Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La construcción repunta un 62% en la provincia con las Marinas como principal motor

A pesar de la subida, el número de viviendas iniciadas se mantiene por debajo de los niveles anteriores a la pandemia uLa Vega Baja y Alicante siguen cayendo

Obras de construcción de un edificio en Alicante.  |

Obras de construcción de un edificio en Alicante. |

La construcción de nuevas viviendas empezó a repuntar en la provincia durante el segundo trimestre del año, pero sigue sin alcanzar las cifras anteriores a la pandemia. Además, los que han sido los principales motores del sector durante la última década -la Vega Baja y la ciudad de Alicante- continúan con la caída iniciada el año pasado, y son las Marinas las que toman el relevo en este arranque de la recuperación. Así lo reflejan las últimas estadísticas que hizo públicas ayer el Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Alicante, que, no obstante, destaca la tendencia positiva de los datos.

De esta forma, entre abril y junio, se emitieron visados para iniciar 1.503 nuevas viviendas en la provincia, lo que supone un aumento del 62% sobre las cifras del mismo periodo de 2020, cuando el confinamiento desplomó la actividad. No obstante, esta cifra se sitúa todavía un 15% por debajo de las registradas en los mismos meses de 2019, cuando se visaron 1.772 viviendas.

Pero, además, los datos también indican una gran disparidad entre las distintas comarcas y municipios, fruto de la incertidumbre que aún se vive en el sector, debido a las consecuencias de la pandemia. De esta forma, por primera vez desde el año 2009, las Marinas se convierten en la zona con mayor actividad constructora de la provincia, con un total de 473 viviendas iniciadas, lo que prácticamente triplica el volumen del año pasado, pero también duplica las del ejercicio anterior. Unas cifras en las tiene mucho que ver la puesta en marcha de varias promociones importantes en Dénia, que suma 238 viviendas en el periodo. También mejoran los datos de Benidorm, con 76 visados, o los de Xàbia, con 47 nuevas casas, entre otros.

Igualmente, destacan las cifras de la zona del Baix Vinalopó, que pasa de 48 viviendas iniciadas en el segundo trimestre de 2020 a 356 este año. De ellas, 196 están ubicadas en el término municipal de Santa Pola y otras 158 en la propia ciudad de Elche.

También aumenta la actividad, aunque en este caso sólo un 18%, en l’Alacantí, por el inicio de nuevas promociones en Mutxamel y Sant Joan. Por el contrario, la puesta en marcha de nuevos proyectos cae a la mitad en Alicante, con sólo 86 visados, frente a los 192 del año pasado o los 254 de 2019. En los últimos años, la capital de la provincia se había convertido en varias ocasiones en el municipio con mayor actividad.

Sin embargo, la peor parte se la lleva la Vega Baja. Tras convertirse durante casi una década en el principal motor del sector inmobiliario en la Costa Blanca, ahora es una de las zonas donde ni siquiera ha empezado a remontar la actividad. Así, las 283 viviendas iniciadas en el segundo trimestre suponen una caída del 18% sobre el año pasado, cuando la cifra ya se había desplomado otro 57%. De esta forma, el volumen de edificación queda muy lejos de las 813 viviendas iniciadas en 2019 en estos mismos tres meses del año.

El nuevo presidente del Colegio de Aparejadores, Carlos Casas, destacó ayer que, pese a todo, «entendemos que la tendencia es positiva, en términos generales, y tiende a la recuperación si se continúa con estos parámetros en los próximos meses». Ahora la amenaza llega por el aumento de los costes de construcción, que está llevando a muchos promotores a retrasar la comercialización de sus nuevos proyectos para recalcular los costes.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats