Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sector servicios remonta por la hostelería mientras la industria se frena en seco

La cifra de negocios del sector terciario de la Comunidad aumenta en junio en un 19,1%, casi dos puntos por debajo de la media española

La terraza de un restaurante de la playa de San Juan repleta de comensales.

Las dos actividades que conforman el grueso sustancial de la economía de la Comunidad Valenciana registraron el pasado junio una evolución dispar, aunque en ambos casos positiva, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Mientras el sector servicios, que representa más del 70% del PIB valenciano, experimentó una importante remontada bajo el impulso de la hostelería, la actividad más perjudicada por la pandemia del coronavirus, la industria, que se mueve en torno al 17 % del Producto Interior Bruto, registró la peor subida de las autonomías españolas, con solo un 3 %.

En concreto, la cifra de negocio del sector servicios de la Comunidad Valenciana cerró junio con un alza del 19,1%, casi dos puntos por debajo del 21,7% de la media española. No obstante, en el primer semestre del año el incremento autonómico fue del 15,9%, mientras que el nacional se quedó en el 14,1 %. Buena parte de este impulso proviene de la hostelería, que aumentó en junio en un 76,7% su volumen de negocio respecto al mismo mes de 2020. En aquel momento, el país había iniciado la salida del túnel del confinamiento total decretado en marzo para luchar contra la pandemia. En este junio, la Comunidad Valenciana hacía frente a nuevas restricciones para tratar de frenar la quinta ola del coronavirus. Sea como fuere, lo cierto es que en el primer semestre de este año, la hostelería aumenta su actividad en un 12,8% frente a los seis primeros meses de 2020, de los cuales dos y medio fueron de casi total normalidad económica.

En junio de 2021, la actividades administrativas y los servicios auxiliares de la Comunidad Valenciana experimentaron una subida del 31,2% y el transporte, del 27,5%. Por su parte, el comercio se quedó en el 15,8%, un porcentaje que bajó al 4,6% en los establecimientos minoristas. Por otro lado, el índice de personal ocupado en el sector servicios valenciano creció en junio un 3,8%, cuatro décimas más que en España, pero bajó en medio punto en el primer semestre. Información y comunicaciones y hostelería fueron las actividades más dinámicas en términos laborales.

Respecto a la industria, la cifra de negocios en la Comunidad Valenciana aumentó en junio tan solo en un 3%, muy lejos desde luego del 19% registrado en el conjunto de España. Tan es así que se situó como la autonomía con una peor evolución en términos interanuales. Y a una distancia sideral del 36% de subida de Andalucía o Asturias. No obstante, la situación mejora ostensiblemente en el análisis de los seis primeros meses de 2021, dado que en ese período el incremento fue del 16,7%, mucho más cerca de la media nacional del 18,6%.

Ventas de la energía

Con el avance de junio, la facturación de la industria española suma cuatro meses consecutivos de ascensos tras haber encadenado anteriormente un año de tasas interanuales negativas por la crisis del covid. Por sectores, la energía disparó sus ventas un 71,% interanual, mientras que los bienes intermedios facturaron un 31,9% más. A estos avances les siguen los de bienes de consumo duraderos (16,2%) y los bienes de consumo no duraderos (14,7%). Por contra, los bienes de equipo recortaron su negocio anual en un 3,3%, según los datos del INE.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats