Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mercados financieros

La incertidumbre sobre la recuperación amenaza los máximos históricos de las bolsas

Los principales índices mundiales han sufrido caídas esta semana tras dispararse hasta niveles récord en los últimos 17 meses

Sesión de apertura en Wall Street.

Aunque pueda resultar sorprendente para alguien no acostumbrado a seguir la evolución de los mercados, las bolsas mundiales están en los niveles más altos desde que hay registros pese a que los efectos de la pandemia del coronavirus todavía se dejan sentir en la economía global. La última semana, sin embargo, ha reaparecido la sensación de vértigo de los inversores, que temen que las cotizaciones récord alcanzadas puedan resultar excesivas en vista de las dudas sobre la recuperación económica provocadas por la variante delta del coronavirus, la posible retirada de estímulos económicos por parte de la Reserva Federal (Fed) estadounidense a finales de año o principios del próximo, y la tensión geopolítica generada por Afganistán.

El índice MSCI World, que recoge los mercados de valores de los 23 países más desarrollados del mundo, alcanzó el viernes de la semana pasada un máximo histórico de 3.125,12 puntos, un 28,3% por encima del récord que registró en febrero del año pasado poco antes del estallido de la pandemia y un 95% superior al punto más bajo al que llegó a caer en marzo de 2020, en pleno tsunami de incertidumbre sobre el alcance del coronavirus. El MSCI ACWI, que añade al anterior las 27 mayores bolsas emergentes (incluida la china), también ascendió a su cota más alta hace una semana, con revalorizaciones del 26% y el 91%, respectivamente.

Su evolución demuestra que las bolsas están disparadas desde hace más de un año. El próximo jueves, de hecho, se cumplirán doce meses desde que ambos índices lograron superar los máximos históricos que habían alcanzando poco antes de la llegada del coronavirus. Entonces se habló de un peligroso desacoplamiento entre los mercados y la economía real, en un contexto de previsiones muy negativas sobre el desempleo y el crecimiento. "Sin embargo, ha quedado claro que las previsiones eran demasiado pesimistas", ha expuesto Nicky Maan, de Spectrum Markets.

Niveles récord

Las bolsas estadounidenses son las principales responsables de las subidas mundiales. El Dow Jones, que recoge a las 30 mayores cotizadas del país, inició en su punto más bajo de la anterior crisis (marzo de 2009) una escalada casi ininterrumpida, que desde marzo de 2013 le ha llevado a pulverizar récord tras récord incluso a pesar del bache que sufrió en la primavera de 2020 por el Covid-19. El pasado lunes alcanzó un máximo de 35.625,4 puntos, un 20% superior al tope de antes de la pandemia y un 91% mayor al mínimo al que cayó por la misma. El Standard & Poor's 500, que recoge al medio millar de mayores cotizadas del país, marcó un récord el mismo día de 4.479,71 puntos, un 32% y un 100% por encima, respectivamente.

En Europa, el EuroStoxx 50, que incluye a medio centenar de las mayores cotizadas de la eurozona, está lejos de su máximo histórico (5.464,43 puntos en marzo de 2000, en plena burbuja puntocom), pero el viernes de la semana pasada subió a 4.229,7 puntos, su nivel más alto desde enero de 2008. Algunos de los principales índices del área han alcanzado niveles récord en los últimos días (el alemán Dax 30) o han estado al borde de hacerlo (el francés Cac 40).

Otros, en cambio, están más rezagados. El italiano FTSE MIB se mueve en máximos de septiembre de 2008, pero un 46% por debajo del récord de marzo de 2000, mientras que el español Ibex 35, que desde la anterior crisis tiende a ir rezagado, sigue en torno a un 11% por debajo del nivel prepandemia y un 44% por debajo del máximo de noviembre de 2007. También le sucede, fuera de la zona euro, al británico Footsie 100, aunque en menor medida (un 8,3% por debajo de su máximo de mayo de 2018). 

Temores reaparecidos

La escalada general de las bolsas desde la primavera de 2020 se explica por unos resultados empresariales que "en gran parte del mundo están siendo sorprendentemente sólidos, lo que ha provocado que el mercado descuente una situación prácticamente perfecta", según ha apuntado DWS. Con todo, desde los máximos alcanzados hace unos días se vienen sucediendo las caídas. "Los temores sobre la evolución del crecimiento han reaparecido ahora que se acerca el momento en que la Fed comenzará a reducir sus compras de activos y la actividad de EEUU y China está decepcionando. Los inversores temen que las temáticas de la reactivación económica y la liquidez ya hayan tocado techo y se están volviendo más prudentes", ha apuntado Emmanuel Cau, de Barclays.

"Es de esperar un aumento de la volatilidad, pero creemos que las perspectivas del mercado son positivas y están bien respaldadas", ha matizado Ben Laidler, de eToro, quien ha subrayado que la "fuerte recuperación económica y de los beneficios está compensando una política monetaria potencialmente más restrictiva y unas valoraciones más bajas". Las previsiones, así, siguen apuntando a un crecimiento de la economía mundial superior al 6% este año, el mayor en más de cuatro décadas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats