Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El comercio exige una factura de la luz justa y rebajas de impuestos

La patronal alicantina destaca que los altos precios están comprometiendo la viabilidad de numerosos establecimientos

El sector ha sufrido el impacto de la crisi con numerosos comercios cerrados

El sector ha sufrido el impacto de la crisi con numerosos comercios cerrados

El presidente de la Federación de Comercio de la Pequeña y Mediana Empresa de la provincia de Alicante (Facpyme), Carlos Baño, ha reclamado hoy al Gobierno de España “una factura de la luz justa y bajadas de impuestos para compensar el incremento desproporcionado del coste de la energía que sufre el sector del comercio, autónomos y pequeñas y medianas empresas”.

“El precio de la luz es un mazazo económico”, ha señalado, y ha exigido a las administraciones públicas una reducción de las tasas que afectan a la actividad comercial para salvar un sector muy golpeado por la crisis.

“El comercio no puede más, la tarifa de la luz se ha disparado y amenaza la viabilidad de infinidad de comercios”, ha subrayado Carlos Baño. “Las franjas horarias más caras de la luz coinciden con los horarios de actividad comercial, si a eso unimos que estamos en plena ola de calor con el impacto que tiene sobre la climatización de los locales y que la bajada del IVA aprobada por el Gobierno deja fuera a 3 de cada 4 negocios –más del 75% de los negocios tienen una potencia contratada superior a los 10kw-, nos encontramos ante una tormenta perfecta que perjudica notablemente al comercio”.

El presidente de Facpyme ha destacado que esta situación “amenaza al sector económico que más empleo genera en España –más de 3 millones de personas-, en la Comunidad Valenciana -367.000 ocupados- y en la provincia de Alicante –más de 132.000 personas-, por lo que urge que las administraciones públicas adopten medidas reales y efectivas para evitar el cierre de más comercios”.

“Estamos ante una situación límite. La pandemia ha hecho mucho daño, pero en el momento en que empezábamos a ver signos de recuperación llega este desmesurado incremento de la luz que incide directamente sobre los costes fijos que deben asumir los comerciantes y los pequeños y medianos empresarios para el ejercicio de su actividad empresarial”, ha añadido.

En este sentido, ha insistido en la necesidad de que desde el Gobierno, Generalitat y ayuntamientos se active un paquete de medidas fiscales de carácter urgente para asegurar la viabilidad de las empresas, evitar así el cierre de más negocios, reactivar las economías locales y la provincial y favorecer el mantenimiento de los puestos de trabajo.

“Estamos ante una situación excepcional y necesitamos medidas excepcionales”, ha subrayado Baño, quien ha insistido en que el sector del comercio “está muy dañado por las consecuencias de la crisis de la Covid-19, con caídas de la facturación que en algunos casos han alcanzado el 70%, además del cierre de negocios. Hay que evitar que más empresarios tengan que bajar la persiana definitivamente, porque como sociedad es algo que no nos podemos permitir”.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats