Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La luz se desboca y supera los 188 €

El Gobierno encarga a Competencia que vigile que las comercializadoras rebajan la factura

Torres de refrigeración de la central nuclear de Cofrentes. |

Torres de refrigeración de la central nuclear de Cofrentes. | FERNANDO BUSTAMANTE

El precio de la luz mantiene su subida descontrolada y hoy costará 188 euros el megavatio hora. La electricidad ha pulverizado en apenas 24 horas el récord histórico alcanzado el miércoles de 172 euros y es 35 euros más caro que el del martes, cuando el megavatio se pagó a 153 euros. El alza se produce tras las medidas del Gobierno para rebajar el coste de la factura y que han provocado la amenaza de las eléctricas del «cierre desordenado» de las plantas nucleares españolas. Red Eléctrica de España (REE), que es el operador del sistema, advirtió ayer de que no es posible el cierre «adelantado y desordenado» de las nucleares porque producen entre el 20% y el 22% de la energía española y su aportación a la seguridad del sistema es muy importante.

Por otro lado, el Gobierno ha ordenado a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que vigile que los comercializadores aplican la rebaja en la factura. Además, la patronal eólica también se quejó de las medidas aprobadas por el Ejecutivo de Pedro Sánchez para que los consumidores paguen menos y la Asociación de Empresas de Energías Renovables alertó de que pueden provocar el parón de la producción. Detrás del alza de precios (que es generalizada en toda Europa) están los elevados costes del gas (que se utiliza para producir energía en las plantas de ciclo combinado) y de los derechos de emisiones de CO2.

Subasta

La subasta de la luz en el mercado mayorista (pool) pulverizó ayer todos los récords y deja el precio de la electricidad cerca de los 190 euros (cuatro veces más caro que hace un año). Por franjas horarias, el precio alcanzará hoy su cuota más alta entre las 22 y las 23 horas, cuando llegue a 198,85 euros y no bajará en ningún momento de los 180 euros (que es lo que costará entre las 4 y las 6 horas, y entre las 18 y las 19 horas).

REE, según informó la Cadena Ser, no considera viable el cierre «adelantado y desordenado» de las centrales nucleares como amenazaron las empresas como medida de presión. «Hoy en día, cuando los siete operadores nucleares operativos cubren entre el 20% y el 22% de la demanda eléctrica, no es posible su cierre», advirtió REE. Además de la energía que producen, su aportación al sistema es muy importante desde el punto de vista técnico. La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, señaló ayer que veía «natural» el rechazo de las eléctricas a las medidas aprobadas porque su expectativa es obtener más beneficios, pero recordó que no pueden cerrar unilateralmente las centrales nucleares porque necesitan la autorización de REE (que controla el Gobierno).

La Asociación Empresarial Eólica (la patronal nacional) rechazó las medidas aprobadas por el Gobierno y advirtió del impacto negativo que pueden tener en el sector (que está en plena expansión para cumplir con los objetivos descarbonización). La patronal aseguró que la decisión del Ejecutivo puede ahuyentar la inversión en el sector. Además, la Asociación de Empresas de Energías Renovables señaló que las medidas del Ejecutivo podrían provocar la paralización de la producción de las plantas con coberturas de precios y contratos privados de compraventa de electricidad.

Control de la rebaja

El Gobierno prometió el martes abaratar un 22% el recibo hasta final de año (30% con las rebajas de impuestos aprobadas en junio) con el plan de choque que ha levantado ampollas entre las compañías. Para evitar que las eléctricas tengan las tentación de boicotear las medidas, el Ejecutivo ha encargado a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que vigile que las comercializadoras apliquen correctamente ese descuento a partir de su entrada en vigor hoy jueves. Se trata de evitar malas prácticas como las que el organismo regulador detectó tras la entrada en vigor de los tres tramos horarios de la factura en junio, cuando un «número reducido» de compañías aprovecharon para encarecer el término de energía en hasta un 30%.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats