Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sabadell cierra cuatro oficinas en Alicante y reduce el horario de otras 18

La entidad ejecuta los ajustes previstos en su red mientras sigue con la negociación del ERE

Clientes en los cajeros automáticos del Banco Sabadell.

Con independencia del resultado de las negociaciones que mantiene con los sindicatos por el ERE, el Banco Sabadell continúa con el ajuste de la red que tenía previsto en su plan estratégico. Así, tras los primeros cierres y reconversiones de oficinas que ya ejecutó el pasado mes de junio, y que afectó a 132 locales en todo el país, este viernes será el turno de otras 215, según han confirmado fuentes de la entidad.

Alicante será una de las provincia más afectadas por estos cambios, ya que la entidad bajará la persiana de cuatro de sus sucursales en la zona y transformará otras 18 en "cajas avanzadas". Estos significa que pasará a operar la mayor parte del tiempo con cajeros, mientras que la atención personalizada se limitará a determinados horarios o únicamente a algunos días a la semana. Una fórmula con la que el banco recorta sus gastos, pero no deja desatendidos a sus clientes.

A pesar de coincidir con el último día de la negociación del ERE, la entidad no ha querido modificar el calendario que tenía previsto para cumplir con sus objetivos.

En total, el Sabadell anunció su intención de cerrar o transformar 496 oficinas, de las que 320 bajarán la persiana para siempre y otras 176 adoptan el citado modelo de atención limitada. En junio ya cerró 105 y transformó 27 y los planes del banco contemplaban ejecutar una segunda fase con 215 oficianas afectadas este 15 de octubre. De esta forma, quedaría por cerrar o reconvertir otras 144 sucursales.

Desde el banco justifican la necesidad de aplicar tanto el ajuste de personal, como este cierre de oficinas para garantizar la viabilidad del banco en solitario. A pesar de la mejora de los beneficios registrada este año, lo cierto es que la rentabilidad del banco en términos ROE apenas es del 3% cuando el coste de capital -lo que demandan los inversores en los mercados- supera el 9%.

Igualmente, desde el Sabadell esgrimen la caída de la cifra de operaciones que se realizan en las sucursales, que en algunos casos se ha llegado a reducir hasta un 82% desde 2017. Una tendencia que se ha acelerado con la pandemia.

Así, el plan estratégico diseñado por el nuevo CEO de la entidad, César González-Bueno, contempla una decidida apuesta por la digitalización de la mayor parte de operaciones, para especializar la red de oficinas físicas en aquellos segmentos de clientes más rentables, como las pymes, y en determinadas operaciones de valor, como las hipotecas y otras que necesitan asesoramiento.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats