Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Resistir con éxito más de un siglo

Aceitunas Bernal, Agrícola Villena, El Xato, Anís Tenis, Cafés Jurado, Point y Mármoles Seller reciben un homenaje a su trayectoria en una Gala de Empresas Centenarias en la que se reivindicaron políticas que no graven la carga fiscal

81

La Gala de Empresas Centenarias en imágenes Jose Navarro

Aceitunas Callosa (Bernal), de Callosa de Segura, fundada en 1900; Agrícola Villena, del municipio del mismo nombre, originaria de 1920; Restaurante El Xato, de La Nucía, nacido en 1915; Limiñana y Botella (Anís Tenis), de Monforte del Cid, desde 1921; Jurado Hermanos (Cafés Jurado), de Alicante, también de 1921; Muebles Point, de Xaló, con orígenes en 1920; y Mármoles Seller, de Novelda, que vio la luz en 1901. Todas ellas han tenido que hacer frente a vicisitudes como guerras, crisis económicas y pandemias, y también todas han logrado resistir e incluso protagonizar trayectorias empresariales de éxito.

Por ello recibieron este miércoles, en el Teatro Principal de Alicante, un merecido homenaje en la segunda edición de la Gala de Empresas Centenarias, un evento organizado por la Cámara de Comercio y la Asociación de la Empresa Familiar (Aefa), respaldado por la Diputación y Cajamar, y con la colaboración de KPMG, Padima, Museo Comercial, Ayuntamiento de Alicante y INFORMACIÓN. El acto, celebrado ante 400 representantes empresariales e institucionales, también tuvo espacio para la reivindicación, con la reclamación tanto por parte de la presidenta de Aefa, Maite Antón, como del presidente de la Diputación, Carlos Mazón, de la supresión del impuesto de sucesiones.

Abrió la cita el alcalde de Alicante, Luis Barcala, quien precisamente se refirió a la capacidad de resistencia de estas empresas, y al trabajo de su actuales gestores, «que mantienen viva la ilusión de los que fueron pioneros».

El presidente de la Cámara de Comercio, Juan Riera, subrayó que «todas las empresas que tienen documentados cien años de existencia sin cambiar de esencia, ni de propietarios, ni de sector empresarial, tienen un mérito increíble. En un mundo tan cambiante, una empresa que resiste cien años es un modelo de buenas prácticas y buena gestión, y ejemplo para todos los empresarios de la provincia y los jóvenes que emprenden».

Por su parte, Manuel Nieto, director territorial de Cajamar en Alicante, indicó que «todo reconocimiento a estas generaciones de emprendedores, soñadores y valientes es poco, y hoy mostramos nuestra admiración al inmenso mérito que atesoran, compartiendo tal proeza con toda la sociedad alicantina».

La presidenta de Aefa, Maite Antón, calificó de «heroicidad» la trayectoria de estas empresas, «la mayoría de ellas familiares, que han sabido conservar su esencia, sus valores, su arraigo con el territorio y con las personas, lo que las convierte en especiales y en un ejemplo a seguir». Antón también aprovechó su intervención para reivindicar «políticas que no graven la carga fiscal de las empresas», reclamando, concretamente, «la exención de los impuestos de sucesiones». También protestó «por la falta de solidaridad del Estado, que nos ha situado a la cola de las inversiones, agravando la situación de infrafinanciación de la provincia», en referencia a los recientemente presentados Presupuestos Generales.

El presidente de la Diputación, Carlos Mazón, se alineó con la representante de Aefa. Tras reconocer el mérito de las empresas centenarias y su capacidad de resistencia, concluyó su discurso con dos peticiones: «que todos reivindiquemos la supresión del impuesto de sucesiones», y que «esta Navidad apoyemos a los productos de nuestra provincia a la hora de consumir y regalar».

En lo que respecta a la concesión de los galardones, Juan Riera entregó el reconocimiento a José Juan, Francisco, Vicente y Antonio Pons, de la empresa Point; Luis Barcala a Alfonso y José Luis Jurado, de Cafés Jurado; y Ángel Angulo, director gerente de INFORMACIÓN, y Miguel Ángel Paredes, socio responsable de KPMG en la Comunidad, a José Navarro y David Cespedes, de Agrícola Villena.

Manuel Nieto entregó el reconocimiento a Ana e Isabel Bernal, de Aceitunas Bernal; David Beltrá, director del Museo Comercial, y Eva Toledo e Ivan Sempere, de Padima, hicieron lo propio con Ernesto y Enrique Seller, de Mármoles Seller; Maite Antón a Francisco y Pepe Cano, Esperanza Fuster y Cristina Figueira, de El Xato; y Carlos Mazón aAntonio Botella y Santiago Limiñana, de Anís Tenís.

Los representantes de Agícola Villena, flanqueados por Ángel Angulo y Miguel Ángel Paredes. | JOSE NAVARRO

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats