Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia lastra los salarios y los sitúa por debajo de la inflación

El incremento medio acordado en la provincia por convenio se sitúa en el 1,24%, medio punto menos que el año pasado y menos de la mitad de lo que aumentan los precios hasta junio

Concentración con los líderes autonómicos de UGT y CC OO para reclamar la subida del SMI la semana pasada.  |

Concentración con los líderes autonómicos de UGT y CC OO para reclamar la subida del SMI la semana pasada. | FERNANDO BUSTAMANTE

Por si fuera poco con la pérdida que numerosos trabajadores sufrieron el año pasado al verse afectados por un ERTE, este año muchos asalariados podrían ver mermado de nuevo su poder adquisitivo por la escasas subidas que prevén los convenios en vigor y el aumento de la inflación. Y es que uno de los efectos de la pandemia está siendo la reducción de las alzas salariales pactadas entre empresas y sindicatos, cuando no directamente la falta de renovación de muchos acuerdos, que mantiene congeladas las retribuciones.

Así, la subida media que contemplan los convenios en vigor en la provincia hasta junio -lo que incluye tanto los firmados este año como los pactados en ejercicios anteriores pero con efecto en 2021- apenas alcanza el 1,24%, según datos oficiales del Ministerio de Trabajo, una cifra medio punto por debajo de la que se registraba en junio del año pasado (1,74%) y también inferior a la de 2029 (1,67%) y 2018 (1,93%)

Pero, sobre todo, se trata de una subida muy inferior al encarecimiento de la cesta de la compra de los últimos meses, que no deja de subir con las alzas del petróleo, la electricidad o determinadas materias primas, y que el pasado mes de junio cerró con un incremento del 2,7% a nivel nacional, más del doble que los salarios pactados. Una diferencia que aún es mayor en el caso de la provincia de Alicante, donde la inflación es todavía más elevada, del 3,1%, según los últimos datos del INE.

De seguir así, el resultado será una caída del poder adquisitivo de los trabajadores, como ya ocurrió entre 2010 y 2012, y como volvió a suceder en 2016, cuando los sueldos subieron el 0,9% y los precios un 1,3%.

Como suele ser habitual, quienes peor lo tienen son aquellos que dependen de un convenio de empresa, que sólo contemplan para este 2021 una subida del 1,06%, frente al 1,25% de los sectoriales.

La situación preocupa a los sindicatos, que llevan tiempo alertando del bloqueo en la negociación de muchos convenios y reclaman revertir la reforma laboral que, entre otras cosas, fijó la prevalencia de los acuerdos de empresa sobre los sectoriales. «Somos conscientes de la situación económica y no vamos a pedir imposibles, pero no puede ser que sean los trabajadores los que siempre acaben pagando el pato. Además, hay que recordar que buena parte de la economía depende del consumo y para eso se necesita que haya salarios dignos», apunta la secretaria general de UGT en l’Alacantí-La Marina, Yaissel Sánchez, que también insiste en la necesidad de que se aumente el Salario Mínimo Interprofesional, uno de los debates que mantiene dividido al actual Ejecutivo de Pedro Sánchez.

En la misma línea, el máximo responsable de CC OO en l’Alacantí-les Marines, Paco García, denuncia los problemas para negociar muchos convenios en la provincia «por ausencia de patronal o por boicot manifiesto» y reclama que se retomen las conversaciones para firmar el que sería el V Acuerdo por el Empleo y la Negociación Colectiva a nivel nacional, que fije las prioridades y los objetivos de salario y de jornada que sirvan de guía para los convenios.

Por su parte, el presidente de CEV Alicante, Perfecto Palacio, apuesta por la moderación salarial y señala que «la prioridad debe ser la supervivencia de las empresas y, por tanto, de los puestos de trabajo». Además, considera que la posibilidad de una pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores es «muy baja», ya que el año pasado los precios cerraron en cifras negativas y considera que las subidas de precios son transitorias. Así, recuerda que para este ejercicio organismos como Funcas prevén que la inflación subyacente media para todo el año será del 0,8%.

De subidas del 2,5% a la congelación de los sueldos

Aunque la subida media de los convenios en la provincia es del 1,24%, existen notables diferencias, según recalca desde UGT, Yaissel Sánchez. Así, por ejemplo, el convenio de la construcción, que afecta a 31.000 trabajadores, prevé un alza del 2,5%; el del comercio del metal (19.000 trabajadores), un 1,5%; mientras que el de la hostelería se prorrogó sin contemplar ninguna subida adicional. En las empresas los incrementos suelen ser menores y en muchas se están pactando alzas del 0,5% o el 0,6%. La excepción son las vinculadas al sector público o las tecnológicas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats