Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La industria ve lejos la salida de la crisis: la mitad augura un año con caída de beneficios

El impacto de la crisis del coronavirus así como el encarecimiento de las materias primas y la energía son los factores que explican estas previsiones

Panorámica del polígono industrial Campo alto, en el municipio de Elda. | ÁXEL ÁLVAREZ

Panorámica del polígono industrial Campo alto, en el municipio de Elda. | ÁXEL ÁLVAREZ

Por si no hubiese sido suficiente para las empresas el impacto de la crisis del coronavirus, ahora se le ha unido el encarecimiento de las materias primas y la energía, lo que ha acabado desencadenando una tormenta perfecta. Así se pone de manifiesto en el último informe del Observatorio de la Comunidad Valenciana, que alerta de que en la mitad de las industrias se teme una caída de los márgenes de beneficios en los próximos 12 meses. Fruto de esta compleja situación, un 32,7% de las empresas se están viendo incapacitadas para abordar su proceso de transformación digital.

El observatorio, impulsado por el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la Comunidad Valenciana (COIICV) e Improven, con el respaldo de la Conselleria de Economía y la colaboración entre otros de la Universidad de Alicante (UA) y la Universidad Miguel Hernández (UMH), ha contado con la participación récord de 758 encuestados, entre ingenieros industriales, compañías, entidades y administraciones. El estudio está estructurado en seis grandes bloques, que pasan por el entorno económico, social y político, infraestructuras, sostenibilidad ambiental, factores tecnológicos de la empresa, grado de internacionalización y factores financieros.

El último informe del Observatorio Industrial de la Comunidad constata preocupación respecto al empleo

decoration

Una de las principales conclusiones es la que hace referencia a que el 50% de los encuestados coincide en que los márgenes de sus compañías se verán reducidos durante los 12 próximos meses, algo que atribuyen a la situación vivida por el covid y a los costes de las materias primas y la energía.

El informe, en concreto, revela que la percepción de crecimiento de la actividad industrial a nivel global en ese mismo periodo será moderada. Así, un 32% también cree que habrá consecuencias negativas en el empleo, un 23% en el empleo cualificado, un 23% en la facturación, un 22% en los precios y un 20% en la productividad.

En general, la percepción de la economía que se tiene a corto plazo es más negativa que la que se tiene para un horizonte de tres a cinco años. Alrededor de un 45% de los encuestados considera que tanto el PIB como el empleo evolucionará al alza en el próximo año, mientras que para un marco de entre 36 y 60 meses, el porcentaje alcanza el 60%.

Fruto de los márgenes ajustados y el entorno de incertidumbre, un 32,7% de empresas se ven incapacitadas para hacer frente a la transformación digital. Otras preocupaciones son los problemas de financiación, el nivel de innovación y valor añadido de los productos, el modelo de negocio, las carencias directivas y organizativas, la productividad en el trabajo y el tamaño de la empresa.

El complicado contexto propicia que un 32% de las empresas se vean incapaces de abordar la transformación digital

decoration

Para el decano de COIIV, Salvador Puigdengolas, los resultados del informe demuestran que «debemos focalizarnos en potenciar aquellos aspectos transversales que mejoren la competitividad de las empresas sin comprometer el futuro de las próximas generaciones, sin dejar de lado acciones de estrategia y gestión, como la internacionalización o los factores financieros, claves para el devenir de muchas compañías».

Por su parte, Sergio Gordillo, socio director de Improven, asegura que «es imprescindible que los empresarios, directivos y profesionales dispongan de una sana ambición por ganar tamaño, desarrollar marca, atraer talento, invertir en innovación, implantarse a nivel internacional y desplegar acciones de sostenibilidad».

Críticas a la falta de apoyo por parte de las administraciones

El refuerzo del ferrocarril como vía de interconexión industrial es otra exigencia que recoge el estudio

El último informe emitido por el Observatorio Industrial de la Comunidad Valenciana recoge críticas por parte de los encuestados con relación al que consideran escaso apoyo por parte de las administraciones públicas hacia este sector productivo. En concreto, un 44,5% reclama una mejora de las políticas de ayuda, desarrollo y fomento para la industria, como uno de los principales retos a afrontar tanto a nivel nacional como autonómico.

En materia de infraestructuras, se percibe una evolución favorable. Sin embargo, y como una de las acciones que se deberían llevar a cabo para contener los desfavorables márgenes, se solicita un refuerzo del ferrocarril como vía de interconexión industrial, con el objetivo de reducir los tiempos empleados en el transporte y aumentar la eficiencia también desde el punto de vista de la sostenibilidad.

Los participantes en el observatorio identifican dos problemas en cuanto a factores tecnológicos de la empresa. Por un lado, se acusa falta de personal cualificado en habilidades y con bagaje, y por otro, los saltos de calidad se ven limitados por la falta de recursos para acometer las inversiones.

El informe también identifica otras necesidades, como el fomento de los planes de igualdad, el refuerzo de las estrategias de internacionalización y una mejor comunicación vertical por parte de las compañías, con la finalidad de implicar a los profesionales que trabajan para las mismas en los diferentes proyectos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats