Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Cámara y la CEV valoran de forma positiva la rebaja del IAE por parte de la Diputación

El comercio también elogia la iniciativa y pide a la Generalitat que reduzca igualmente sus impuestos

El pleno de la Diputación en la que se aprobó la rebaja Héctor Fuentes

La Cámara de Comercio de Alicante valora positivamente medidas como la recientemente aprobada por la Diputación en el sentido de rebajar el recargo provincial del Impuesto de Actividades Económicas (IAE). El presidente de la entidad cameral, Juan Riera, manifiesta que "en momentos como el actual, con los costes disparados de la energía o las materias primas, las empresas agradecen cualquier gesto en materia de rebajas fiscales que les permita ser más competitivas y crear empleo".

Cámara Alicante ha manifestado reiteradamente que la reducción de cargas a las empresas en fundamental para que la economía de la provincia crezca y que sus productos consigan mayores cuotas de mercado nacional e internacional.

También el presidente de CEV Alicante, Perfecto Palacio, ha valorado positivamente la reducción del 50% recargo provincial del impuesto de actividades económicas aprobada por el pleno de la Diputación de Alicante el pasado día 9 de septiembre. 

“Todos sabemos que es un momento muy complicado, porque cuando todavía estamos enfrentándonos a las consecuencias de la pandemia, el encarecimiento enorme del coste de las materias primas, los problemas en aprovisionamientos y la escalada del coste energético están comprometiendo la viabilidad de muchas empresas, por lo que toda ayuda es por supuesto bien recibida”, ha afirmado Palacio.

Sobre el propio impuesto, el presidente de CEV Alicante ha afirmado que “se trata de un tributo que grava de forma no ajustada a la realidad de las actividades económicas, que además ya vienen gravadas por el impuesto sobre sociedades y el impuesto sobre la renta de las personas físicas, por lo que hablar de su eliminación es coherente”. 

Por su parte, el presidente de la Federación de Comercio de la Pequeña y Mediana Empresa de la provincia de Alicante (Facpyme), Carlos Baño, ha valorado el “importante esfuerzo que ha realizado la Diputación de Alicante para reducir al mínimo el Impuesto de Actividades Económicas, lo que demuestra su compromiso para favorecer la reactivación de los sectores más castigados por la crisis, como es el caso del comercio”.

Carlos Baño se ha referido así al anuncio del presidente de la Diputación, Carlos Mazón, de rebajar el IAE al 10% en 2021, al 5% en 2022 y situarlo en el 0% en 2023.

En este sentido, ha reclamado a las demás administraciones “que adopten medidas similares para generar las condiciones necesarias para un mayor dinamismo económico que incentive también la creación de empleo y consolide la recuperación económica”.

El presidente de Facpyme, en este sentido, ha pedido a la Generalitat “que apruebe rebajas en los impuestos que gestiona que afectan a la actividad económica para dar un respiro a miles de pequeñas y medianas empresas, autónomos y establecimientos comerciales, ahogados por las restricciones motivadas por la pandemia y cuyos costes fijos siguen incrementándose, debido entre otras cuestiones a la desbocada subida de la tarifa eléctrica”.

En este punto, ha exigido al Gobierno de España “una solución urgente para frenar la escalada en el precio de la luz que está poniendo en jaque a miles de comercios. Las franjas horarias más caras coinciden con las horas en las que los establecimientos comerciales desarrollan su actividad, lo que implica unos gastos difícilmente asumibles por los pequeños y medianos comercios”.

“Hacen falta medidas contundentes, rebajar las tasas que incluye la factura de la luz y una reducción del IVA a la que pueda acogerse todo el sector, porque la aprobada por el Gobierno deja fuera a 3 de cada 4 negocios ya que la potencia que tienen contratada es superior a los 10kw establecidos como límite para beneficiarse del IVA reducido”, ha añadido.

Por otro lado, ha exigido a la Generalitat que desatasque la gestión de las ayudas prometidas y agilice el proceso burocrático para que no se pierdan millones de euros vitales para la viabilidad del sector. “Las condiciones para acceder a ellas generan dudas y existen muchas trabas para conseguirlas”, por lo que ha pedido un sistema más sencillo y que permita que todos puedan acogerse. “Existe mucha diversidad y tipología de comercios y no todos han sufrido el impacto de la pandemia de la misma forma, pero todos han sufrido las consecuencias por lo que hay que articular convocatorias que de verdad no dejen a nadie fuera”.

El presidente de Facpyme ha puesto de relieve que esta situación “amenaza al sector económico que más empleo genera en España –cerca de 3,25 millones de personas-, en la Comunidad Valenciana –casi 377.000 afiliados a la seguridad social- y en la provincia de Alicante –unas 138.000 personas-, por lo que urge que las administraciones públicas adopten medidas reales y efectivas para evitar el cierre de más comercios”.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats