VivePlus, que distribuye sus productos de dietética en otras grandes cadenas de supermercados e hipermercados.

Ahora la firma se estaba planteando su salida al exterior, pero, como ayer reconocía su director general, Javier Blanes, «suele ser un proceso muy costoso, tanto en tiempo, como en dinero». Fue entonces cuando vieron la oportunidad de unirse a la alemana Euro Vital, una integración que facilitará su acceso al mercado europeo y a Oriente Medio, donde este grupo también está implantado.

La firma alemana, además, adquirió en 2020 el grupo británico Principle Healthcare Group, junto con su planta de producción eslovaca Innopharma.

En este sentido, el objetivo de Korott es convertirse en la pata industrial y de I+D del conglomerado ya que la capacidad de producción propia de Euro Vital era hasta ahora bastante reducida, a pesar de la compra de la factoría eslovaca.

Tanto Korott como Euro Vital tienen uno de sus puntos fuertes en la fabricación de productos a medida para la marca blanca de distintos distribuidores, una línea por la que pretenden seguir apostando «aunque sin renunciar a la marca propia», como sería el caso de PowerGym, según explicó Javier Blanes.

Korott nació en 1991 fruto de la iniciativa de tres amigos de la infancia –dos farmacéuticos, José Antonio Picó y Javier Blanes, y un médico, José Manuel Pérez –, que inicialmente se centraron en el estudio y aplicación de plantas medicinales. Su gran oportunidad llegó de la mano de Mercadona, para la que también fabricaban inicialmente sus dentífricos Deliplus, hasta que vendieron esta división a una nueva sociedad, Laboratorios Cosmoral, que formaron inicialmente la propia Mercadona y el empresario Laureano Salcines.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats