Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los empresarios de la Comunidad piden más estímulos al crecimiento y rechazan las subidas de impuestos

La patronal CEV abogan por una rebaja fiscal para compensar el alza de los costes de la energía o el transporte

Un momento del comité ejecutivo que la CEV ha celebrado este jueves.

Los empresarios de la Comunidad Valenciana no creen que sea el momento de subir o crear nuevos impuestos y, por el contrario, reclaman mayores estímulos al crecimiento por parte de las administraciones para afianzar "las bases hacia una economía competitiva, sostenible y atractiva para inversiones autóctonas y extranjeras".

Así lo han apuntado este jueves desde la patronal autonómica CEV, tras la celebración de su comité ejecutivo, en el que han analizado las distintos cambios impositivos que hay sobre la mesa, como la posible implantación de la tasa turística en la Comunidad Valenciana, los nuevos tributos que plantea el Anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica, la posible imposición de una tarifa para quienes circulen por autovías, la creación del tipo mínimo del 15% en el Impuesto sobre Sociedades o el cambio normativo para que las eléctricas contribuyan a controlar la subida de precios de la luz repartiendo entre todos los tipos de energía los costes de la subida del gas.

Una acumulación de propuestas que no gusta nada a los empresarios valencianos que, por el contrario, advierten de que sus cuentas ya empiezan a flaquear con la subida de los costes que afrontan en las materias primas, la electricidad o el transporte.

Así, desde la CEV señalan que la política fiscal "debe diseñarse de modo que favorezca el crecimiento" y que un incremento de la carga impositiva "tendrá justo el efecto contrario sobre la actividad y el empleo". Por el contrario, "una política fiscal ajustada a las circunstancias y previsiones reales de la economía -con una previsión de crecimiento corregida a la baja y con un elevado coste de la energía, las materias primas y los fletes-contribuiría a la mejora no sólo de los ingresos, sino que principalmente se podría convertir en un elemento motivador para la inversión", han apuntado en el comunicado oficial que han remitido tras el encuentro.

Para la CEV un sistema fiscal verdaderamente competitivo es capaz de compensar reducciones en la presión fiscal con el "efecto multiplicador" que, a su juicio, supone para la recaudación el incremento de la renta disponible de más agentes económicos con más capacidad de inversión y consumo.

El comité ejecutivo de la patronal ha mostrado también su preocupación por la pérdida de competitividad de las empresas de la Comunidad Valenciana a consecuencia del auge de los costes energéticos, otro de los motivos por los que las empresas reclaman una rebaja de la presión fiscal, y cuyas consecuencias no sólo afectan al sector industrial sino al resto de sectores. En ese sentido, la CEV insiste en que las pérdidas en las cuentas de resultados de las empresas son ya una realidad, y ha pedido que no se potencie la posición de un sector en detrimento de otros, porque de ese modo se perjudica tanto a empresas como a consumidores.

Por último, la CEV ha reclamado mayor previsión para que, ni a corto ni a largo plazo, las subidas de impuestos, la falta de políticas estratégicas en materia de energía, la inflación de costes, o los vaivenes en materia laboral alejen la recuperación. Para las empresas no sirven sólo las soluciones a corto plazo, "se necesita una planificación de futuro si se quiere evitar que las empresas dejen de invertir en este país. Esto tiene un coste en términos de riqueza, de puestos de trabajo y, por tanto, de bienestar social, algo que preocupa a todos los sectores empresariales", apuntan desde la CEV.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats