El próximo 20 de octubre el Teatro Principal acogerá la II Gala de Empresas Centenarias de la provincia de Alicante, cita que el pasado ejercicio quedó aplazada por la pandemia. Y es que cada año, las entidades organizadoras -Cámara de Alicante y Asociación de la Empresa Familiar de Alicante (AEFA), con el patrocinio de Cajamar y la Diputación de Alicante, se han propuesto homenajear a varias empresas documentadas con cien años de historia en una gala anual e invitarlas a pertenecer al Club de Empresas Centenarias de nuestra provincia.

Este año se reconocerá a siete compañías que acumulan más de un siglo de vida a sus espaldas. Una de ellas es El Xato, un restaurante familiar que comenzó como un pequeño bar de tapas y que, 106 años y cuatro generaciones después, se encuentra en lo más alto de la gastronomía nacional e internacional.

Propuestas gastronómicas de El Xato.

Para conocer bien la historia de El Xato, hace un par de años laureado con la primera estrella Michelin de la Marina Baixa, debemos remontarnos a 1915, año en el que Pedro Balaguer Orts y Jerónima Cano Pérez abrieron por vez primera la bodega el «Ti Pere el Tardà», en la que sólo se vendía vino a granel y donde los nucieros iban a llenar su porrón.

El alma de El Xato

A la bodega, años después, la denominaron Bar Internacional y con la llegada del general Franco al poder tras la Guerra Civil cambiaron el nombre a Bar Nacional. A su jubilación, allá por el año 1948, les traspasó el negocio a sus cuñados, Francisco Cano Ivorra y Vicenta Cano Pérez quienes, siguiendo con las tapas que la época permitía, cambiaron de nuevo el nombre, pasando a llamarse Bar El Xato, por el apodo cariñoso que la abuela Vicenta puso al padre del actual staff, José Cano Cano «El Xato», quien se haría cargo del bar a partir de 1961. Ya por aquel entonces José Cano era el alma del Xato, y continúa siéndolo.

Esperanza Fuster y José Cano. Foto de archivo.

Un punto de inflexión en la historia del restaurante lo protagonizó la madre de los actuales dueños, Esperanza Fuster Devesa. Con su incorporación a este negocio familiar, empezó a modernizar y ampliar la oferta gastronómica que hasta entonces ofrecían con sus más de 30 famosas tapas, todas ellas preparadas con los mejores productos y con la ilusión que solo una madre puede poner a sus guisos.

Poco a poco, con la llegada del boom del turismo internacional a Benidorm, la cocina se fue ampliando, preparando también arroces y algún otro plato como el «pollo a la Esperanza» que un amigo de la casa alemán denominó con acierto. En 1997 José Cano Cano se jubila, y se hace la ampliación del restaurante con la compra de la casa colindante, pasándole el testigo a sus hijos Francisco y José Cano.

Antigua fachada de El Xato. Fotos de archivo.

La llegada de la chef

Otro punto de inflexión, junto a esta cuarta generación, es la llegada a los fogones de la actual chef, Cristina Figueira. Cristina se inició en el mundo de la cocina hace más de 30 años ayudando a su suegra, Esperanza, cuando «El Xato» era un bar de tapas.

Durante dos décadas ha ido evolucionando sin dejar de formarse, asistiendo a congresos y ferias gastronómicas, y haciendo prácticas en los mejores restaurantes: Martín Berasategui, Can Fabes y El Celler de Can Roca. Firmemente convencidos de que para mejorar hay que aprender, Francisco cursó estudios de sumillería y jefe de sala y José de Derecho.

En septiembre de 2006 la familia acometió la última reforma del restaurante, en la que triplicaron el espacio útil en cocina y mejoraron el resto de las instalaciones. Durante esta reforma Cristina Figueira realiza un stage en el Celler de Can Roca, donde aprende nuevas técnicas culinarias.

A Cristina Figueira le gusta la cercanía con los comensales «Que entren clientes y que salgan amigos». Su cocina se basa en el entorno y en el recuerdo, basada en platos tradicionales dándoles un giro para ofrecer una cocina mediterránea actualizada.

José Cano sirviendo cerveza. Foto de archivo.

El momento «estrella Michelin»

La cocina mediterránea y contemporánea de Cristina Figueira y la calidad de la bodega de El Xato han recibido varios premios y reconocimientos en este tiempo. En el año 2019 la prestigiosa Guía Michelin otorgó una Estrella al restaurante El Xato de la que se sienten profundamente orgullosos. Este famoso galardón valora la armonía entre la calidad del producto, el dominio del punto de cocción, los sabores, la regularidad, la relación calidad/precio y la creatividad del chef.

La cocina mediterránea y contemporánea de Cristina Figueira y la calidad de la bodega de El Xato han recibido varios premios y reconocimientos en este tiempo.

Dando el salto a la organización de eventos

Hace unos años, el restaurante decidió dar el salto a la organización de bodas y eventos. Su estrella Michelin es garantía de la excelencia de su servicio y la gran calidad en los menús y su elaboración.

El catering El Xato cuenta con la finca La Era en exclusividad, una finca única, rodeada de naranjos con vistas a la sierra helada y el skyline de Benidorm.

El Xato cuenta con la finca La Era en exclusividad

No obstante, trabajan tanto en fincas rurales, como en propiedades privadas y en diferentes edificios emblemáticos adaptando sus montajes y servicio a las diferentes características de cada uno de ellos, sin perder la calidad de su gastronomía ni la excelencia en el trato que les caracteriza.

En Catering El Xato se encargan de todo para que tú te centres en disfrutar. La Wedding Planner coordina la boda y todos los preparativos. Además, buscan todos los proveedores necesarios, gestionan el sonido e iluminación, aportan soluciones a imprevistos y, por supuesto, se adaptan en todo momento a los gustos de sus clientes.

Exteriores de El Xato.