Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La aportación de la Comunidad al Impuesto de Sociedades crece un 11% tras el «procés»

El número de empresas con sede fiscal en la autonomía aumentó en un 4,3% entre 2016 y 2018

Personas ondeando estelada durante la Diada de 2014

Personas ondeando estelada durante la Diada de 2014 Reuters

La aportación de la Comunidad Valenciana a la caja común del Impuesto de Sociedades, que las mercantiles de cualquier territorio abonan directamente al Estado, aumentó en un 11,1% entre 2016 y 2018, según los últimos datos contenidos en la estadística de cuentas no consolidadas de dicha figura fiscal que elabora la Agencia Tributaria. En el último de los citados años, el número de empresas con sede fiscal en la autonomía ascendía a 179.574, con un incremento del 4,3% con relación a las 172.042 de 2016. La subida en número fue de más de 7.500 firmas.

Entre medias de los dos ejercicios, se produjo, el 1 de octubre de 2017, el referéndum ilegal para la independencia de Cataluña que precipitó la salida de empresas de aquella autonomía y el traslado de las sedes sociales de las mismas a otros territorios. Desde aquel momento, Cataluña ha perdido cerca de 4.500 mercantiles, restando las que se han trasladado allí de las que se han ido. Una parte sustancial se fue a Madrid, pero la segunda región que acogió más compañías fue la Comunidad Valenciana, con dos entidades emblemáticas a la cabeza como son CaixaBank, que se instaló en València, y el Banco Sabadell, que lo hizo en Alicante. Ambos siguen ahí. También se vinieron aquí Banco Mediolanum e Idilia Foods, fabricante de marcas como Cola Cao o Nocilla.

El aumento en el número de empresas en la Comunidad Valenciana fue porcentualmente inferior a los ingresos aportados al Estado. En 2016, la cifra alcanzaba los 1.849 millones de euros. Al año siguiente, ya con el denominado procés desbocado tras la declaración unilateral de independencia y la suspensión de la autonomía catalana, dicha cantidad subió a 1.935 millones y en 2018, a 2.056. El alza entre el primero y el tercer ejercicio fue, como ha quedado dicho, del 11,1%. Se trata, en cualquier caso, de tres años en los que la economía vivía momentos de expansión tras recuperarse, al menos en su mayor parte, de la Gran Recesión. A las puertas estaba la crisis del coronavirus.

Peso nacional

Los datos citados han comportado que la participación valenciana en el número de empresas que abonan el Impuesto de Sociedades apenas haya variado una décima y represente en 2018 el 11,1% del total, frente al 11% de 2016, mientras que en el importe de lo que ha contribuido fiscalmente el aumento haya sido de medio punto, del 6,5% de 2016 al 7% de 2018. La Comunidad ocupa la cuarta posición en el escalafón nacional, en el que no están incluidos País Vasco y Navarra, al tener transferida la fiscalidad.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats