Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Junio se cierra con la mayor creación de empleo en la historia de la provincia

La reactivación económica suma 14.188 nuevos cotizantes a la Seguridad Social y reduce en casi 5.000 los afectados por ERTE en Alicante - La hostelería concentra casi la mitad del aumento, pero también suben comercio o la industria

Una terraza en la ciudad de Alicante.

La recuperación del mercado laboral alicantino se acelera y bate todos los récords, gracias al regreso del turismo -aunque sea a medio gas- y al fin de la mayoría de las restricciones en la hostelería y el resto de actividades económicas. Si el pasado mes de mayo ya se cerró con una de las cifras más altas de creación de empleo en la provincia de todos los tiempos, con cerca de 11.000 nuevos cotizantes a la Seguridad Social, los datos de junio no tienen parangón en la serie histórica. En un sólo mes se dieron de alta 14.185 trabajadores, algo desconocido hasta la fecha, a lo que hay que sumar otros 4.945 profesionales que salieron de los ERTE.

La cifra que más se le aproxima es la registrada en julio del año pasado, cuando el fin del confinamiento y el inicio de lo que el Gobierno denominó la nueva normalidad provocaron un aumento de 13.555 nuevos cotizantes. En este mismo mes, pero de 2016, fueron 13.204 las altas y en 2011 se sumaron 12.588 empleos. Ahora el gran objetivo es que no ocurra lo mismo que el año pasado, cuando los rebrotes truncaron la senda positiva al mes siguiente, algo que el avance de la vacunación debería impedir en esta ocasión.

Desempleo registrado en junio de 2021 INFORMACIÓN

Con este incremento, la cifra total de cotizantes a la Seguridad Social en Alicante se sitúa ya en 670.047, muy por encima de los que había antes de la llegada del covid -en febrero de 2020 había dados de alta 658.632 trabajadores-, aunque todavía por debajo de los 676.262 de junio de 2019. Este crecimiento del empleo tiene un claro protagonista, la hostelería, que acapara casi la mitad de todos los nuevos puestos de trabajo del pasado mes, con un total de 6.638 altas, según las cifras oficiales del Gobierno. Sin embargo, lo cierto es que la reactivación parece ya generalizada, con mejoras en prácticamente todas las actividades productivas. De esta forma, también el comercio sumó en junio hasta 2.541 nuevos ocupados por cuenta ajena, mientras que la industria añadió otros 1.841 trabajadores a sus filas. Por su parte, las empresas de actividades administrativas y de servicios auxiliares contabilizaron 1.044 nuevos ocupados, y la construcción, 361. Entre los pocos sectores que cerraron el mes en negativo está la educación, que suprimió 1.246 empleos con el fin del curso académico en colegios e institutos. Como es lógico, este aumento de cotizantes en la Seguridad Social también tuvo su reflejo en las cifras del paro registrado. Durante el pasado mes se dieron de baja de las oficinas de Labora -el antiguo Servef- hasta 5.662 personas, lo que deja la cifra total de parados en 174.726. La reapertura o la extensión de horarios en muchos locales también permitió que la cifra de trabajadores en ERTE volviera a reducirse. En concreto, hasta 4.945 personas pudieron volver a su trabajo.

De esta forma, al cierre del pasado mes ya solo quedaban en esta situación 16.767 personas de las casi 133.000 que llegó a haber durante el confinamiento. Por otra parte, en junio se formalizaron 59.759 nuevas contrataciones, un 71% más que en el mismo mes del año pasado. De ellos, sólo 5.442 fueron indefinidos. En este sentido, tanto desde UGT como desde CC OO mostraron su preocupación porque este regreso a la normalidad se parece demasiado a lo que había antes. Es decir, a un modelo económico basado en la precariedad y un sector tan estacional como es el turismo. Un patrón que, insisten, hay que corregir. «Es fundamental que las inversiones que se realicen con financiación de la UE tengan un compromiso inequívoco con el cambio de modelo», aseguró José María Ruiz Olmos, de CC OO. También inciden en la necesidad de proteger a los trabajadores que aún sufren las consecuencias de la pandemia. Así, Yolanda Díaz (UGT) advirtió que prácticamente la mitad de los parados no recibe ninguna ayuda, ya que muchos han agotado sus prestaciones. Por último, desde la patronal CEV alertaron de los posibles cambios que prepara el Gobierno central en la legislación laboral y señalaron que podrían truncar esta recuperación del empleo.

España registra una caída récord del desempleo

El mercado laboral también marcó una mejora histórica en junio a nivel nacional con la creación de 233.056 empleos, el mayor incremento en ese mes de su serie, y con un descenso récord del número de desempleados, con 166.911 parados menos, gracias al impulso de la actividad turística. Los datos proporcionados este viernes por los ministerios de Trabajo y de Seguridad Social muestran que el paro marcó la mayor caída en cualquier mes desde que hay registro (1996) hasta situar el número total en 3,61 millones de personas. Además, la afiliación ya está en niveles precovid en muchos sectores.

El Gobierno impulsará los contratos fijos discontinuos

La ministra de Trabajo asegura que negocia con el presidente la subida del salario mínimo

La vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, aseguró este viernes que la reforma de la contratación que negocia con los agentes sociales fijará como tipo de contrato ordinario el indefinido e impulsará el fijo discontinuo para circunstancias que ahora se cubren con contratos temporales. Díaz recordó que la elevada temporalidad que existe en España es una anomalía en Europa y que desde Bruselas se ha instado en varias ocasiones a acabar con ella.

Por eso, rechazó las críticas de la patronal CEOE a los cambios que propone, que enmarcó dentro de la dinámica normal de cualquier negociación. Para la ministra, la flexibilidad que reclaman las empresas no está reñida con extender la figura de los fijos discontinuos, que emplean muchos sectores. Un ejemplo sería el turrón o, incluso, muchos establecimientos turísticos. Por otro lado, Díaz también señaló que ya ha mantenido una conversación con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre la subida del salario mínimo (SMI) en 2021 y que están dialogando para resolver esta cuestión, que ha generado controversia dentro del Ejecutivo, informa Efe.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats