Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Paros de 15 minutos contra el ERE del Sabadell

Los sindicatos arrancan una semana de protestas, que culminará con las huelgas del miércoles y el viernes

Trabajadores del Sabadell en la puerta de la sede del banco en Alicante, este lunes.

Trabajadores del Sabadell en la puerta de la sede del banco en Alicante, este lunes.

Los trabajadores del Sabadell han protagonizado este lunes los primeros paros -en este caso de sólo 15 minutos- dentro de la semana de movilizaciones convocada por los sindicatos para protestar por el ERE que negocia la entidad. Unas protestas que tendrán su punto culminante en las jornadas de huelga que se han previsto para los próximos miércoles y viernes, si las negociaciones no avanzan a buen ritmo.

De momento, este lunes la convocatoria era consistía en un paro simbólico de 15 minutos y en salir a la puerta de las sucursales y centros de trabajo para mostrar el rechazo al ajuste de personal. Una protesta a la que mañana seguirá otro paro de una hora, entre las 10 y las 11, y el miércoles y viernes sendas jornadas de huelga durante todo el día.

De esta forma, la plantilla del Sabadell sigue la senda que iniciaron los trabajadores de BBVA y CaixaBank, que también realizaron varias huelgas durante la negociación de sus respectivos ERE. Unas protestas inédidas durante décadas en el sector.

Un cartel anuncia la protesta de 15 minutos de hoy en una oficina del Sabadell en Alicante. Jose Navarro

"Lo que queremos es que haya una negociación real y que no se pierda el tiempo, y hasta ahora lo que vemos son pocos avances", ha apuntado Vanessa Villarreal, del sindicato Alta, que se encontraba este lunes en la concentración ante la sede del Sabadell en Alicante. Además, la portavoz sindical ha recordado la línea roja que exigen todos los representantes de la plantilla, que es que todas las salidas se produzcan de forma voluntaria y no haya despidos.

En este sentido, en la última reunión la dirección del banco planteó una rebaja del número de afectados, desde los 1.936 iniciales a 1.730. Además, mejoró las condiciones económicas. En concreto, en las prejubilaciones para los trabajadores de 58 a 62 años, la entidad subió del 55% al 57% el porcentaje de salario anual asignado que recibirán quienes se acojan al acuerdo hasta su retiro definitivo. Para aquellos que tienen 56 y 57 años se elevó del 50% al 55%, mientras que en las bajas incentivadas para los menores de 50 años se ofreció una indemnización de 30 días por año trabajado, frente a los 27 de la oferta anterior, y se establece un tope de 20 mensualidades frente a las 18 de la propuesta inicial. También se ha incluido una prima de 2.000 euros por trienio completo.

El Sabadell justifica la necesidad del nuevo ERE, tras el ajusto de 1.800 trabajadores que ya se realizó en el primer trimestre del año, porque la rentabilidad del banco sigue por debajo del coste de capital, es decir, de lo que se exige en los mercados para considerarlo una buena inversión; y, sobre todo, por la caída del número de operaciones que se realiza en las sucursales, ante el avance de la digitalización.

La dirección también ha señalado que la voluntariedad será un critero primordial dentro del proceso, pero deja la puerta abierta a despidos si no se cubren los cupos que tiene previstos.

Desde los sindicatos consideran excesivo el recorte y creen que las cifras económicas de la entidad no avalan el ajuste, especialmente cuando el beneficio ha mejorado considerablemente. Además, señalan que la carga de trabajo de los empleados es elevada.

Igualmente, insisten en que, si la entidad quiere un acuerdo, deberá aceptar que todas las salidas sean de personal voluntario, por lo que reclaman a la dirección una mejora de las condiciones económicas que haga atractivas las prejubilaciones y las bajas incentivadas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats