Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

BBVA prevé que la llegada de turistas extranjeros impulse el sector inmobiliario alicantino en 2022

El gabinete de estudios señala que la falta de compradores foráneos lastra la completa recuperación de la actividad este ejercicio

Urbanizaciones en Orihuela Costa.

La falta de compradores extranjeros por las restricciones para frenar la pandemia ha provocado que la recuperación del sector inmobiliario en Alicante haya sido menos intensa que en el resto de provincias de la Comunidad Valenciana. Algo lógico si se tiene en cuenta que los compradores foráneos suponían antes de la llegada del covid más de la mitad de todo el mercado en la Costa Blanca. Sin embargo, el levantamiento de esas limitaciones a partir de este otoño también llevará a que la mejora del sector sea más intensa en la provincia el próximo ejercicio.

Al menos así lo prevé el economista de BBVA Research Félix Lores, que este jueves ha presentado en la feria Urbe de València el análisis que este servicio de estudios ha realizado sobre la situación actual del sector, tras la pandemia. Un informe que pone de relieve la rapidez con la que el mercado inmobiliario ha recuperado el tono tras el paréntesis del año pasado. Así, en los primeros ocho meses del actual ejercicio la cifra de operaciones ha crecido un 50% en el conjunto del país, y un 54% en el caso de la Comunidad Valenciana, con lo que prácticamente se ha alcanzado la tendencia previa a la pandemia, según Lores.

Una buena evolución que el economista a la mejora de la situación económica y la demanda embalsada de los meses del confinamiento, pero también al ahorro que se generó en este tiempo y que ha favorecido, por ejemplo, la denominada vivienda de reposición. Es decir, cuando se compra una casa para mejorar.

A ello hay que sumar el mantenimiento de unos bajos tipos de interés que, por ejemplo, permiten que un hogar medio de la Comunidad solo deba destinar alrededor del 20% de su renta al pago de la hipoteca.

Eso sí, a pesar de esta rápida mejora, BBVA Research calcula que en toda España dejaron de venderse unas 125.000 viviendas en toda España y alrededor de 27.000 en la autonomía.

En cuanto a la evolución por provincias, el estudio señala que Alicante sufrió el mayor golpe al año pasado, al descender las compraventas un 22,7%, frente a menos del 13% que cayeron en València y Castellón. Pero, además, el informe señala que la recuperación en 2021 también está siendo menos intensa en la provincia que en el resto de la Comunidad valenciana, por el mayor peso de los compradores extranjeros que aún no han podido venir. Así, aunque el número de transacciones sea similar al de 2019, no se ha logrado la misma tendencia creciente que se veía entre 2016 y 2019. Algo que también se observa en el inicio de nuevas promociones.

De esta forma, entre enero y junio en Alicante se visaron un 18% menos viviendas que el año anterior, frente al descenso del 14% de València o la mejora del 58% de Castellón.

"Esperamos que ocurra algo similar a lo que sucederá con el turismo. Si esta año la mejora se ha debido al tirón de los visitantes nacionales, el próximo veremos una recuperación de los turistas extranjeros y eso favorecerá también un aumento de las transacciones de viviendas en este segmento", apunta Félix Lores. Un cambio con el que Alicante se verá especialmente beneficiado sobre el resto de la autonomía.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats