Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La provincia crea 21.200 empleos en el segundo trimestre del año

Los servicios y la construcción acaparan la mejora del mercado laboral, mientras baja la ocupación en agricultura y, sobre todo, la industria

Un camarero atiende a los clientes en una terraza de Alicante.

Un camarero atiende a los clientes en una terraza de Alicante.

La Encuesta de Población Activa (EPA) certifica la mejora que experimentó el mercado laboral alicantino durante el segundo trimestre del año, sobre todo a raíz del levantamiento del estado de alarma y de la relajación de las restricciones que se impusieron para frenar la pandemia. Una mejora que, eso sí, deja un panorama todavía alejado de las cifras anteriores a la pandemia.

De esta forma, entre los meses de abril y junio se crearon en la provincia 21.200 empleos, lo que sitúa la cifra de ocupados en 734.900, según los datos que ha publicado este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE). Son 33.300 más de los que había en el mismo periodo del año pasado, que coincidió con la etapa más dura del confinamiento, pero 47.900 menos de los que había en el segundo trimestre de 2019, antes de que el covid hiciera su aparición.

A la hora de analizar estas cifras también hay que tener en cuenta que que el INE -al igual que la Seguridad Social- contabiliza como ocupados a los trabajadores en ERTE, que el año pasado llegaron a sumar más de 130.000 en la provincia frente a los 17.000 que quedaban en esta situación a finales del pasado mes.

Esta mejora del empleo ha permitido una reducción de 8.700 personas en la cifra de parados, que se queda en 160.600, mientras que el resto del aumento de la ocupación se corresponde con el incremento que ha experimentado la població activa. Es decir, son personas que en el trimestre anterior no tenían empleo pero tampoco lo buscaban activamente, una de las condiciones para que el INE lo contabilice como parado.

Por sectores, como era de esperar, son los servicios los que acaparan buena parte de la creación de nuevos puestos de trabajo, con 23.100 ocupados más que en el arranque del año. Se trata del secto que concentra la hostelería y el comercio, las dos actividades que más se han beneficiado de la relajación de las restricciones.

También ha habido una mejora considerable en la construcción, donde se han creado 9.100 empleos, según el INE. Por el contrario, presentan cifras negativas la agricultura, que destruye 200 empleos, y, sobre todo, la industria, que redujo la cifra de trabajadores ocupados en 11.000 personas, hasta los 83.300, lo que supone el menor volumen de empleados en esta actividad desde el inicio de la serie que facilita el INE, que arranca en el primer trimestre de 2008.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats