Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Coste de endeudarse

El crédito se abarata más en España que en la zona euro durante la pandemia

Los préstamos siguen siendo más caros en el país por su mayor prima de riesgo, pero la diferencia se ha estrechado gracias al BCE

Trámites en una oficina bancaria.

El crédito bancario a hogares y empresas se ha abaratado más en España que en la media de la zona euro durante la pandemia, si bien sigue siendo más caro como consecuencia de la tradicionalmente mayor prima de riesgo del país (posibilidad de impago a ojos del mercado). El caso más significativo es el de las hipotecas, cuyo tipo medio de las nuevas operaciones ha bajado un 20% entre febrero del 2020 y el pasado mes de julio, desde el 1,8% al 1,43%. En el mismo periodo, en el conjunto de la unión monetaria se redujo un 6,3%, del 1,41% al 1,32%, según los datos publicados este miércoles por el Banco Central Europeo (BCE). Todavía, por tanto, es más caro para un hogar español endeudarse para comprar una vivienda, pero la diferencia ha bajado de 0,39 a 0,11 puntos porcentuales. 

Dicho abaratamiento generalizado del crédito es fruto de las medidas adoptadas por las autoridades para combatir los efectos económicos de las restricciones para frenar el covid. Así, el BCE lanzó un programa de compra de deuda pública y privada sin precedentes para comprimir las diferencias entre las primas de riesgo nacionales y reducir así los costes de financiación generales en las economías del euro, además de inyectar liquidez ultrabarata de forma masiva a los bancos condicionada a que dieran préstamos. Los países, asimismo, han lanzado programas de avales públicos a los créditos a empresas como los ICO en España, que permiten a las entidades financieras prestar a precios menores ya que el Estado asume la mayor parte de las pérdidas en caso de impago.

Como consecuencia de todo ello, el tipo medio de los nuevos créditos a las compañías ha bajado un 5,4% en el país desde febrero de 2020 hasta el pasado julio, en que quedó en el 1,57%, mientras que en la eurozona se redujo un 3,2%, hasta el 1,47%. Dicha reducción es menor que en las hipotecas porque en este último caso también se está produciendo una guerra entre bancos por crecer en ese segmento del negocio, el que menos morosidad tiene tradicionalmente. De hecho, el crédito al consumo, un segmento de menor peso y que suele registrar más impagos (particularmente en España), ha sido el único donde la reducción del tipo medio en el país (3,6%, hasta el 7,75% en julio) ha sido inferior a la caída en la zona euro (5,57%, al 5,25%).

Más financiación

Este abaratamiento general del crédito ha favorecido que, a pesar de la incertidumbre y la caída de rentas provocada por el covid en los hogares, los préstamos bancarios a las familias hayan bajado solo mínimamente durante la pandemia, en contra de lo habitual en anteriores crisis. El pasado julio, las familias tenían deudas bancarias por valor de 700.405 millones de euros, según ha informado este miércoles el Banco de España. Esto es apenas un 0,2% menos que en febrero de 2020, con un descenso mayor en los préstamos al consumo (1,66%) que en las hipotecas (0,27%), como es lógico porque los primeros tienen unos plazos de amortización mucho más cortos, con lo que reflejan antes los cambios en el clima económico. Con todo, el saldo total de créditos es un 0,7% superior al de julio del año pasado y un 1,1% mayor al mínimo de la pandemia del pasado febrero, lo que implica que los hogares se están volviendo a endeudar a medida que se va retomando la actividad.

Las empresas, por su parte, cerraron julio con un endeudamiento de 948.208 millones de euros, un 8,69% mayor que en febrero de 2020. Al contrario que los hogares, las compañías han tenido que aumentar su deuda para sobrevivir ante el desplome de los ingresos que les han provocado las restricciones. Han tenido que aumentar todas sus vías de financiación: el crédito bancario (7,8% al alza, hasta los 483.235 millones), los títulos de deuda (12%, a los 136.424 millones) y los préstamos obtenidos del exterior (8,4%, a los 328.548 millones).

El euribor baja por tercer mes consecutivo hasta el -0,498%

 El eurirbor, el indicador de referencia para la mayoría de las hipotecas en España, volvió a bajar en agosto hasta el -0,498%, su tercer descenso mensual consecutivo, según ha confirmado este miércoles el Banco de España. Su nivel es inferior al -0,359% de agosto del año pasado, con lo que las cuotas de los créditos que toque revisar con la última referencia volverán a reducirse. 

Un préstamo tipo de 120.000 euros a 20 años con un diferencial del euribor más un 1%, así, registrará una rebaja de 87,24 euros al año (7,27 euros al mes). La cuota mensual pasará de 487,47 euros a 480,2 euros.

El euribor cerró agosto más cerca del mínimo histórico de -0,505% que registró el pasado enero. Después de aquel mes, registró tres subidas mensuales consecutivas. Pero a partir de junio volvió a bajar. Eso sí, todos los movimientos se han producido en un rango muy estrecho. 

El departamento de análisis de Bankinter estima que el euribor rondará el -0,50% en diciembre de 2021, el -0,41% a finales de 2022 y -0,26% al cierre de 2023. 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats