Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El proveedor de dentífricos de Mercadona vende un 6% más en el año de la pandemia

La alcoyana Cosmoral alcanza los 15,7 millones de facturación y eleva sus beneficios hasta los 883.000 euros, un 12% más que en el ejercicio anterior

Las instalaciones de Cosmoral en Alcoy.  | JUANI RUZ

Las instalaciones de Cosmoral en Alcoy. | JUANI RUZ

El aumento de ventas que han registrado los supermercados durante el último año, debido al mayor consumo en casa por las restricciones para frenar al coronavirus, también ha beneficiado a los proveedores de las principales cadenas. Es el caso de la alcoyana Cosmoral, el fabricante de los dentífricos de Mercadona, que en el último año ha logrado aumentar su facturación y, lo que es más importante, sus beneficios, aunque, eso sí, a un ritmo algo menor que en el ejercicio anterior.

En concreto, según los balances depositados en el Registro Mercantil, la firma controlada por la catalana Boniquet alcanzó una cifra de negocio de 15,7 millones en 2020, frente a los 14,8 millones del ejercicio anterior. Un crecimiento del 6,5% que, si bien es algo inferior al 10% de 2019 -el primero en que la compañía estuvo controlada por el grupo catalán-, no deja de resultar significativo.

Igualmente, la compañía consiguió mejorar también sus resultados, que ascendieron a 883.661 euros, un 12% más que en el ejercicio anterior. De nuevo por debajo del 49% de mejora que logró en 2019, pero en la línea con lo que, por ejemplo, aumentó sus beneficios su principal cliente, la cadena de Juan Roig, que ganó un 17% más el año pasado.

Un resultado aún más meritorio si se tiene en cuenta que en este tiempo la compañía también logró reducir considerablemente su endeudamiento con entidades de crédito, desde los 5,5 hasta los dos millones de euros, según las mismas fuentes.

Fruto de este incremento de actividad, la compañía alcoyana también aumentó su plantilla y a lo largo del ejercicio ocupó a una media de 68 trabajadores, siete más que en 2019. Una plantilla que, además, es paritaria, con 34 hombres y 34 mujeres.

Se trata del segundo año en que Cosmoral está bajo control de Grupo Boniquet, que ostenta el 75% de las acciones, mientras que el restante 25% está en manos del empresario de origen cántabro Laureano Salcines, que ocupa el cargo de director general de la compañía.

La firma nació hace apenas ocho años, en 2013, cuando Mercadona decidió impulsar un proveedor especialista en productos de higiene bucal y se unió a Salcines para comprar a la también alcoyana Korott la línea de negocio de esta compañía que, hasta entonces, se encargaba de fabricar los dentífricos de la marca Deliplus.

De esta forma, inicialmente, la cadena de Juan Roig tenía el 51% de la nueva firma, a través de la sociedad CRV Inversiones, mientras que Salcines se quedó el restante 49%. Mercadona eligió al empresario cántabro por la amplia experiencia que ya acumulaba en el sector, tras 17 años en la firma Laboratorios Cosmodent.

Sin embargo, la situación cambió en 2019, cuando la cadena dio un giro a su estrategia de suministro y pasó de la figura del interproveedor -que se responsabilizaba de fabricar en exclusiva toda una gama de productos para los supermercados valencianos- a la del proveedor «totaler», con la que ahora se seleccionan las referencias prácticamente una a una. Este giro provocó toda una catarata de operaciones empresariales con la que muchos de estos proveedores trataron de diversificar su clientela o, como en este caso, integrarse en grupo mayores.

En el caso de Cosmoral, Mercadona optó por desinvertir y vendió su 51% al grupo Boniquet, que ya fabricaba dentífricos de marca blanca para otras cadenas y operadores. Los catalanes también se hicieron con un 24% adicional, que les vendió Laureano Salcines.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats