Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Generalitat sanciona a Amazon por publicidad ilícita durante el Black Friday y el Cyber Monday

La multinacional aceptó el pago voluntario de las multas y abonó 17.600 euros

La estación logística de Amazon en Alicante.

Es un truco tan viejo como ilícito, por mucho que ahora se utilice en webs de comercio electrónico. Cuando llegan las rebajas, para hacer más atractivo el descuento que se ofrece, se eleva el precio al que supuestamente estaba el producto antes de la oferta. De esta forma la rebaja, que en realidad es del 10%, se publicita como del 30%, por poner un ejemplo.

Esto es lo que detectaron los inspectores del Servicio Territorial de Comercio y Consumo de Alicante cuando el año pasado decidieron realizar una comprobación de oficio de las ofertas de Amazon con motivo del Black Friday y el Cyber Monday. Una comprobación que ha finalizado con la imposición por parte de la Conselleria de Economía Sostenible de dos sanciones por infracción administrativa a la multinacional norteamericana por "prácticas comerciales desleales con las personas consumidoras y usuarias" y por la realización de "publicidad ilícita".

Inicialmente cada una de estas multas era de 11.000 euros, pero el importe final se rebajó a 8.800 euros después de que la compañía fundada por Jeff Bezos aceptara pagar la sanción voluntariamente. De hecho, la compañía tan sólo respondió inicialmente a la Conselleria señalando que entre la información que se le había remitido no se concretaba en qué productos se detectaron las irregularidades, cuando la administración corrigió este error, el gigante del comercio electrónico ya no presentó más alegaciones y se avino a pagar.

Para determinar si Amazon está realizando publicidad ilícita, los inspectores llevaron a cabo sendas búsquedas con un mes y dos semanas de antelación a la fecha señalada, y luego la repitieron el Black Friday y el Cyber Monday. En ambos casos se comprobaron los precios de hasta 129 televisores y un centenar de cafeteras.

Entre los ejemplos que se incluyen en el expediente, facilitado a los medios por la Conselleria, se aprecia, por ejemplo, el caso de una cafetera Nespresso de Longhi que se vendía el Black Friday por 69 euros y se señalaba que su precio inicial era de 99 euros, cuando un mes antes se podía encontrar en realidad por 83,24.

Otro ejemplo es el de un televisor Philips de 70 pulgadas, que se ofertaba el Cyber Monday por 639,99 euros y se señalaba que su precio iniciar era de 793,77, cuando el 29 de octubre se podía encontrar por 685,95.

En suma, según el expediente, la investigacion concluyó que "algunos precios que se señalan como habituales en el día de oferta no son reales, según se observó en los días previos", de modo que el descuento real es mucho menos abultado de lo que se pretende hacer creer al consumidor.

"Los datos obtenidos permiten llegar a la conclusión de que se está incurriendo en una práctica comercial desleal, dados los términos de la Ley 3/1991, de 10 de enero, de Competencia Desleal, artículos 5.1 e) y 22.6 a), ambos en redacción dada por la Ley 29/2009, de 30 de diciembre", recoge la sanción.

"Se da la impresión -añade- de que se está realizando una rebaja que no puede considerarse real, ya que el precio que el Black Friday/Cyber Monday se presenta como habitual, en varios casos era inferior 14 días antes y 28 días antes; y en otros casos los productos no estaban a la venta 28 días antes".

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats